domingo, 23 de septiembre de 2018

CUANDO LA NOCHE TE CIERRE LOS OJOS...



Cuando la noche te cierre los ojos
encontrarás, sin prisas, lo que buscas,
quizás las zapatillas de Aladino,
tal vez, el parasol de Moctezuma.

Es fácil que te duermas en el lecho
y pienses que los brazos de la luna
te arropan y acarician sin descanso
y muestran su otra cara y lo que oculta.

Conserva de la noche sus misterios,
los ojos, invisibles, con que embruja,
la magia que nos deja y estremece
y arranca mil jirones de ternura.

No temas las tinieblas tenebrosas
que envuelven y que abrazan con sus brumas,
respétalas, si acaso, simplemente
y saca de las mismas tus preguntas.

"...Por eso sé sensible con la noche
comprende que la misma es muy profunda
y oculta entre sus pliegues maravillas
y un tiempo que es precioso mientras dura..."

Rafael Sánchez Ortega ©
05/09/18

sábado, 22 de septiembre de 2018

UN DÍA LOS AMIGOS...



Un día los amigos
se vuelven perezosos,
te dicen que no tienen
el beso de su rostro,
quizás sean los labios
y el beso tan ansioso,
perdido entre los sueños
del mundo de los locos,
es fácil su indolencia,
cansarse sin apoyos,
sentir ese vacío
sabiendo que están solos,
por eso recriminan
y escupen tantos lodos,
diciendo que les falta
el abrazo del oso...

Un día los amigos
comprenden que son otros,
aquellos que les fallan
y evitan sus antojos,
quizás por ser pedantes,
locuaces en su tono,
y un tanto entristecidos
los ojos de la foto,
por eso se rebelan
vagando como lobos,
surcando las callejas
manchándose de polvo
y entonces, (gran milagro),
despiertan silenciosos
los niños en sus casas,
diciendo lo que somos...

"...Un día los amigos
comprenden, con asombro,
al mundo tan diverso
donde cabemos todos..."

Rafael Sánchez Ortega ©
04/09/18

viernes, 21 de septiembre de 2018

SURGIERON...



Surgieron sin pensar, y así nacieron,
las palabras que salen al cuaderno.
Pequeñas vivencias y retales,
hermosas mariposas soñadoras
y en otras, telarañas, 
recogidas con paciencia
en la memoria.

Nacieron vacilantes estas letras,
intentando llenar unas cuartillas,
aunque sé que, muchas veces,
la caricia llegaba en los latidos de la vida 
que amanece con el alba, 
en la tarde que pasaba y se marchaba 
en un suspiro,
en la esencia de los versos 
que formaban el poema
y se vive cada día.

Surgieron temerosas y con miedo
“cien palabras” que aquí nacen,
intentando suspirar y ver la vida,
para ti.

Rafael Sánchez Ortega ©
04/09/18

jueves, 20 de septiembre de 2018

SIEMPRE...



Siempre estarás conmigo en el recuerdo
y te veré tomando aquel café, de cada tarde,
en el bar de la plaza 
y en la mesa que ahora
aparece vacía.

Siempre guardaré los largos ratos compartidos,
aunque algunos duelan 
y otros sean más hermosos,
ya que fueron vividos intensamente
en un tiempo del pasado 
y que nunca volverá.

Pero estoy seguro de que siempre 
seguirá llegando, hasta mi lado, 
la brisa del nordeste 
y su caricia embriagará mi cara
dejándome el recuerdo de que un día 
también te besó y acarició.

Por eso siempre seguirás conmigo,
aunque sea en el recuerdo.

Rafael Sánchez Ortega ©
04/09/18

miércoles, 19 de septiembre de 2018

OJOS QUE TODO LO VEIS...



Ojos que todo lo veis,
recorriendo el universo,
como el sol en las alturas
y la luna en su reflejo,
decidme en este septiembre
si mi destino es correcto
ya que el rumbo de mi nave
se ha escorado a barlovento
y no sé si estoy perdido
o voy bien para ir al puerto,
donde me espera mi casa
la familia y compañeros
y una viejita fornida
con un rostro muy travieso,
suspirando por mi nombre
una oración a los cielos...

Quizás os llegue a vosotros
ese susurro y el rezo
que se escapa de los  labios
para obtener mi regreso,
pero entre tanto, vacilo,
porque mi rumbo es incierto
aunque le pido a la luna
que me mantenga sereno
para que luego, en el día,
el sol me diga sin miedo
que despliegue bien las velas
y navegue proa al viento,
librando dura batalla
con el mar y con los remos
y así llegaré, sin duda,
hasta el puerto de mis sueños...

"...Ojos que todo lo veis
ayudarme en este intento,
para ver, por vuestros ojos,
lo que en los míos no encuentro..."

Rafael Sánchez Ortega ©
03/09/18

martes, 18 de septiembre de 2018

FUE PRECISO...


Fue preciso que te viera,
que sintiera tus palabras
recitando mi poema.

Me dijiste que tus ojos lo leyeron
una tarde, en el cuaderno de una amiga,
y quedaste impresionada
por la rabia que llevaba.

Yo quedé muy sorprendido
y pensé que exagerabas.
Recordaba aquel poema
como fruto de unos versos
que salieron, sin pensarlo.

Fue una tarde de septiembre
en que volaron esas letras de mi cuarto
intentando ver las olas de la playa,
pasear por sus arenas,
embriagarse con el yodo
y el salitre de las aguas.

…De esta forma coincidieron nuestros pasos
a través de mi poema.

Rafael Sánchez Ortega ©
03/09/18

lunes, 17 de septiembre de 2018

FUE EN SEPTIEMBRE...



Fue en septiembre cuando volví a la vida
nuevamente.
Me rescató la mano poderosa
que velaba por mis sueños.

Y volví a la vida, nervioso y sorprendido,
sacándome los miedos 
con el paso de los días
y sintiendo a esa mano, entre las mías,
que servía de sostén 
para avanzar por el camino.

Porque la vida es avanzar y sortear
por sendas y caminos,
subir cuestas y escaleras 
con pendientes
y soportar los temporales y galernas
que nos llegan día a día.

Fue en septiembre, y lo recuerdo,
mientras sigo y continúo mi camino 
con tu mano entre mis manos.

Rafael Sánchez Ortega ©
02/09/18

domingo, 16 de septiembre de 2018

BELLO DÍA...



Bello día el que tenemos
de finales de verano,
transformando la alegría
con sus petalos dorados,
y esos pétalos divinos
con el sol luciento en alto
son los rayos y susurros
de los dioses y sus labios,
es inútil resistirse
al cariño y al abrazo,
del preludio del otoño
que nos llega con su canto,
simplemente lo recibes
y le aceptas suspirando
esperando la ternura
que trasmita su contagio...

Bello día de salida
para el monte y para el campo,
y también para la playa
y el paseo cotidiano,
porque en días como estos
es preciso disfrutarlos
y vivirlo intensamente
bajo pena de pecado,
disfrutemos la mañana
y tomemos su regalo,
de la arena y de las olas
con el fondo de los prados,
y soñemos con campiñas
con neveros y con barcos
en la eterna sinfonía
que los niños han creado...

"...Bello día el que tenemos
como un verso en el ocaso,
de la vida y los latidos
que soñamos y buscamos..."

Rafael Sánchez Ortega ©
02/09/18

sábado, 15 de septiembre de 2018

CON GRAN ALEGRÍA...



Con gran alegría
comienza septiembre,
se marcha el verano
el otoño se viene,
prosigue la vida
y en ella el presente
dejando sus hojas
cromadas y tenues
y en este mes nuevo
se tornan recientes,
los sueños de antaño,
las risas de nieve
y algunas pupilas
se animan y crecen
buscando la vida
que llega latente...

Con gran alegría
suspiro hoy al verme
y ofrezco mil gracias
por este presente,
regalo de dioses
y mano muy fuerte
dejando en mi cuerpo
preciosos claveles,
por eso sonrío,
por tantas mercedes,
la vida es hermosa
y tú la mereces,
la dueña invisible
con rostro silente
y el labio que anima
al niño que crece...

"...Con gran alegría
alivias mi fiebre,
me besas, me calmas,
y luego te duermes..."

Rafael Sánchez Ortega ©
01/09/18

viernes, 14 de septiembre de 2018

AHORA ENTIENDO...



Ahora entiendo los errores del pasado
y comprendo que me pude equivocar
al suplicar que me quisieras.

Si lo hice es porque estaba convencido
de que había un sentimiento compartido,
una dulce afinidad entre nosotros,
y me pude equivocar, lo reconozco,
aunque nunca comprendí que te marcharas
y negaras todo aquello que decías
en tus letras y palabras.

Ahora entiendo que me pude equivocar
al quedarme, solamente, 
con el eco de tus letras,
y tu voz, tan melodiosa.

Pero pienso que es posible que ganara
a pesar de soportar ese susurro
del “te quiero”,
musitado por tus labios
tantas veces.

Rafael Sánchez Ortega ©
01/09/18

jueves, 13 de septiembre de 2018

RECUERDO...



Recuerdo la calle aquella
donde nos conocimos,
y recuerdo la acera estrecha
donde nos cruzamos y te empujé,
sin darme cuenta.

También recuerdo la frase atropellada
y nerviosa, disculpándome,
y tus ojos, que los recuerdo, 
con su alegría al mirar los míos, 
aceptando mis palabras
y disculpas.

Pero te recuerdo a ti, minutos más tarde,
cuando te vi en la cafetería de la plaza
tomando un capuchino. 
Creo que nos miramos, nuevamente, 
que sonreímos
y que me acerqué a tu mesa.

Nos presentamos,
charlamos de mil cosas,
pedimos otros cafés
y hasta recordamos el empujón
que hizo que nos conociéramos.

Rafael Sánchez Ortega ©
31/08/18

miércoles, 12 de septiembre de 2018

Y FUE LA NOCHE MI AMANTE...



Y fue la noche mi amante
y la eterna compañera,
donde dejé los silencios,
polvorientos del poeta,
y me entregué con la noche
a mitigar tantas penas,
atrapando las pasiones
y olvidando las promesas,
y es que la noche tan corta
precisaba mil cautelas
para estirar los segundos
de la eterna borrachera,
borra la noche temores,
deja caricias extremas
y hasta acentúa los besos
ya que las sombras son ciegas...

"...Y fue la noche mi amante
en una cama cualquiera,
y nos amamos sin freno
para sentirnos más cerca..."

Rafael Sánchez Ortega ©
30/08/18

martes, 11 de septiembre de 2018

MIENTRAS TODOS DORMÍAN...



Mientras todos dormían yo te miraba
y vigilaba tu sueño, 
en el lecho compartido

Afuera la ciudad cerraba sus párpados 
en la noche,
y dormían sus casas, sus calles,
los coches estacionados
y hasta los semáforos 
que se habían quedado estáticos.

También dormía el silencio
y yo velaba su voz, tan silente,
y el recuerdo de la tuya
que había quedado, nerviosa,
en mis oídos.

Y aunque el tiempo también velaba,
hacía correr los segundos,
siguiendo su curso,
en ese momento de sueños y descanso,
donde cada instante que pasaba
era uno menos en la resta
para llegar al amanecer.

Rafael Sánchez Ortega ©
30/08/18

lunes, 10 de septiembre de 2018

SE VISTE LA NOCHE...



Se viste la noche
con piel de canela
abrigo de armiño
pañuelo de seda,
se estira en el cielo,
las sombras se acercan,
nos deja suspiros
su boca tan negra,
y en medio de todo
se escucha la guerra,
aviones que pasan,
sinuosas trincheras,
y allá, en una loma,
está un centinela
con miedo en el cuerpo
mirando hacia afuera...

Ya asoma su cara
la luna tan bella
y a ella se suman
preciosas luciérnagas,
cometas que vienen
de lindas estrellas,
cual faros que surcan
buscando traineras,
y arriba la luna
se viste de fiesta,
en aguas tranquilas
y albores que tiemblan,
dispara el soldado,
desgarra una pierna,
se duermen las almas
y un cuerpo se entierra...

"...Se viste la noche
que ahora comienza
y abajo en el mundo
la tierra está enferma..."

Rafael Sánchez Ortega ©
29/08/18

domingo, 9 de septiembre de 2018

PODRÍA...



Podría volver sobre mis pasos
y recorrer, de vuelta, 
este camino en que me encuentro,
para llegar, de nuevo, 
hasta tu lecho.

Podría llamar a tu ventana 
y despertarte, hacerte levantar 
y abrir tu puerta a mi persona,
para luego, con tus ojos soñolientos, 
preguntarme qué quería.

Podría mirarte y saludarte,
acercarme hasta tu lado, 
y buscar en tus pupilas esa llama 
vacilante, y tan sencilla, 
que destila el santuario
de tus ojos.

Aunque también podría continuar 
por el camino que ahora llevo,
seguir sin acordarme de tu casa,
y olvidar que un día nos miramos, 
nos amamos y besamos.

Rafael Sánchez Ortega ©
29/08/18

sábado, 8 de septiembre de 2018

SÉ QUE SOY...



Sé que soy más débil que tú,
que mis fuerzas son pequeñas brasas
que se apagan en la noche
y que las palabras son un eco 
que responde a mis deseos.

Pero también sé que soy más libre que tú,
que mis alas, ya cansadas, 
aún intentan la aventura 
de buscar la libertad 
por los senderos de la vida.

Y sí, ya sé que está mal decirlo 
y señalarlo,
pero también considero que soy 
más valiente que tú, 
ya que nunca he tenido que mentir,
ni esconder mis sentimientos.

Por eso sé que te quiero, 
aunque tú no lo entiendas.

Rafael Sánchez Ortega ©
28/08/18

viernes, 7 de septiembre de 2018

HAGAMOS EL AMOR...



Hagamos el amor sin perder tiempo,
gocemos, simplemente, de la vida,
seamos esos niños del pasado
que sacian fantasías retenidas.

Seamos inocentes voluntarios
buscando mariposas muy bonitas,
aquellas que nacieron en la infancia
dejando su recuerdo en la retina.

Miremos por la noche a las estrellas,
sintamos que nos llegan sus caricias,
la charla intrascendente de los astros,
y el eco de sus faros con la brisa.

Saquemos el bolígrafo sin nombre
y el verso singular de algún artista
veamos lo que deja en el cuaderno
en forma de impaciente poesía.

"...Hagamos el amor sin perder tiempo
y deja que te hablen mis pupilas,
seguro que las tuyas me responden
y expresan, sin palabras, tu alegría..."

Rafael Sánchez Ortega ©
28/08/18

jueves, 6 de septiembre de 2018

VOY A INTENTAR...



Voy a intentar anticiparme 
a tus deseos 
y caminar primero hacia la rosa… 
…La tomaré, sin prisas, 
para dejar sus pétalos 
en tus labios.

Voy a intentar sacarte una sonrisa 
para luego robártela 
y detener el tiempo y los relojes…
…Quizás escuche su tic-tac 
entre los latidos de tu pecho.

Voy a intentar partir y conseguir, 
con el sudor, 
llegar hasta un buen puerto… 
…Luego, voy a intentar volver 
y regresar hasta tu lado, 
porque te quiero a ti

Voy a intentar amarte, y que me ames, 
aunque mi vida quede en esta empresa 
y se transforme en un poema.

Rafael Sánchez Ortega ©
27/08/18

miércoles, 5 de septiembre de 2018

DEJÉ...



Dejé sobre tu piel desnuda una rosa
y mil caricias con mis dedos
y tú me respondiste, 
a cambio, 
con el suspiro de los labios.

Luego me robaste un beso tierno, 
sin querer, 
y conseguiste que mi rostro entristecido 
se iluminara, de repente, 
y cobrara nueva vida.

Robé la luna para ti aquella noche,
en un cielo vacilante y plagado de misterio,
y te la entregué temblando,
intentando seducirte, 
sin fortuna.

Dicen que me rompiste el corazón,
y no lo niego, pero tú te marchaste,
indiferente, 
prosiguiendo tu camino,
y me dejaste atrás 
envuelto en la tristeza y la nostalgia.

Rafael Sánchez Ortega ©
27/08/18

martes, 4 de septiembre de 2018

BUSQUÉ...



Busqué tus pasos
perdidos en la niebla
y no los vi.

Busqué tu risa
en medio de los versos
y no la oí.

Busqué tu mano,
curándome la herida
y estaba ahí.

Rafael Sánchez Ortega ©
27/08/18

lunes, 3 de septiembre de 2018

QUEDÓ LA APUERTA ABIERTA...



Quedó la puerta abierta
y no nos enteramos,
vivíamos el sueño
precioso de un verano,
vivíamos ausentes
siguiendo nuestros pasos,
a un mundo diferente
que ambos nos trazamos,
y estábamos felices,
el tiempo iba pasando,
la noche continuaba
en medio de los campos,
nosotros, simplemente
vivíamos un rato
con ese puerta abierta
ajena a nuestros actos...

Sentíamos la vida,  
queríamos amarnos,
ansiábamos perdernos,
muy lejos, en un barco,
sin remos y sin velas,
a un mundo más dorado,
donde los hombres libres
viven sin ser esclavos,
ni quieren tener miedo,
saber que está cercano
el día de la vida
que llegue con regalos,
para que nada escape,
echemos el candado,
cerremos bien la puerta
y el grito de los labios...

"...Por esa puerta abierta
se fue y no regresaron,
suspiros y caricias
de dos enamorados..."

Rafael Sánchez Ortega ©
26/08/18

domingo, 2 de septiembre de 2018

RECUERDO AQUELLA TARDE...



Recuerdo aquella tarde de verano
cuando tomé mis alas de hielo, 
del armario,
para volar en busca del regalo 
que había olvidado en el calor
de tu lecho.

Entré por la ventana abierta y te vi.
Continuabas tendida entre las sábanas
abrazando un cuerpo invisible.

Recogí unas lágrimas que escapaban
de tus pupilas cerradas
y, también, unos suspiros misteriosos,
de tus labios.

Luego intenté regresar a mis sueños,
volar de nuevo a las cenizas de mi casa,
pero las alas estaban consumidas
por el calor y el tiempo
y solo quedaba, de ellas,
un charco de agua en el suelo.

Rafael Sánchez Ortega ©
25/08/18

sábado, 1 de septiembre de 2018

NO TE DIRÉ...



No te diré que estuvo mal
el recibir aquellos versos, con desprecio,
y amenazando con dejarlos olvidados 
en mi mesa.

No te diré que me dolió
que rechazaras a mis labios temblorosos,
cuando llegaban a pedirte solo un beso
de los tuyos.

No te diré lo que sentí 
al comprobar una sonrisa seductora
de tu cara cuando me presentaste
a un amigo de la infancia.

Si acaso te diré, para ser justos, 
que me alegro de los versos olvidados,
y por mis labios temblorosos,
que no fueron subyugados
por la falsa hipocresía de tu risa
y también de tus mentiras…

Rafael Sánchez Ortega ©
25/08/18

viernes, 31 de agosto de 2018

SABÍAMOS...



Sabíamos que era un paréntesis, 
una estación olvidada... 
¡Teníamos que aprovechar el tiempo!

Nos besamos, 
nos acariciamos, 
nos amamos… 
El tiempo era nuestro. 
Lo detuvimos, por un instante.

Nuestros cuerpos se fundieron con el calor, 
la rabia y la pasión contenida, 
formando un instante mágico
para vivir intensamente aquel momento 
en que nos reencarnamos a la vida.

Pero la estación estaba cerca, 
los trenes nos esperaban. 
Los relojes habían comenzado su cuenta atrás 
inexorable.

Despertamos en vagones diferentes
con un vacío entre los brazos,
aunque algo quedaba en los labios 
y era el sabor agridulce del deseo 
y del amor.

Rafael Sánchez Ortega ©
24/08/18

jueves, 30 de agosto de 2018

BUENO...



Bueno, veremos qué sale...
Intentamos la espinela,
con recuerdos de la escuela,
aunque el poeta me cale
y me diga que no vale,
la licencia y verbigracia
y que acuda a la farmacia
a buscar una aspirina
con que limpie la neblina
y acreciente mi eficacia.

Prosigamos el intento
con paciencia y con nostalgia
esquivando la neuralgia
y también este momento,
de tensión y de tormento,
soportando la tortura
que desborda la locura,
de exprimir unas meninges,
rescatando a las esfinges
de sufrir con su postura...

Bueno, parece que acaba,
este intento un tanto raro,
de buscar la luz del faro
extrayéndole su flava
y la esencia de la lava
para dar con unos versos,
que con rima y con paciencia,
del volcán de la inocencia,
se conviertan en conversos...

Rafael Sánchez Ortega ©
23/08/18

miércoles, 29 de agosto de 2018

VAN CIEN GAVIOTAS...



Van cien gaviotas volando
aunque pudiera ser más,
no las cuento, yo las veo
a través del ventanal,
son gaviotas de este puerto
donde su esencia es el mar,
un salitre lleva el agua
que purifica su sal,
entonces miro a la playa,
que es muy grande en bajamar,
contemplando a las gaviotas
con las olas de cristal,
es un cuadro impresionante
que estremece al contemplar,
y es un hombre quien lo dice
no un marino y capitán...

Hay un niño que, en la playa,
busca a dios y a la verdad,
no lo encuentra, por desgracia
en el mundo tan fatal,
pero entonces mira al cielo
y allí encuentra a Peter Pan,
ese niño que no crece,
el que asombra en su jugar,
el que va con Campanilla
a otro mundo sin maldad,
donde hadas y sirenas
tienen algo singular,
es encanto y es esencia,
es la magia que nos dan,
con su gracia y la ternura
de una forma natural...

"...Hay gaviotas por el cielo
y también un alcatraz,
larga infancia tengas, niño,
¡nunca dejes de soñar...!"

Rafael Sánchez Ortega ©
22/08/18

martes, 28 de agosto de 2018

LA VIDA ME CANSA...



La vida me cansa y sigo,
día a día, caminando,
persiguiendo mariposas
por jardines y por prados,
y sigo con la rutina
cuando termina el trabajo,
acudiendo a reuniones
deslucidas y sin garbo,
es un cansancio que atrapa
mientras se cierran los párpados,
y el corazón ralentiza
los latidos y los cuartos,
parece un cuento leído
en soledad y en un rato
cuando te abrazan las sombras
y se silencian los labios...

La vida le cansa, y sigue,
al aprendiz de payaso,
y recibe la mentira
justificando aquel acto,
pero conviene evitarla,
y en el fondo, hasta olvidarlo,
ya que escuchar el "te quiero"
es revolver aquel algo,
donde los sueños tapaban,
y con ellos los abrazos,
la utopía y los claveles
de las espinas y llantos,
era un infierno sin nombre
en un pecho enamorado,
donde dejó la galerna
el temporal con sus rayos...

"...La vida fatiga y cansa 
y la mentira hace daño,
tanto, que hay sangre, en la herida,
y temo siga brotando..."

Rafael Sánchez Ortega ©
21/08/18

lunes, 27 de agosto de 2018

YA VAN LAS NUBES LLEGANDO...



Ya van la nubes llegando
con su forma peculiar,
de dibujos y personas
con traperos de cristal,
se ven también animales
y retazos de ciudad
y todo aquello que sueñe
la cabeza del juglar,
y es que son flores y versos
que se estiran sin final,
y se juntan y separan
sin distinción ni verdad,
porque sus besos sublimes
son inocencia ejemplar,
como ese roce del agua
que llegaba hasta el fanal...

Ya están  los niños jugando
y la tarde pasa ya,
mientras las olas se estiran
por la playa en bajamar,
hay sentimientos sublimes
entre bolas de alquitrán,
y hasta hay rosas que estremecen
las mejillas del rapaz,
y es que una tierna gaviota
quiere ver al cormorán,
a las garzas y garcetas
y también al alcatraz,
porque la bella familia
de estas aves de la mar
está en las flores y nubes
que son puras y sin mal...

"...Ya están los cielos llorando
y los niños, ¿dónde están?
porque la lluvia son besos
y sonrisas de su edad..."

Rafael Sánchez Ortega ©
20/08/18

domingo, 26 de agosto de 2018

SE QUEDARON CON EL TIEMPO...



Se quedaron con el tiempo
las pasiones olvidadas,
los sentimientos altivos
y la voz de las entrañas,
y quedaron los poetas
tan ausentes con sus lágrimas
que secaron manantiales
y los mares con sus aguas,
y es que la voz tan sublime,
aquel timbre y su palabra
se callaron, de repente,
con la sangre y la metralla,
y aparecieron romances
y con ellos propaganda
de los buenos y los malos
repartiéndose las cartas...

Yo no sé de aquel momento,
solo sé que no sé nada
recogiendo lo que cuentan
manuscritos y gargantas,
pero sé que los poemas
han perdido su fragancia
y la voz encantadora
que en los pueblos declamaba,
y lloraron los poetas
y con ellos las cigarras,
y la luna y las estrellas
y las olas de las playas,
y es que un pecho está sangrando
porque callan las guitarras,
se silencian los romances
por las calles y las plazas...

"...Se han quedado enmudecidos
los poemas y esperanzas,
escuchando los disparos 
que segaron tantas almas..." 

Rafael Sánchez Ortega ©
19/08/18

sábado, 25 de agosto de 2018

SE NOS PASAN LOS DÍAS...



Se nos pasan los días
y penamos por ellos,
malgastando el presente
que se queda muy lejos,
añoramos edades
y también los momentos
que dejaron grabados
multitud de recuerdos,
eran tardes y noches
que vivimos muy dentro,
alejando fantasmas
y creando mil sueños,
una etapa sin nombre
del verano y adviento
cuando hierve la sangre
y despierta el deseo...

Pero siguen los días
su inflexible lamento,
y amanece más tarde
y anochece primero,
eso ocurre en el hombre
cuando llega al invierno
y sus hebras de plata
le producen tormentos,
son las mieles y el néctar
que le ofrece el espejo,
de esa brisa pasada
ya caduca en el tiempo,
y aunque esté retenida
en desvanes desiertos
solamente nos quedan
sus hollines tan negros...

"...Se nos marchan los días
y se pierden los besos,
que quedaron marchitos
en los labios sin dueño..."

Rafael Sánchez Ortega ©
18/08/18