domingo, 21 de octubre de 2018

QUIZÁS, Y SIN DARME CUENTA...



Quizás, y sin darme cuenta,
te debo un favor muy grande,
te debo tener la vida
y estar en tus brazos, Madre,
te debo seguir despierto,
andar por campos y mares,
calmar la sed tan sedienta
en fuentes de caños grandes,
te debo sentirme vivo,
soñar como tantos ángeles,
gritar a propios y extraños
lo que recogen las calles,
tu polvo está en las aceras,
las voces calladas de antes,
las tardes que traen las sombras
las noches que tanto saben...

Quizás estén muy sombrías
las tiendas y soportales,
los bancos y los jardines
las flores de los estanques,
y puede que tú, despierta,
de rezo tengas la salve,
¡oh madre de mis amores,
que tanto por mi luchaste!
recuerdo tu cara triste,
tu rostro, moreno, que arde,
los ojos color castaño
y el pelo de nieve suave,
llevabas agua en los ojos,
sonrisa y mirada grave,
buscabas el infinito
quizás llamando a mi Padre...

¡oh, madre de mis amores!,
¿por qué no vi, tu mensaje?...   

"...Mensaje de seguir viva,            
con ansia por abrazarme,                
el hambre de estar conmigo
y ser, por siempre, mi Madre..."

Rafael Sánchez Ortega ©
04/10/18

sábado, 20 de octubre de 2018

LA VIDA SE ESTIRA...



La vida se estira
igual que las olas,
pequeñas cucañas
que cuentan las horas,
ya llega el otoño,
marcando su paso,
le sigue el invierno
que es ya centenario,
y abril se proyecta
lejano y cercano
su faro tranquilo
te ofrece su mano,
pero es que las prisas
marchitan las rosas,
y así los rosales
se vuelven y enojan,
entonces un día
llegó muy despacio
la nube y la luna
pidiendo tu mano,
y tú se la diste
sin pena ni gloria,
lanzando un suspiro
mirando la aurora,
y allí nos quedamos,
mi tierna princesa,
buscando aquel verso
y en él, las sirenas
pero éstas, dormidas,
olvidan las rosas,
las manos de nieve,
los niños que lloran...

"...La vida se estira,
se tuerce, se dobla,
y sigue su paso
jugando a la comba..."

Rafael Sánchez Ortega ©
03/10/18

viernes, 19 de octubre de 2018

TUVE MIEDO...



Tuve miedo del tiempo que pasaba, inexorable,
y al vacío de tu voz y tus palabras.

Tuve miedo a quedarme dormido 
en los sueños infantiles
y despertar hallándome en la nada.

Tuve miedo a naufragar, en el viaje de la vida,
y encontrarme navegando entre recuerdos.

Tuve miedo a la soledad del otoño,
y a que floreciera la nostalgia de la infancia
ya perdida.

Tuve miedo de pedir al cometa 
aquel deseo que mi pecho exigía, 
y me quedé mirando las sombras de la noche.

Tuve miedo de perderte y te dejé partir 
para que el miedo se hiciera realidad.

Rafael Sánchez Ortega ©
30/09/18

jueves, 18 de octubre de 2018

ENTIENDE TROVADOR...



Entiende trovador lo que te dicen
las olas y la mar por la mañana,
seguro que el mensaje que te dejan
contiene poesía de sus aguas,
los versos de sirenas y marinos,
retazos de veleros y batallas,
la pesca del besugo en las traineras
y el remo con su música sagrada,
entiende en ese adagio prodigioso
la esencia del salitre de las almas
y puede que hasta veas la batuta
del cielo entre galernas desatadas,
recoge, si es posible, los susurros
dejados por corsarios y piratas,
y toma las cenizas de los muertos
que fueron a dormir entre las playas...

"...Entiende trovador a los silencios
y apura, un poco más, a sus palabras,
seguro que tendrán bajo sus labios
recuerdos rescatados a la nada..."

Rafael Sánchez Ortega ©
29/09/18

miércoles, 17 de octubre de 2018

TRATARÉ...



Trataré de olvidarte, canción de la infancia,
con la gran inocencia que inundabas mi alma.

Trataré de que sigan las palabras sinceras,
en quietud y silencio, al compás de mis pasos.

Trataré de que brille el fulgor en tus ojos
como aquel, que recuerdo, del ardiente verano.

Trataré de que cese el temblor de tus manos,
aunque tiemblen las mías, al sentir el otoño.

Trataré que la vida te refresque las sienes,
y te cubra de rosas, con auténticos besos.

Trataré de que seas algo más que un recuerdo,
mariposa sin nombre, que alegraste mi vida,
aunque ahora estés lejos.

Rafael Sánchez Ortega ©
28/09/18

martes, 16 de octubre de 2018

PEQUEÑA CICATRIZ...



Pequeña cicatriz
que aflora por el pecho,
oculta tras la ropa
que llevas en invierno,
preciso que me digas
la causa del tormento,
las llamas contenidas
y origen de ese fuego,
no quiero que te sientas
sumida en un infierno,
ni quiero que tus ojos
vacilen por el miedo,
por eso sé valiente
y acéptame este beso
del labio tembloroso
que busca el tuyo presto...

Pequeña cicatriz,
cual nudo marinero,
atrapa la mirada
del niño con tu verso,
será como un mensaje,
un hilo proa al viento,
la forma del cometa
que vuela y se va lejos,
quizás en esa huella
pululen los recuerdos,
y no muy agradables
y acaso no estén lejos,
pero de todas formas
tú tienes algo eterno
y así lo grita el alma
que vive en el desierto...

"...Pequeña cicatriz
escucha este lamento
del hombre que acaricia
el daño que te han hecho..."

Rafael Sánchez Ortega ©
27/09/18

lunes, 15 de octubre de 2018

SERÉ LA BRISA...



Seré la brisa que en tu cabello
bese la misma con gran candor
y, por supuesto, seré la mano
que busque el rayo que deja el sol
para llevarle, pronto a tus ojos
esa alegría que dios nos dio,
y así, seguro, que tu sonrisa
será sincera con esa flor,
en un instante serás gaviota,
serás las olas de mi canción,
y por la arena seré la alfombra
y tú la nota de algún farol,
pero si quieres iremos juntos,
salvando rocas al malecón,
y allí veremos pasar los barcos
con marineros, ojo avizor...

Seré el abrazo que tú precisas
y tú el latido que espero yo,
serás el beso que está temblando
a que mis labios te den amor,
porque te quiero, porque te amo,
porque tú sientes esta pasión,
y nos buscamos y nos sentimos
y ambos perdemos el buen control,
porque no importa perder la vida
si van unidos en oración,
los sentimientos y los latidos
que solo aspiran al mal menor,
a que se abracen y a que se besen
unas figuras bajo el reloj,
y esas personas somos nosotros,
tú bella niña y un trovador...

"...Seré la sombra que tras tus pasos,
marche a tu lado cual caracol,
seré tu ángel y tú la luna
de un fiel poema que dios trazó..."

Rafael Sánchez Ortega ©
26/09/18