viernes, 22 de febrero de 2019

LAS MARIPOSAS...



Las mariposas
están adormecidas
por el invierno.

Pero tus ojos
son tiernas amapolas
y están despiertos.

Yo quiero verlas,
volar entre tus sueños,
dormir contigo.

Quizás un día
volemos por el cielo,
con los cometas.

Seremos niños,
quizás, por un instante,
irrepetibles.

Y en la mirada
tendremos la alegría
de aquella infancia.

Y qué bonito
volar entre los versos
de algún poema.

Que sean tuyas 
las letras que se formen
y cobren vida.

Y esos latidos
serán quintaesencia
de mi poema.

Rafael Sánchez Ortega ©
15/02/19

jueves, 21 de febrero de 2019

HABLAR DE AMOR...



Hablar de amor es algo muy difícil,
es someter a un yugo las palabras,
es caminar despierto entre los surcos
y es confesar, también, por qué se ama,
por eso se hacen densos los silencios
y las noches, sin querer, se alargan,
se oye al búho cantar en la ribera
y las farolas duermen en las plazas,
es una sensación indescriptible,
es caminar a ciegas por cañadas
es confesar, amor, lo que tú sientes
y quieres compartir, de nuevo, al alba,
te asomas a la boca del vacío
y sientes a los versos de la nada,
presientes que la vida es otra cosa
y un nudo te atenaza las entrañas...

Hablaste corazón y fue difícil,
pudiste conversar sin las palabras,
difícil fue el camino de los sueños
y confesar, amor, por qué tú amas,
ya veo que aclaraste los silencios
y que las noches de dolor se pasan,
viste al búho, del olmo, en la ribera,
las farolas dormidas en la plaza,
fue algo  muy especial, inenarrable,
fue caminar en nubes por cañadas
y trasladar así, lo que tu sientes
a esa persona que te aguarda al alba,
por eso confesado y en silencio
devuelve la tristeza que te embarga,
se puede amar, amor, con entelequias
o amar, querido amor, con todo el alma...

"...Hablar de amor es algo que estremece,
se rompen los silencios con la magia,
sacamos los suspiros encerrados
y vuelan, temblorosas, las palabras..."

Rafael Sánchez Ortega ©
14/02/19

miércoles, 20 de febrero de 2019

SE HA MARCHADO LA TARDE...



Se ha marchado la tarde
y ha llegado la noche,
las gaviotas pasaron
y también los gorriones,
ahora surge el silencio,
el rumor de las torres,
y la bruma ya cubre 
a la plaza y al roble,
y se quedan sombrías
las aceras sin nombre,
los caminos y campos,
las colinas y montes,
porque esperan que llegue
poco a poco, y que asome,
esa luna de plata
con su manto y su broche...

Yo contemplo el suceso,
esta marcha salobre,
que me deja en los labios
un sabor uniforme,
y es que el tiempo se pasa
y atrás deja las voces,
de recuerdos dorados
y los ecos sin orden,
volverán otros tiempos,
surgirán mil razones
de sacar del olvido
a las rosas mejores,
aunque siempre, es posible,
que una espina nos corte
y hasta brote la sangre
y la duda se forme...

"...Se ha marchado la tarde
con su paso tan torpe
y la noche ha llegado
con su abrigo y capote..."

Rafael Sánchez Ortega ©
13/02/19

martes, 19 de febrero de 2019

NO LLORES MARIPOSA...



No llores mariposa
y sigue tu camino,
las alas desplegadas
emiten mil suspiros,
tu dulce simetría
anima los sentidos
y todo se valora
al verte sobre un lirio,
muy cerca de las aguas
y fuentes de los ríos,
por ello mariposa
alegra tus ojitos,
y deja que tu llanto
se funda en el olvido
serán las golondrinas
causantes de este ripio...

Un día tú volabas
marchando al infinito,
te vieron mis pupilas
siguiendo tu destino,
y así me transportaste
a un mundo muy sombrío,
muy lejos de mis sueños
en que era tan divino,
y fuimos por aldeas
de campos amarillos,
cruzando muchos campos
de añejos campesinos,
pudiendo detenernos
las huellas y cariño,
dejadas en la tierra
por tantos elegidos...

"...No llores, me dijiste,
no seas como un niño,
ya ves, las mariposas,
¡qué versos más sencillos!..."

Rafael Sánchez Ortega ©
12/02/19

lunes, 18 de febrero de 2019

VEN A MI LADO...



Ven a mi lado,
busquemos el silencio,
para violarlo.

Con nuestras risas,
también con las miradas,
¡con muchas cosas!

Tú bien las sabes,
pequeña mariposa,
y te sonríes.

Si sale el sol
busquemos el refugio
de sus caricias.

En algún porche
perdido de la iglesia,
de cara al sur.

Y allí veremos
cruzar las golondrinas
de primavera.

En las colinas,
cercanas de la aldea,
veremos vacas.

Desperdigados
se ven los invernales
y caseríos.

¡Tantos recuerdos,
quedaron retenidos
en sus pajares!

Rafael Sánchez Ortega ©
11/02/19

domingo, 17 de febrero de 2019

AUNQUE LAS OLAS...



Aunque las olas se cansen
de romper sobre la costa,
otras olas volverán
con espumas y gaviotas,
y es que las aguas bravías
no conocen ni razonan
y prosiguen las peleas
de la mar y de las olas,
y así se van sucediendo
los combates y derrotas
de las ondas invisibles
que se estiran y se enojan,
y aunque los vientos alisios
lleven paz a sus alforjas,
siempre tendrán el rescoldo
de otras aguas más traidoras...

Por eso surgen de nuevo
nuevas olas silenciosas
que alimentan mil pasiones
con espinas y coronas;
poco a poco se retuercen
en singladuras muy sordas
y van llegando a las playas
a los puertos y a las costas,
y allí desgranan su furia,
sus deseos de victoria
y su pasión se diluye,
hasta la última gota,
en un combate sublime,
una batalla gloriosa,
y aunque la tiene perdida
tienden las olas su ropa...

"...Aunque las olas se cansen,
volverán con sus alforjas,
a iluminar tus pupilas,
luna blanca, seductora..."

Rafael Sánchez Ortega ©
11/02/19

sábado, 16 de febrero de 2019

TE BALANCEAN...



Te balancean las olas
y no dejas de bailar
porque estiras las pestañas
disfrutando de ese vals,
barca linda, barcarola,
mi trainera singular,
con tu proa, firmemente,
trazas ondas de cristal,
y si paran, un instante
esos remos su bogar,
te detienes en la calma
de un remanso y una paz,
luego sueltas tu melena,
con la vela principal
y la quilla toma rumbo
hacia el puerto y el hogar...

Eres sueño ante los ojos
de los niños y el zagal,
concentrados en la lumbre
de las noches y ante el llar,
allí surgen las leyendas
de manera popular,
entre el niño y el grumete
convertido en capitán,
y se habla de la luna,
de las playas de ultramar,
de galernas y ventiscas
y del fiero temporal,
el oyente se estremece,
y un poeta y un juglar
van naciendo, sin saberlo,
en el alma del chaval...

"...Te van meciendo las olas
y te dejas moldear,
con la brisa, mi trainera,
como rosa en un rosal..."

Rafael Sánchez Ortega ©
10/02/19