lunes, 23 de octubre de 2017

EL AMOR QUE SE OLVIDA...



El amor que se olvida está perdido
y no sabe de guerras y trofeos;
esa paz inculcada en los deseos
languidece de modo inmerecido.

Es la culpa del pecho malherido
mientras lanzan sus labios mil jadeos,
recordando los besos y paseos,
de aquel tiempo marchito y fenecido.

El amor que conduce a la locura
es el mismo que avanza desbocado
y que irrumpe, con fuerza, en la llanura.

Es candor el latido enamorado
que conduce, sin pausa, a la ternura
y que acaba en el rito apasionado.

"...Pero acaba sin más con tu tortura
ese amor que presumes olvidado..."

Rafael Sánchez Ortega ©
17/10/17

domingo, 22 de octubre de 2017

AMANECE YA...



Amanece ya y despierta
no te quedes en tus sueños.

Es la vida que prosigue
el latido que ahora sientes.

El rumor de la resaca
es del labio que suspira.

Hasta el canto de la alondra
Es la voz que aquí te llama.

(...Y tú sigues con los sueños
Infantiles...)

Rafael Sánchez Ortega ©
17/10/17

sábado, 21 de octubre de 2017

EN UN BANCO OLVIDADO...



En un banco olvidado
encontré una violeta,
que cortaron los dedos
para hacerse con ella.

Fue bonito encontrarla
y mirar su belleza,
esos pétalos suaves
que parecen de seda.

La tomé con mis manos
y sentí que sus venas
contagiaban las mías
trasplantando su esencia.

Me noté acariciado
por la rima serena
que dejó por mi cuerpo
esta flor tan coqueta.

Y soñé como antaño,
cuando iba a la escuela,
musitando canciones
y unos lindos poemas.

Eran tiernas palabras
que soltaba mi lengua,
con mirada de trapo
tartamuda y traviesa.

Esos versos que digo
cobran forma y presencia,
al tener en mis manos
la violeta sin tierra.

Porque todo en la vida
tiene ritmo y conciencia,
y una flor palpitando
se merece una estrella.

"...En un banco olvidado
recobré la inocencia,
regresando a la infancia
y al candor de sus letras..."

Rafael Sánchez Ortega ©
16/10/17

viernes, 20 de octubre de 2017

SOPORTA...



Soporta corazón el abordaje,
la galerna cruel, la gota fría,
nunca temas perder en la porfía,
contra el mal, el rencor y el oleaje.

Aguanta corazón porque este viaje
la niebla, en las pupilas, confundía,
al hombre y al amor, día tras día,
con lágrimas de sal en su mensaje.

Entonces corazón busca en el viento
la voz que susurrada, cual lamento,
te deje su mensaje y te despierte.

No temas corazón, sentir la helada,
si sabes que tu alma enamorada
espera que el rocío la liberte.

Rafael Sánchez Ortega ©
15/10/17

jueves, 19 de octubre de 2017

PASABA EL TREN...



Pasaba el tren ante mis ojos
y me quedé mirando como se perdía,
su figura, entre las vías.

Pensé en la vida que pasaba, como el tren,
y, también pensé, en mi alma contemplando
aquel misterio.

Porque yo estaba allí, de espectador,
con la vida y mi latido, 
ante aquella imagen,
que pasaba rauda, en un instante,
pero también estaba y ocupaba 
un lugar en la misma, participando,
de una manera directa o indirecta
en aquel escenario.

Pasaba el tren y con él se marchaban
primaveras y veranos,
infancia y juventud,
y todo un rosario de vagones
con nombres propios,
para dejarnos, en el otoño de la vida,
esa sensación de impotencia
y soledad, ante el vacío de la nada.

La noche se acercaba lentamente
y con ella el interrogante de las sombras,
de la niebla y de la bruma
que se agarraba a los corazones,
impidiéndoles reír y soñar,
incluso llorar y maldecir,
si fuera preciso.

Pasaba el tren y atrás quedaba yo,
sintiendo el temblor de las flores
a su paso, 
y mirando al cielo, en el atardecer,
para buscar esa estrella fugaz 
que no acababa de llegar y pasar 
y así poderla pedir
ese deseo que grita mi corazón,
en su silencio.

Rafael Sánchez Ortega ©
14/10/17

miércoles, 18 de octubre de 2017

DOS PASOS ADELANTE...



Dos pasos adelante,
dos pasos para atrás,
no demos muchas vueltas
en pos de la verdad.

La vida continúa
no cejes en bogar,
si subes la escalera
acércate al desván.

Mantén esta alegría
no pierdas el compás,
ni veas telarañas
y puertas sin cerrar.

Quizás una ventana
no tenga claridad
por culpa de la hiedra
que cubre el fiel cristal.

Los niños en el cole
estudian sin parar,
aprenden muchas cosas
y sueñan con la paz.

Dos bellas mariposas
se cruzan al volar,
se besan y acarician
y luego se nos van.

Parece que el otoño
se esconde en un fanal,
cubierto de legañas
con toda santidad.

Por eso las estrellas
se ponen un collar,
y buscan con la luna
un poco de humildad.

"...Dos pasos adelante,
me dice tu cantar,
acéptame, sin miedo,
y entonces me verás..."

Rafael Sánchez Ortega ©
12/10/17

martes, 17 de octubre de 2017

TE VEO EN LA RIBERA...



Te veo en la ribera de la vida
y antaño en los rincones de la infancia,
llevando en tu figura la elegancia
y el sueño de la tierra prometida

Corrías de la mácula temida
poniendo frente a frente la fragancia,
y el tierno corazón que, en su ignorancia,
trataba de parar la acometida.

Fue un tiempo juvenil, y ya pasado,
luchando y combatiendo duramente,
tratando de encontrar al ser amado.

Por eso, cuando miro entre la gente,
te veo, corazón enamorado,
y sufro, por tu amor, profundamente.

Rafael Sánchez Ortega ©
11/10/17