martes, 20 de noviembre de 2018

LLEGÓ EL OTOÑO...



Llegó él otoño, y me encontró desnudo 
y en silencio, abandonado en una soledad 
llamada vida.

Llegaron y volvieron los días cortos y grises, 
los amaneceres tardíos, 
las tardes cortas y presurosas,
con sus telarañas y brumas.

Llegó el frío del tiempo 
para juntarse a ese otro frío del alma, 
que tú dejaste, entre tinieblas,
cubierto con una máscara de carnaval. 

Llegó aquel momento en que me vi solitario
ante el espejo, y me incliné ante sus cristales,
esparcidos y rotos, por el suelo…

Llegó la soledad y el silencio, con tu ausencia, 
y traté de consolarme con los recuerdos.

Rafael Sánchez Ortega ©
06/11/18

lunes, 19 de noviembre de 2018

ENTENDÍ TU MENSAJE EN EL SILENCIO...



Entendí tu mensaje en el silencio
y marché, con el mismo, hacia la nada,
quería refugiarme en las tinieblas
y ser un Peter Pan con telarañas,
quería ser la rosa de los vientos
que un día sorprendió la marejada,
cubiertas sus espinas por las olas
dejando entre las aguas su nostalgia,
quería emborracharme en el salitre
y ser el cisne gris de la mañana,
que marcha en un estanque abandonado
en pos de la silueta de las hadas,
es fácil que renazcan del silencio
los gritos inaudibles de fantasmas,
aquellos que surgieron en las noches
por medio de cadenas y campanas...

Entendí que quisieras liberarte
y marchar por el mundo con tus alas,
a beber en las fuentes misteriosas
que ofrecían mil sueños y esperanzas,
pero yo me quedé con una duda
y pensaba en un tiempo y las palabras,
cuando tú me ofrecías tu cariño
y, también, me decías que "me amabas",
pudo ser una frase irreflexiva
para hacer de mi vida una metáfora,
un oasis de paz, un espejismo
y lograr embriagar, así, tu alma,
pero atrás me quedé con el silencio,
compañero de guerras y batallas,
él bien sabe de heridas y lamentos
y de sangre, tinieblas y de lágrimas...

"...Entendí que los hombres nacen libres
y que tú, en el fondo, eso buscabas,
a pesar de sumirme en el silencio
y negar lo que un día proclamaras..."

Rafael Sánchez Ortega ©
06/11/18

domingo, 18 de noviembre de 2018

SE AMONTONAN...



Se amontonan las esquirlas
y las arrugas del tiempo,
mientras trotan los caballos
por polvorientos senderos,
y sus huellas se diluyen
y se estremecen los truenos,
y muchas nubes llorosas
cubren con agua los cielos,
pero aquí abajo, en la tierra,
hay ese olor de los muertos,
con las campiñas perdidas
y con sangre por los suelos,
hoy el sudor se ha perdido
y no existe ya el esfuerzo,
por alcanzar esa rosa
de la batalla y su premio...

Se ha perdido la esperanza
por la tenaza del miedo,
y se mira, sin palabras,
en la noche, y al silencio,
esperando que nos diga
una frase de consuelo,
para romper el suspense
que atenaza tantos nervios,
y se busca día y noche,
y se mira el universo,
se suplica y se mendiga
esa respuesta y deseo,
"que los hombres sean libres
para vivir el momento,
para sentir que la vida
es como el soplo de un beso..."

"...Se amontona la nostalgia,
y los puñales y el hielo,
mientras las lágrimas surgen
y se congelan los sueños..."

Rafael Sánchez Ortega ©
03/11/18

sábado, 17 de noviembre de 2018

DE ANTES...



De antes contaba los días y semanas
que, iban pasando y, transcurrían 
desde que me quedé absorto 
escuchando el silencio de tus pasos.

De antes miraba al cielo durante el día 
y también le miraba en la tarde,
y en la noche, esperando el paso de las estrellas
que nunca llegaban.

De antes suspiraba al sentir tu presencia,
caminando por la alameda y, bajando 
con paso firme, para llegar a mi lado.

De antes rezaba por llegar a la hora concertada
a nuestra cita y resarcirme besando tus labios 
y robando tu sonrisa.

…Pero hoy, simplemente me enjuago una lágrima.

Rafael Sánchez Ortega ©
02/11/18

viernes, 16 de noviembre de 2018

CON CANDOR...



Con candor he acudido a tu cuaderno
para ver este folio diferente
que me atrae y me impulsa hacia el averno.

El otoño se muestra prepotente
y me invita hacia él con mil caricias
y esa luz, especial, tan convincente,

Es posible soñar con avaricias,
de ese pecho del hombre que suspira,
confundiendo poemas y estulticias.

Porque no es de recibo la mentira,
ni mentir al espejo el infeliz,
cuando escancia los versos de tu lira.

Rafael Sánchez Ortega ©
01/11/18

jueves, 15 de noviembre de 2018

BUSCO...



Busco la fecha y veo que no sigues a mi lado,
que te fuiste y que partiste 
aquel día que recuerdo.

Busco el aroma de tu piel y de tu cuerpo
que creaba tantas sensaciones en el mío.

Busco tu mirada y también ese fondo transparente,
y cristalino, de tus pupilas,
para intentar leer en ellas unos versos olvidados.

Busco la poesía de tus labios, entre los míos,
para rescatar tantos besos compartidos y conseguir,
otra vez, el embrujo de la vida.

Busco la paz de tu palabra, de tu vida y compañía,
y me despierto solo y en silencio.

Rafael Sánchez Ortega ©
01/11/18

miércoles, 14 de noviembre de 2018

LA VIDA...



La vida es como un soplo y un instante
un destello de luz en una apnea,
un espacio de tiempo fascinante
y, a la vez, el rumor de una marea.

Y esta vida, que digo, es importante,
es mi vida buscando la odisea
con el paso, cansado, del gigante
que, en otoño, camina hacia la aldea.

Y la vida termina como empieza,
y se pasa, volando, en un suspiro,
con el rumbo, sin norte, del corsario.

Yo quisiera vivir con la certeza
de sentir que se plasma en un papiro
estos versos, sin vida, del sudario.

Rafael Sánchez Ortega ©
31/10/18