domingo, 23 de septiembre de 2018

CUANDO LA NOCHE TE CIERRE LOS OJOS...



Cuando la noche te cierre los ojos
encontrarás, sin prisas, lo que buscas,
quizás las zapatillas de Aladino,
tal vez, el parasol de Moctezuma.

Es fácil que te duermas en el lecho
y pienses que los brazos de la luna
te arropan y acarician sin descanso
y muestran su otra cara y lo que oculta.

Conserva de la noche sus misterios,
los ojos, invisibles, con que embruja,
la magia que nos deja y estremece
y arranca mil jirones de ternura.

No temas las tinieblas tenebrosas
que envuelven y que abrazan con sus brumas,
respétalas, si acaso, simplemente
y saca de las mismas tus preguntas.

"...Por eso sé sensible con la noche
comprende que la misma es muy profunda
y oculta entre sus pliegues maravillas
y un tiempo que es precioso mientras dura..."

Rafael Sánchez Ortega ©
05/09/18

sábado, 22 de septiembre de 2018

UN DÍA LOS AMIGOS...



Un día los amigos
se vuelven perezosos,
te dicen que no tienen
el beso de su rostro,
quizás sean los labios
y el beso tan ansioso,
perdido entre los sueños
del mundo de los locos,
es fácil su indolencia,
cansarse sin apoyos,
sentir ese vacío
sabiendo que están solos,
por eso recriminan
y escupen tantos lodos,
diciendo que les falta
el abrazo del oso...

Un día los amigos
comprenden que son otros,
aquellos que les fallan
y evitan sus antojos,
quizás por ser pedantes,
locuaces en su tono,
y un tanto entristecidos
los ojos de la foto,
por eso se rebelan
vagando como lobos,
surcando las callejas
manchándose de polvo
y entonces, (gran milagro),
despiertan silenciosos
los niños en sus casas,
diciendo lo que somos...

"...Un día los amigos
comprenden, con asombro,
al mundo tan diverso
donde cabemos todos..."

Rafael Sánchez Ortega ©
04/09/18

viernes, 21 de septiembre de 2018

SURGIERON...



Surgieron sin pensar, y así nacieron,
las palabras que salen al cuaderno.
Pequeñas vivencias y retales,
hermosas mariposas soñadoras
y en otras, telarañas, 
recogidas con paciencia
en la memoria.

Nacieron vacilantes estas letras,
intentando llenar unas cuartillas,
aunque sé que, muchas veces,
la caricia llegaba en los latidos de la vida 
que amanece con el alba, 
en la tarde que pasaba y se marchaba 
en un suspiro,
en la esencia de los versos 
que formaban el poema
y se vive cada día.

Surgieron temerosas y con miedo
“cien palabras” que aquí nacen,
intentando suspirar y ver la vida,
para ti.

Rafael Sánchez Ortega ©
04/09/18

jueves, 20 de septiembre de 2018

SIEMPRE...



Siempre estarás conmigo en el recuerdo
y te veré tomando aquel café, de cada tarde,
en el bar de la plaza 
y en la mesa que ahora
aparece vacía.

Siempre guardaré los largos ratos compartidos,
aunque algunos duelan 
y otros sean más hermosos,
ya que fueron vividos intensamente
en un tiempo del pasado 
y que nunca volverá.

Pero estoy seguro de que siempre 
seguirá llegando, hasta mi lado, 
la brisa del nordeste 
y su caricia embriagará mi cara
dejándome el recuerdo de que un día 
también te besó y acarició.

Por eso siempre seguirás conmigo,
aunque sea en el recuerdo.

Rafael Sánchez Ortega ©
04/09/18

miércoles, 19 de septiembre de 2018

OJOS QUE TODO LO VEIS...



Ojos que todo lo veis,
recorriendo el universo,
como el sol en las alturas
y la luna en su reflejo,
decidme en este septiembre
si mi destino es correcto
ya que el rumbo de mi nave
se ha escorado a barlovento
y no sé si estoy perdido
o voy bien para ir al puerto,
donde me espera mi casa
la familia y compañeros
y una viejita fornida
con un rostro muy travieso,
suspirando por mi nombre
una oración a los cielos...

Quizás os llegue a vosotros
ese susurro y el rezo
que se escapa de los  labios
para obtener mi regreso,
pero entre tanto, vacilo,
porque mi rumbo es incierto
aunque le pido a la luna
que me mantenga sereno
para que luego, en el día,
el sol me diga sin miedo
que despliegue bien las velas
y navegue proa al viento,
librando dura batalla
con el mar y con los remos
y así llegaré, sin duda,
hasta el puerto de mis sueños...

"...Ojos que todo lo veis
ayudarme en este intento,
para ver, por vuestros ojos,
lo que en los míos no encuentro..."

Rafael Sánchez Ortega ©
03/09/18

martes, 18 de septiembre de 2018

FUE PRECISO...


Fue preciso que te viera,
que sintiera tus palabras
recitando mi poema.

Me dijiste que tus ojos lo leyeron
una tarde, en el cuaderno de una amiga,
y quedaste impresionada
por la rabia que llevaba.

Yo quedé muy sorprendido
y pensé que exagerabas.
Recordaba aquel poema
como fruto de unos versos
que salieron, sin pensarlo.

Fue una tarde de septiembre
en que volaron esas letras de mi cuarto
intentando ver las olas de la playa,
pasear por sus arenas,
embriagarse con el yodo
y el salitre de las aguas.

…De esta forma coincidieron nuestros pasos
a través de mi poema.

Rafael Sánchez Ortega ©
03/09/18

lunes, 17 de septiembre de 2018

FUE EN SEPTIEMBRE...



Fue en septiembre cuando volví a la vida
nuevamente.
Me rescató la mano poderosa
que velaba por mis sueños.

Y volví a la vida, nervioso y sorprendido,
sacándome los miedos 
con el paso de los días
y sintiendo a esa mano, entre las mías,
que servía de sostén 
para avanzar por el camino.

Porque la vida es avanzar y sortear
por sendas y caminos,
subir cuestas y escaleras 
con pendientes
y soportar los temporales y galernas
que nos llegan día a día.

Fue en septiembre, y lo recuerdo,
mientras sigo y continúo mi camino 
con tu mano entre mis manos.

Rafael Sánchez Ortega ©
02/09/18