viernes, 31 de agosto de 2018

SABÍAMOS...



Sabíamos que era un paréntesis, 
una estación olvidada... 
¡Teníamos que aprovechar el tiempo!

Nos besamos, 
nos acariciamos, 
nos amamos… 
El tiempo era nuestro. 
Lo detuvimos, por un instante.

Nuestros cuerpos se fundieron con el calor, 
la rabia y la pasión contenida, 
formando un instante mágico
para vivir intensamente aquel momento 
en que nos reencarnamos a la vida.

Pero la estación estaba cerca, 
los trenes nos esperaban. 
Los relojes habían comenzado su cuenta atrás 
inexorable.

Despertamos en vagones diferentes
con un vacío entre los brazos,
aunque algo quedaba en los labios 
y era el sabor agridulce del deseo 
y del amor.

Rafael Sánchez Ortega ©
24/08/18

jueves, 30 de agosto de 2018

BUENO...



Bueno, veremos qué sale...
Intentamos la espinela,
con recuerdos de la escuela,
aunque el poeta me cale
y me diga que no vale,
la licencia y verbigracia
y que acuda a la farmacia
a buscar una aspirina
con que limpie la neblina
y acreciente mi eficacia.

Prosigamos el intento
con paciencia y con nostalgia
esquivando la neuralgia
y también este momento,
de tensión y de tormento,
soportando la tortura
que desborda la locura,
de exprimir unas meninges,
rescatando a las esfinges
de sufrir con su postura...

Bueno, parece que acaba,
este intento un tanto raro,
de buscar la luz del faro
extrayéndole su flava
y la esencia de la lava
para dar con unos versos,
que con rima y con paciencia,
del volcán de la inocencia,
se conviertan en conversos...

Rafael Sánchez Ortega ©
23/08/18

miércoles, 29 de agosto de 2018

VAN CIEN GAVIOTAS...



Van cien gaviotas volando
aunque pudiera ser más,
no las cuento, yo las veo
a través del ventanal,
son gaviotas de este puerto
donde su esencia es el mar,
un salitre lleva el agua
que purifica su sal,
entonces miro a la playa,
que es muy grande en bajamar,
contemplando a las gaviotas
con las olas de cristal,
es un cuadro impresionante
que estremece al contemplar,
y es un hombre quien lo dice
no un marino y capitán...

Hay un niño que, en la playa,
busca a dios y a la verdad,
no lo encuentra, por desgracia
en el mundo tan fatal,
pero entonces mira al cielo
y allí encuentra a Peter Pan,
ese niño que no crece,
el que asombra en su jugar,
el que va con Campanilla
a otro mundo sin maldad,
donde hadas y sirenas
tienen algo singular,
es encanto y es esencia,
es la magia que nos dan,
con su gracia y la ternura
de una forma natural...

"...Hay gaviotas por el cielo
y también un alcatraz,
larga infancia tengas, niño,
¡nunca dejes de soñar...!"

Rafael Sánchez Ortega ©
22/08/18

martes, 28 de agosto de 2018

LA VIDA ME CANSA...



La vida me cansa y sigo,
día a día, caminando,
persiguiendo mariposas
por jardines y por prados,
y sigo con la rutina
cuando termina el trabajo,
acudiendo a reuniones
deslucidas y sin garbo,
es un cansancio que atrapa
mientras se cierran los párpados,
y el corazón ralentiza
los latidos y los cuartos,
parece un cuento leído
en soledad y en un rato
cuando te abrazan las sombras
y se silencian los labios...

La vida le cansa, y sigue,
al aprendiz de payaso,
y recibe la mentira
justificando aquel acto,
pero conviene evitarla,
y en el fondo, hasta olvidarlo,
ya que escuchar el "te quiero"
es revolver aquel algo,
donde los sueños tapaban,
y con ellos los abrazos,
la utopía y los claveles
de las espinas y llantos,
era un infierno sin nombre
en un pecho enamorado,
donde dejó la galerna
el temporal con sus rayos...

"...La vida fatiga y cansa 
y la mentira hace daño,
tanto, que hay sangre, en la herida,
y temo siga brotando..."

Rafael Sánchez Ortega ©
21/08/18

lunes, 27 de agosto de 2018

YA VAN LAS NUBES LLEGANDO...



Ya van la nubes llegando
con su forma peculiar,
de dibujos y personas
con traperos de cristal,
se ven también animales
y retazos de ciudad
y todo aquello que sueñe
la cabeza del juglar,
y es que son flores y versos
que se estiran sin final,
y se juntan y separan
sin distinción ni verdad,
porque sus besos sublimes
son inocencia ejemplar,
como ese roce del agua
que llegaba hasta el fanal...

Ya están  los niños jugando
y la tarde pasa ya,
mientras las olas se estiran
por la playa en bajamar,
hay sentimientos sublimes
entre bolas de alquitrán,
y hasta hay rosas que estremecen
las mejillas del rapaz,
y es que una tierna gaviota
quiere ver al cormorán,
a las garzas y garcetas
y también al alcatraz,
porque la bella familia
de estas aves de la mar
está en las flores y nubes
que son puras y sin mal...

"...Ya están los cielos llorando
y los niños, ¿dónde están?
porque la lluvia son besos
y sonrisas de su edad..."

Rafael Sánchez Ortega ©
20/08/18

domingo, 26 de agosto de 2018

SE QUEDARON CON EL TIEMPO...



Se quedaron con el tiempo
las pasiones olvidadas,
los sentimientos altivos
y la voz de las entrañas,
y quedaron los poetas
tan ausentes con sus lágrimas
que secaron manantiales
y los mares con sus aguas,
y es que la voz tan sublime,
aquel timbre y su palabra
se callaron, de repente,
con la sangre y la metralla,
y aparecieron romances
y con ellos propaganda
de los buenos y los malos
repartiéndose las cartas...

Yo no sé de aquel momento,
solo sé que no sé nada
recogiendo lo que cuentan
manuscritos y gargantas,
pero sé que los poemas
han perdido su fragancia
y la voz encantadora
que en los pueblos declamaba,
y lloraron los poetas
y con ellos las cigarras,
y la luna y las estrellas
y las olas de las playas,
y es que un pecho está sangrando
porque callan las guitarras,
se silencian los romances
por las calles y las plazas...

"...Se han quedado enmudecidos
los poemas y esperanzas,
escuchando los disparos 
que segaron tantas almas..." 

Rafael Sánchez Ortega ©
19/08/18

sábado, 25 de agosto de 2018

SE NOS PASAN LOS DÍAS...



Se nos pasan los días
y penamos por ellos,
malgastando el presente
que se queda muy lejos,
añoramos edades
y también los momentos
que dejaron grabados
multitud de recuerdos,
eran tardes y noches
que vivimos muy dentro,
alejando fantasmas
y creando mil sueños,
una etapa sin nombre
del verano y adviento
cuando hierve la sangre
y despierta el deseo...

Pero siguen los días
su inflexible lamento,
y amanece más tarde
y anochece primero,
eso ocurre en el hombre
cuando llega al invierno
y sus hebras de plata
le producen tormentos,
son las mieles y el néctar
que le ofrece el espejo,
de esa brisa pasada
ya caduca en el tiempo,
y aunque esté retenida
en desvanes desiertos
solamente nos quedan
sus hollines tan negros...

"...Se nos marchan los días
y se pierden los besos,
que quedaron marchitos
en los labios sin dueño..."

Rafael Sánchez Ortega ©
18/08/18

viernes, 24 de agosto de 2018

RECUERDO AQUEL REGALO...



Recuerdo aquel regalo
de un libro y mis latidos,
ensayos de unos versos
de un tiempo muy preciso,
en él se concentraron
segundos y suspiros,
de sueños y utopías
de instantes que vivimos,
y ahora los recuerdo,
están en ese libro,
el libro de la vida
que un día compartimos,
fragmentos de un pasado,
de dicha, retenidos,
que añoro y que deseo
volver a repetirlos...

Recuerdo aquel regalo,
tan tierno y exquisito,
un libro, simplemente,
con algo que fue mío,
palabras, sentimientos,
saliendo de mi sino,
trazados por los dedos
en busca del destino,
y así durante años
salieron con delirio
cubiertos por la tinta
oscura del bolígrafo,
y estaban ya latentes
la vida y remolinos
del alma de aquel hombre
que aún quería ser niño...

"...Recuerdo aquel regalo
que te hice en un domingo,
un libro, simplemente,
y en él fue mi cariño..."

Rafael Sánchez Ortega ©
17/08/18

jueves, 23 de agosto de 2018

LLEGA LA NOCHE...



Llega la noche y me emborracho
con tus sueños,
entonces quiero hablarte,
dejar que mi voz te llegue
y te envuelva,
quiero decirte esas cosas 
que he guardado para ti,
como que he visto llorar a las estrellas
en el cielo,
y fue una noche en que la luna
no llegaba,
quizás porque había muchas nubes,
pero también quisiera decirte
que me he refugiado en la soledad
de mi cuarto
y que he leído a Bécquer,
a Storni, a Lorca,
a Pizarnik y a otros muchos
que no citaré, 
ya que no quiero cansarte.
Pero puede que te hable del mar
y del viento,
de la risa y el llanto,
del frío y el calor,
y te hablaré, si me dejas,
de ti y de mí,
de aquellos años locos,
cuando nos conocimos,
del primer baile al que fuimos,
de tu sueño en la playa
tras una noche de fiesta,
de mis proyectos y versos,
que te enseñé en una cuartilla,
del paseo por el monte,
de aquella gruta donde nos metimos
y estuvimos como dos horas
en sus entrañas,
pero, como te digo, no quiero cansarte
y te diré que fui sincero cuando te dije,
un día, en tu casa,
que no podía aceptar tu invitación
para hacer el amor 
ya que si lo hacíamos
dejaríamos de ser amigos
y nos convertiríamos en amantes;
sé que, entonces, no me entendiste,
aunque, quizás hoy, puedas valorar aquel acto 
y pensar que fui sincero
y que ambos aceptamos aquella decisión tan sincera
ya que si hoy seguimos siendo amigos
es porque, aquel día, no cruzamos la línea roja
que nos convertiría en amantes.

Ahora llega la noche en este invierno
y, una vez más, me pregunto si te amo,
si te quiero, 
y si soy sincero, cuando miro dentro del alma,
tengo que decirte que sí, 
que te quiero, que te amo 
y que esto es así porque hay sentimientos 
que no se pueden esquivar ni olvidar, 
ya que están muy arraigados en el corazón
y van con nosotros, 
en nuestros pasos y latidos.

Por eso decía, y digo, que llega la noche
y me emborracho con tus sueños,
que quiero hablarte y escucharte,
que quiero sentirte y entrar contigo,
en esos sueños que, tantas veces, 
musitamos y compartimos,
aunque sabíamos que, dentro de aquella magia,
y del momento, 
solo había fantasía y poesía.

Rafael Sánchez Ortega ©
16/08/18

miércoles, 22 de agosto de 2018

ENTRE CASTAÑOS Y ROBLES...



Entre castaños y robles 
voy caminando despacio
y sé que pasan los meses
y se congelan mis pasos,
porque la vida se vive
en un momento, y al cabo,
cuando miramos de frente
vemos temblar a las manos,
y es que los días son cortos
y hasta el presente es pasado
porque el futuro no existe
salvo en proyectos lejanos,
algo que suena a utopía,
a sin sentidos baratos
y hasta olvidar que vivimos
y que pisamos el barro...

Entre suspiros y risas
se van pasando los años
y sé que hay lágrimas sordas
y risas mudas en labios,
y se estremecen los robles
junto a los viejos castaños,
porque la vida que sienten
es un dolor continuado,
es ese grito que emiten
con un profundo desgarro
aunque el reloj de la vida
siga latiendo y restando,
así se pasan las horas
en este tiempo dramático,
y es que la vida se vive
aunque de un modo muy raro...

"...Entre la infancia de un día
se va pasando el verano,
con los colores de otoño
y hasta el invierno tan trágico..."

Rafael Sánchez Ortega ©
15/08/18

martes, 21 de agosto de 2018

BUSCABA EN LA NOCHE...



Buscaba en la noche,
quizás el silencio,
un hombro furtivo
y el cálido beso,
buscaba cerquita,
y un poco más lejos,
la luna de plata
saliendo en el cielo,
la luna, lunita,
bailando en un verso
con mil filigranas
trazando reflejos,
y así con su magia
se animan los dedos,
las almas susurran
se excitan los cuerpos...

La noche volvía
con trémulos cuentos,
envueltos en sombras
y pálidos velos,
temblaban los robles,
quizás por el viento,
la brisa envolvía
los troncos esbeltos,
de pronto la magia
brindaba unos sueños
que corren y saltan
sin ser prisioneros,
y entonces el niño
se dice que es bello
el cuento perdido,
temblando y pequeño...

"...Buscaba en la noche,
quizás el momento,
de estar a su lado,
decirle te quiero..."

Rafael Sánchez Ortega ©
14/08/18

lunes, 20 de agosto de 2018

NO ABANDONES...



No abandones y sigue con tu viaje,
volverás a la eterna primavera,
aunque es fácil que gastes tus zapatos
y, cansado, contemples las estrellas;
renunciar a la vida y la alegría
y pasar al sudor de las aldeas,
es cambiar a los cromos por los sueños
y sentir la llamada de la tierra,
unas veces tendremos, repetidos,
los suspiros de rosas y violetas
y otras veces veremos, en primicia,
el latido del fuego que nos llega,
y serán las caricias como el hielo,
utopías de amor con mil siluetas,
y, a la vez, carantoñas infantiles
susurrando resacas en la arena...

No abandones y sigue por los campos,
recogiendo y cuidando las ovejas,
porque llegan las nubes de la tarde
y amenaza en el cielo la tormenta;
ya sabemos que estás enamorado
y persigues quijotes y sirenas,
aunque sea en los libros juveniles
que acrecientan tu sed por las novelas,
pasarás el desierto de Atacama
donde el aire se funde en una hoguera
y la sed que reclaman los sentidos
es un grito que sale de tus venas,
sentirás el dolor en tus entrañas
como el verso que surge de un poema
y es clavel y el espino, al mismo tiempo,
de la sangre del hombre que despierta...

"...No abandones, te digo y te repito,
corazón del otoño que te alejas,
es preciso que encuentres el latido
de ese invierno, nervioso, que te espera..."

Rafael Sánchez Ortega ©
13/08/18

domingo, 19 de agosto de 2018

ARRIBA, EN EL CIELO...



Arriba en el cielo
las nubes se besan,
y luego, de noche,
también las estrellas,
hay besos en calles
que buscan aceras,
y besos que insisten
en densas callejas,
hay besos en frentes
que labran la tierra,
y labios furtivos
que labran y rezan,
hay besos que buscan
la rosa y violeta
para ir a unas manos
precisas y tiernas...

Abajo, en los mares,
las olas se besan,
y luego, en la costa,
sus besos se estrellan,
y besan corales
y playas y arenas,
igual que a los barcos
y dulces traineras,
hay besos rizados
por duras galernas,
y besos de brisas,
caricias sinceras,
es fácil que el beso
palpite en las venas,
si escuchas el canto
de alguna sirena...

"...Arriba y abajo
hay labios que besan,
surgiendo los versos
que plasma un poema..."

Rafael Sánchez Ortega ©
12/08/18

sábado, 18 de agosto de 2018

QUE NO HAY FUTURO SIN DOS...



"...Que no hay futuro sin dos
lo contrario es soledad,
ya que es difícil vivir
sin saber a donde vas..."

Eso escuché muchas veces
sin saber si era un refrán,
aquel mensaje velado
y que me hacía pensar,
pero en verdad es correcto
y bien dice la verdad
ya que el futuro es extraño
sin poderlo realizar,
son todo como proyectos
con sonrisas y demás
aunque también con suspiros
y con garras de alcatraz...

"...El futuro es de los dos,
lo contrario es terquedad,
ya que es difícil seguir
caminando por la mar..."

Eso escuche de los labios
de aquel viejo capitán,
que bebía en la taberna
con su pipa de fumar,
y cantaba a los marinos
y a los niños de coral
para dejar una rosa
en su frente con un vals,
viejas historias de plata
retahilas sin igual,
que desgranan las sirenas
que no dejan de jugar...

"...Si la vida es de los dos
buscaremos con afán,
la sonrisa del presente
y el futuro ya vendrá..."

Rafael Sánchez Ortega ©
11/08/18

viernes, 17 de agosto de 2018

EL SILENCIO...



El silencio, poco a poco,
en la tarde ya cayendo,
mientras avanzan despacio
las tinieblas por los pueblos,
es un telón invisible
que cubre al sol en el cielo
y que despierta a la luna
invitándola al paseo,
para llegar a los hombres
y penetrar en sus sueños
cambiando luces por sombras
y nerviosismos por besos,
y es que la luna y la noche
hacen feliz este encuentro
como en la playa, las olas,
forman un lindo crescendo...

Otro silencio comienza
a los hombres, en el pecho,
cuando las sombras del día
abren las puertas del miedo,
porque la noche comienza
y va dejando sus velos
en soportales y calles
y en los hogares y el fuego,
así comienza el insomnio
y surge y grita el infierno,
en las entrañas del hombre
cual prisionero del tiempo,
y es carcelera la luna
de los niños y del viento,
porque le gusta librarlos
y que se vayan muy lejos...

"...Un silencio misterioso
va penetrando en el hielo,
y en las almas de los hombres
como si fuera un veneno..."

Rafael Sánchez Ortega ©
10/08/18

jueves, 16 de agosto de 2018

SI RESCATO...



Si rescato la magia y la utopía,
de aquel tiempo, tan tierno, de la infancia
estaré reduciendo la distancia
y viviendo, otra vez, su poesía.

Pero sé que me falta la energía,
y la fuerza que arriende la ganancia,
para dar con la esencia y la sustancia
que desborde, en mi alma, su alegría.

Son los años diré, calladamente, 
intentando engañar a mi cordura, 
los que impiden que beba de esta fuente.

Pero sé que es trazar una impostura,
es mentir y engañarse, ciertamente,
y olvidar esa infancia y su ternura.

Rafael Sánchez Ortega ©
09/08/18

miércoles, 15 de agosto de 2018

SOY UN BARCO SOLITARIO...



Soy un barco solitario
con mis sueños de papel,
viajo lejos, viajo cerca,
y algún puerto atracaré,
es posible que las olas
me sacudan el bauprés
y que astillen la cubierta
temporales sin cuartel,
pero firme en la derrota
por los mares viajaré
a otras tierras singulares
que me quieran acoger,
y si el tiempo pasa y sigue
y me muero por la sed
pediré que de los cielos
me den agua de beber...

Agua limpia de la lluvia,
cristalina y siempre fiel,
purifica los sentidos
con profunda rapidez,
más sigamos navegando
en el barco de mi piel,
que es la sangre y la mirada
de aquel niño que fue ayer,
y si alguno aquí lo duda
piense un poco, sin querer,
en las nanas y leyendas
de ese tiempo de niñez,
todos fuimos ese barco,
que plasmó nuestro pincel,
y sufrimos y hasta amamos,
con profunda sencillez...

"...Soy un barco solitario,
marinero y hasta pez,
soy el hombre que fue niño
y no quiero envejecer..."

Rafael Sánchez Ortega ©
08/08/18

martes, 14 de agosto de 2018

ME FALTAN TUS LATIDOS...



Me faltan tus latidos
que busco cada día,
es brisa para el alma
en forma de caricia,
suspiros de tus labios
que rozan mis mejillas,
son lindas mariposas
con alas cristalinas,
y son esos latidos
las notas más sencillas,
que forman en tu pecho
la dulce sinfonía,
que dejas a quien amas,
que tomas y que quitas,
metáforas veladas
que llevan tu sonrisa...

Preciso tus latidos
llegando hasta mi orilla,
allí donde se juntan
la bruma y la neblina,
yo quiero que se apuren,
que vengan enseguida,
que traigan en sus alas
las perlas más queridas,
y quiero, esos latidos,
también de tus pupilas,
y el verso que allí escriben
haciendo poesías,
por eso no me falles,
no aguanto pesadillas,
te quiero como eres,
del alba al mediodía...

"...Me faltan los recuerdos
que tuve en la retina,
camino en un presente
y tiemblan mis rodillas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
07/08/18

lunes, 13 de agosto de 2018

DESPIDIOSE DON QUIJOTE...



Despidiose don Quijote
de su amada Dulcinea,
y lo hizo sin palabras
en sus sueños y quimeras,
y ensillando a Rocinante
galopó de forma fiera
por los campos castellanos
de la Mancha y por sus Ventas,
cabalgaba a cualquier parte,
su destino en la cabeza,
que tenía engalanada
de locuras y proezas,
quiso armarse caballero
aunque fuera por cualquiera
ya que a falta de su dama
precisaba de esa cuenta...

Despidiose don Alonso
y pasó a su biblioteca,
con Aldonza en su costado
como dama y fiel doncella,
en sus libros tomó nombres
y forjó con mil poemas
los castillos señoriales,
calabozos de princesas,
y leyendo y releyendo
transformó sol en tinieblas
confundiendo a los molinos
con gigantes de la tierra,
y es que dicen que la sangre
bien se altera y se congela
con la fiebre del Quijote
que cabalga tras su vela...

"...Este lapsus del Quijote
no es locura es advertencia,
que me digo y me repito
cada día con paciencia:
no provoques a la suerte
ni prediques la sorpresa,
pues la vida hay que vivirla
de una forma verdadera..."

Rafael Sánchez Ortega ©
06/08/18

domingo, 12 de agosto de 2018

VOLABAS MARIPOSA...



Volabas mariposa
con alas de cristal,
llegabas dulcemente
con mucho que contar,
entonces, sorprendidas
gaviotas y alcatraz,
miraron tu figura,
ligera y singular,
decían que quién era
la pluma que al final
rasgaba, por el aire,
la calma del lugar,
venías decidida,
de forma sin igual
portando ese mensaje
de un mundo por la paz...

Volaste mariposa
por campos de azafrán,
también por las riberas
y orillas de la mar,
entonces recogiste,
de forma muy real,
mensajes en botellas
pidiendo la verdad,
que el mundo se subleve,
que luche por el pan,
que busque los caminos
que indiquen libertad,
y luego en los jardines
y plazas del lugar,
proclame todo aquello
que el hombre ansía ya...

"...Llorabas mariposa,
con lágrimas de sal,
de un mundo enloquecido
que no sabía amar..."

Rafael Sánchez Ortega ©
05/08/18

sábado, 11 de agosto de 2018

HAY MANOS QUE SE PREGUNTAN...



Hay manos que se preguntan
que dónde está la otra mano,
la que viene con caricias
y las reparte cantando,
esas caricias sinceras
son como hojas de un árbol
que se mueven caprichosas
a lo largo y a lo ancho,
y se ofrecen en los bosques
y en los lechos tan amados,
a los senderos sin nombre
con amantes y sin daño,
porque las manos ansían
de otra mano y su regalo,
esa infinita ternura
de algún roce delicado...

Otras manos no preguntan
y se encomiendan al diablo,
aborreciendo caricias
que les producen espanto,
incluso emplean los dedos
como los de un espantajo,
sin una prueba de vida,
insensibles al encanto,
manos que son traicioneras
y que emplean los borrachos
al caminar día a día
por las cloacas y el barro,
y así se esfuman los sueños
acelerando el ocaso
de la esperanza latente
por unas manos, en vano...

"...Hay manos que se preguntan
que dónde está todo el año,
esa mano misteriosa,
tan sublime de los magos..."

Rafael Sánchez Ortega ©
04/08/18

viernes, 10 de agosto de 2018

NO CREAS QUE TE OLVIDO...



No creas que te olvido
a pesar del silencio,
y cerrar las persianas
por llegar el invierno,
es quizás instintivo
como un dulce reflejo
que detiene las alma
y acrecienta los miedos,
porque sé y soy consciente
de que estamos muy lejos,
que la edad nos separa,
y la vida y el tiempo,
es por eso, si acaso,
que un gran bien te deseo,
y prosigas tu vida
muy feliz, sonriendo...

Aunque nunca confiese,
en el fondo te pienso,
añorando tu risa
y el sabor de tus besos,
y hasta cierro los ojos
y en el fondo te veo
compartiendo un abrazo
de mis brazos traviesos,
y es que van tus pupilas
en las mías, muy dentro,
tus latidos febriles
dan el ritmo a mi pecho,
y no puedo evitarlo
ya que es lo que siento
y aunque no te lo creas
es a ti a quien quiero...

"...No creas que te olvido
por antiguos recuerdos
ya que sigues latente,
cada día, en mis versos..."

Rafael Sánchez Ortega ©
03/08/18