domingo, 31 de julio de 2016

COMO CADA NOCHE...


Como cada noche
buscaba la calma,
la brisa bendita,
la nota del arpa.

Era como un niño,
con ropas mojadas,
con labios rosados
y alas muy blancas.

No sé si la luna
quizás envidiaba,
la linda figura
tan llena de magia.

Había claveles
y rosas tempranas,
y el suello mullido
de yerbas y jaras.

Un hombre, en la noche,
al cielo miraba,
buscando la luna
y estrellas lejanas.

Quizás, en silencio,
a Dios le rezaba,
por un mundo nuevo
de paz y esperanza.

No es fácil juzgarle
si al tiempo temblara,
manando sus ojos
la lluvia del alma.

De pronto un cometa
cruzó en lontananza,
los cielos sombríos
dejando una carta.

Dos frases precisas,
con tiernas palabras,
dos versos temblando
de amor y esperanza.

Te quiero en la noche
y luego en el alba,
te quiero, mi vida,
sin ti no soy nada.

Un Niño, en el cielo
también desgranaba,
murmullos ardientes
de Amor y bonanza.

Sin duda, los sueños,
mil gracias dejaban,
haciendo a los hombres
seguir en su infancia.

"...Como cada noche
abrió su ventana,
miró hacia los cielos
buscando su barca.

Y vio la trainera
llegando lozana,
y un Niño a los remos
cantando una nana..."

Rafael Sánchez Ortega ©
31/07/16


(Durante unos días estaré ausente y sin publicar nada. Espero volver pronto para visitaros, gozar de vuestros trabajos y compartir comentarios. Un abrazo a todos.)

LAGARTIJAS HE VISTO...


Lagartijas he visto en el paseo
cuando fui de camino a la capilla,
paseaban y así se deslizaban
asustadas y un tanto sorprendidas.

Eran muchas corriendo entre los coches,
por aceras y asfaltos de la ermita,
con su lomo estirado y taciturno
que pedían a gritos la sonrisa.

Las dejamos seguir con su locura,
y avanzamos mirando a la bahía,
ese bucle de agua y de arenales
que conforman el porche de mi villa.

Bella imagen de luz y colorido
con el fondo de puentes y de rías,
y los barcos dormidos en el puerto
al compás de resacas en la orilla.

Pero quiero olvidarme de este cuadro
y volver a esa ermita tan sencilla,
donde están las raíces de los hombres
y oraciones dejadas en su día.

Esa Salve tan tierna y tan hermosa
que desgranan los pechos y la gritan,
cuando llegan y acuden a la Virgen
recordando los tiempos de Folía.

Marineros de rostro endurecido
por salitres, nordestes y la brisa,
y también las mujeres de la casa,
las esposas, las madres y las hijas.

Todos van a pedir a La Barquera
ese pan y ese Amor que necesitan,
y que cure y que sane a los enfermos
retornando a sus cuerpos la alegría.

"...Yo acudí esta tarde ante tu puerta
a pedir por mi casa y mi familia,
y te vi, sonriente y a mi lado,
en sutil y adorada lagartija.

Eras tú virgencita de los mares,
La Barquera soñada y tan querida,
la patrona de niños y mayores
que en tu dulce regazo nos mecías..."

Rafael Sánchez Ortega ©
30/07/16

sábado, 30 de julio de 2016

ATRAPADA EN LOS SUEÑOS...



Atrapada en los sueños
caminaba y dormía,
una linda tortuga
por demás muy bonita.

Ella iba despacio,
poco a poco, sin prisa,
caminando adelante
por la arena amarilla.

Una ufana gaviota
la miró confundida,
y pensó que una roca
de las olas huía.

Aguzando los ojos
y afinando la vista,
comprendió que la piedra
era un ser que vivía.

Con su paso indolente
la tortuga era vida,
un caudal de emociones
y un nordeste con brisa.

Lo entendió la gaviota,
de las alas cenizas,
y moviendo su pico
le ofreció una caricia.

Un suspiro inaudible,
un latido y sonrisa,
con sabor a salitre
y las algas marinas.

Y allí van, paso a paso,
compartiendo sus cuitas,
la tortuga y gaviota,
compañeras y amigas.

"...Yo no sé si los hombres
buscarán día a día,
el valor de las horas
que se pasan olvidan.

Porque todo es ternura
y la vida distinta
si al Amor aceptamos
con sus rosas y espinas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
29/07/16

viernes, 29 de julio de 2016

ENTRE RISAS Y LAMENTOS...


Entre risas y lamentos
van pasando nuestros días,
es la nota discordante
y la esencia de la vida.

Mas veamos lo que encierran
esas glosas infinitas,
que se forman en la mente
de los hombres que vacilan.

Hay preciosas caracolas
en las playas, escondidas,
con mensajes y con cantos
de sirenas muy bonitas.

Un poema se desgrana
y unos versos se deslizan,
por el mar y por las olas
con sus trenzas amarillas.

Unos niños las observan
y, a la vez, las acarician,
con sus ojos soñadores
entre nubles y neblinas.

Quizás vuelan, por los cielos,
como alegres golondrinas,
contemplando, en las praderas,
el verdor de las campiñas.

Allí crecen amapolas
y también las margaritas,
y muy cerca, en las montañas,
se ven rocas y calizas.

Es hermoso el cuadro alado,
pentagrama de sonrisas,
con la vida en cada verso
palpitando en las pupilas.

"...Entre risas y lamentos
corre el tiempo y va de prisa,
y nosotros, a su lado,
suspiramos con desidia.

Y cerrando nuestros ojos
suplicamos a la brisa,
ese beso tan ansiado
en la frente tan querida..."

Rafael Sánchez Ortega ©
28/07/16

miércoles, 27 de julio de 2016

QUIZÁS SI LAS ESTRELLAS...


Quizás si las estrellas
tuvieran un abrigo,
podrían, en la noche,
temblar y no de frío.

Podrían, con sus luces,
ser faros en caminos,
serenos de los campos
cuidando los olivos.

Serían, si quisieran,
ser musas del Olimpo,
con rosas irisadas
luciendo en sus vestidos.

Es fácil que, hasta algunas,
bajaran a los libros,
a versos y poemas
con nanas de los niños.

Quizás, en su locura,
vinieran un ratito,
a ver a los humanos
luchar con los molinos.

Eternos Don Quijotes
siguiendo su destino,
detrás de las estrellas
que nunca han conocido.

Por eso, por las noches,
se cubren de rocío,
y lloran dulcemente
sus ojos tan bonitos.

Son lágrimas del cielo,
cometas y suspiros,
susurros de unos labios
que dictan unos ripios.

"...Quizás si las estrellas
tuvieran lo que digo,
podrían, por las noches,
hablarnos un poquito.

Contarnos de la luna,
rozarnos con sus rizos,
traer las mil caricias
que quiero aquí, conmigo..."

Rafael Sánchez Ortega ©
27/07/16

YA PASAN DE LAS CUATRO...



Ya pasan de las cuatro
y a penas has comido,
gatito larguilucho
que dejas tu maullido.

Más entra y no distraigas,
no seas presumido
y lleva a tus bigotes
mi humilde bocadillo.

No pienses que te alejo,
tampoco que te olvido,
pues son tus arañazos
recuerdo y buen motivo.

Hay días que me rutas
y buscas bien mi abrigo,
los dedos ya te rozan
dejándote mil mimos.

Te subes a la mesa,
me miras y te miro,
te sobas por mi brazo
dejándome tranquilo.

Yo trato, en unos versos
de ver ese suspiro,
que lanzas en la casa
por culpa del estío.

Te gustan los ratones
y sigues a los grillos,`
persigues a las moscas
igual que a los mosquitos.

No sé cómo te aguanto
ni sé qué hacer contigo,
¡gatito de mi vida
no tuerzas el hozico!

"...Ya sé que son las cuatro
y estás, como decimos,
a ver si con la pava
hay pela del domingo.

Sonríe con mis versos,
no seas mal amigo,
gatito de mi alma
que van a dar las cinco..."

Rafael Sánchez Ortega ©
26/07/16

martes, 26 de julio de 2016

COMO UN CISNE POR EL LAGO...


Como un cisne por el lago
voy buscando la esperanza,
la que deja su figura
y se estira por el agua.

Hay estanques en otoño
con las aguas muy templadas,
remolinos de colores
como versos sin palabras.

Es allí donde se juntan
las pequeñas salamandras,
y los lirios y los juncos
y los ánades y ranas.

Unos árboles admiran
y saludan con sus ramas
esta imagen tan hermosa
que refleja la mirada.

Porque el lago de los cisnes
tiene encanto y tiene magia,
y un poquito de ternura
que se cuela con su estampa.

Me sumerjo en ese otoño,
esa etapa tan dorada,
y un inmenso escalofrío
se desliza por mi espalda.

Es un parque con un lago,
hay un cisne en la fontana,
unos niños le contemplan
y le lanzan sus migajas.

Es el pan del bocadillo,
su merienda que le pasan,
y comparten con el cisne
esas migas codiciadas.

"...Y es aquí donde me paro
y recojo la enseñanza,
de esos niños con el cisne
compartiendo su bocata.

Porque el cisne con el lago
deja paz en la distancia
a las almas de los niños
y a los bosques de las hadas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
25/07/16

lunes, 25 de julio de 2016

NO SÉ SI FUE TU CARTA...


No sé si fue tu carta
la causa del olvido,
o fueron tus palabras,
heladas como el frío.

Mas sé que aquellas letras
cambiaron mi destino,
haciendo que temblaran
los dedos de aquel niño.

La carta, entre las manos,
los signos sin sentido,
la brisa y la galerna
dejando su castigo.

Y en medio del infierno
yo estaba como un lirio,
llorando en la ribera
y el cauce de aquel río.

Por eso con mis dudas
hoy vuelvo con mi sino,
legañas en los ojos
y el corazón partido.

Me miran los cipreses
y emiten un suspiro,
yo solo los saludo
y sigo mi camino.

Camino en el presente
buscando los latidos,
del día y de la noche
que siempre van conmigo.

La sangre, por las venas,
consigue el equilibrio,
del niño con sus sueños
y el corazón dormido.

"...No sé si fue tu carta
la fuerza y el motivo
que hicieron que tus ojos
quedaran en los míos..."

Rafael Sánchez Ortega ©
24/07/16

domingo, 24 de julio de 2016

DE UN PUÑADO DE POLVO...



De un puñado de polvo
venimos a la vida,
en ella nos hacemos
más niños todavía.

Por eso en esta tierra
se mezcla la semilla,
creciendo con el tiempo
la luz en las pupilas.

Vivimos con el polvo
surgido en cada esquina,
y el mismo nos envuelve,
nos besa y acaricia.

No somos superhombres,
si acaso margaritas,
que surgen de la tierra
arada y siempre lisa.

Del lodo nos formaron
las manos tan divinas,
y en polvo acabaremos
quizás en cualquier día.

Por eso del pasado
quedaron nubecillas,
igual que del futuro
se hacen utopías.

Vivamos el presente,
sintiendo la calima,
el viento nos regala
la brisa y su alegría.

Seamos simplemente
cual niños que caminan
y toman con sus dedos
la vida con sus rimas.

"...Del polvo hemos venido,
buscando la sonrisa,
y hacemos del presente
la eterna poesía..."

Rafael Sánchez Ortega ©
23/07/16

sábado, 23 de julio de 2016

SI VOLVIERA A NACER...


Si volviera a nacer
sin dudar buscaría,
una estrella en el cielo
con la luz de la vida.

Esa flor que destella
y nos da su alegría,
el vigor de la sangre,
la ternura infinita.

Porque todos queremos
esa inmensa utopía,
ese verso latente
en sus letras y rima.

Si volviera a nacer
hasta ti volaría,
impaciente gaviota
con tu porte tranquila.

Esa firme silueta
con su blanco y ceniza,
con el pico amarillo
de la estampa bendita.

Porque rozan las olas
esas alas tan lindas,
y quisiera, entre ellas,
refugiar mi sonrisa.

Si volviera a nacer
yo no sé lo que haría,
pues quizás aceptara
la mirada divina.

Esos ojos azules,
de la cuna bendita,
yo quisiera sentirlos
en mi alma sencilla.

Porque, al fin, la mirada,
es Amor que nos brinda,
ese Niño que vino
a Belén sin ropita.

"...Si volviera a nacer
hasta ti llegaría,
a fundirme en tus besos
y a sentir tus caricias..."

Rafael Sánchez Ortega ©
22/07/16

viernes, 22 de julio de 2016

YO LA QUIERO DE NOCHE...


Yo la quiero de noche
y también por el día,
con su cara de plata
y su eternha sonrisa.

Es la luna preciosa
el tic-tac de mi vida,
ese faro constante
que me abraza y me guía.

Es la luz de los cielos
con bondad infinita,
la caricia sin nombre
de la mano divina.

Y por eso la quiero
como eterna utopía,
como linda mascota
que se da y no se quita.

Es la dama señera
en la noche tranquila,
que se baña en las aguas
y en las olas dormita.

Corazón desprendido
de  la humilde pupila,
sensación y reflejo
que susurra y suspira.

Es por eso que el niño
mientras tiembla vacila.
y pronuncia su nombre
y al final la acaricia.

Porque llegan sus dedos
a esa luna bendita,
a la luna lunera
con su cara tan linda.

"...Yo la busco de noche
porque quiero sentirla,
compartirla contigo
y reír con su risa..."

Rafael Sánchez Ortega ©
21/07/16

ME GUSTAN, COMO A TI, LAS MARIPOSAS...



Me gustan, como a ti, las mariposas
y espero de sus alas mil deseos,
en unos la alegría de la vida
en otros la sonrisa de los cielos.

Es bello contemplar como regresan
y llegan a nosotros con el viento,
parece que la vista se transforma
y cambia el colorido de los cielos.

Entonces reconozco que el presente
contiene los matices de mis sueños,
aquellos de unos tiempos ya pasados
plasmados en instantes hoy eternos.

Se quedan silenciosas las palabras,
igual que los momentos y recuerdos,
de un tiempo superado del pasado
cambiado por la mano de algún necio.

Por eso al contemplar las mariposas
suspiro como el niño muy travieso,
que juega con paletas y pinceles
y mancha las cuartillas con sus dedos.

Ignora lo que es la geografía,
el vuelo de la alondra por los cielos,
la fórmula sagrada de un poema
y el cáliz sacrosanto de los versos.

No importa, para él, todo ese mundo
tan lleno de atractivo y de embeleso,
si acaso le preocupa la alegría
y el rostro de su madre tan sincero.

El niño quiere ver las mariposas
tan cerca, que quizás, estén muy dentro,
allí donde su alma y su inocencia
confluyen la cordura en un misterio.

"...Me gustan, como a ti, las mariposas,
pequeño Peter Pan de nuestros cuentos,
por eso las contemplo y las admiro
y plasmo en estas letras lo que pienso..."

Rafael Sánchez Ortega ©
20/07/16

jueves, 21 de julio de 2016

POR AQUELLA CASA...



Por aquella casa
pasaron mil sueños,
con niños hermosos
de rubios cabellos.

Las viejas ventanas
tenían remiendos,
cristales ajados
por frío y por hielos.

Sus tejas movidas,
quizás por el viento,
mandaban la lluvia
al piso y al suelo.

Y aquellas goteras
hoy son un recuerdo,
quizás cicatrices
del paso del tiempo.

A veces me paro
sonrío y regreso,
buscando la casa,
su puerta y mi lecho.

No sé que persigo,
si el labio o el beso,
la mano de plata
tomando mis dedos.

Porque es de mi madre
la mano que espero,
calmando mi fiebre
con fe y con un rezo.

¡Ay Virgen María
anímale el ceño,
y ayuda a este niño
que vive con miedo!

"...En aquella casa,
mil sueños nacieron,
con risas y llantos
que guardo en mi pecho..."

Rafael Sánchez Ortega ©
19/07/16

miércoles, 20 de julio de 2016

HOY LUCE EL SOL EN EL CIELO...


Hoy luce el sol en el cielo
y el verano, ¿dónde está?,
porque hay un aire que azota
y nos hace tiritar.

Es ese viento del norte,
el nordeste tan voraz,
que intimidan sus caricias
a las gentes del lugar.

En los sitios recogidos
hay calor sin humedad,
un infierno, aquí, en la tierra
con fervor canicular.

Chirimías de los ciegos
a la imagen de cristal,
y sus notas se transforman
por los dedos del juglar.

Mas volvamos al verano
y a este día de verdad,
retomemos la pregunta
ý acabemos de sudar.

El verano ya ha llegado
y pasado su mitad,
con la lluvia y con las nubes
coincidiendo el malestar.

Pocos días han venido
de calor y de equidad,
porque el llanto de los cielos
se encargó de lo demás.

Días grises, compungidos,
sin principio y sin final,
con la luz parpadeante
y quizás tan peculiar.

"...Es por eso que en el cielo
luce el sol en su fanal,
utopías de los hombres
que sus rayos quieren ya..."

Rafael Sánchez Ortega ©
17/07/16

HE APRENDIDO EN LA VIDA...


He aprendido en la vida
a escuchar a la tierra,
en los hombres que lloran
con sonrisas y muecas.

Porque existen las almas
que sensibles se alteran,
y sus ojos se nublan
y los labios se agrietan.

He ofrecido las rosas
a las manos que tiemblan,
y a los dedos divinos
robé un beso de cera.

Porque quiero que luzcan
la sonrisa más fresca,
y en sus ojos, sin nubes,
la mirada esté tierna.

Y es el hombre y la vida
la pregunta y respuesta,
la que aturde y subyuga
como eterna inocencia.

Porque es una la vida
que vivimos sin verla,
que seguimos soñando
como flor de un poema.

Y son días y días
escanciando su esencia,
arañando el cuaderno
y tomando sus letras.

Porque el tiempo se pasa
y los sueños se quedan,
formación de rosarios
con sus cuentas pequeñas.

"...He aprendido en la vida
a saber lo que cuestan,
aplacar las pasiones
y las lágrimas frescas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
18/07/16

martes, 19 de julio de 2016

UN DÍA LAS SIRENAS MURMURABAN...



Un días las sirenas murmuraban
la falta de cariño de los peces,
querían protestar por su insolencia
y luego castigar a los rebeldes.

Pero una sirenita muy astuta
nadó para llevar unos papeles,
en ellos se encontraban los motivos
y falta de cariño de esos seres.

Resulta que los peces tan hermosos
no saben de cariño con especies,
y entonces juguetean entre ellos
obviando que hay sirenas muy silentes.

Sirenas que precisan de un abrazo,
de cantos y de abrazos en los viernes,
de estrellas que se asomen en la noche
y duerman en las aguas como vienen.

Por eso se entretienen en la playa
haciendo por la arena lo que quieren,
retando a los marinos intranquilos
igual que a tantos peces sus quereres.

Bien saben que el marino está sujeto
al mar y a la trainera que les lleve,
al puerto y a la casa tan cercana
allí donde suspiran sus claveles.

Y saben que los peces no son sordos
igual que sus abrazos inherentes,
cubiertas de salitre las escamas
que brillan mientras nadan y se mecen.

Pero es que los susurros de las noches
carecen del sonido de los trenes,
al menos en las costas y las playas
que esperan a las olas impacientes.

"...Un días las sirenas murmuraban
y yo las escuché entre los cipreses,
hablaban de la vida y de los hombres
del pelo encanecido de sus sienes..."

Rafael Sánchez Ortega ©
18/017/16

lunes, 18 de julio de 2016

ERA UN NIÑO QUE JUGABA...


Era un niño que jugaba
sin juguetes, bajo el sol,
un barquito entre sus manos
merecía su atención.

Y aquel niño, pequeñito,
era un cielo y una flor,
con manitas delicadas
y en sus dedos tú y yo.

Yo no sé lo que sentía
en el cielo nuestro Dios,
al mirar aquí, en la tierra,
los juguetes de cartón.

Sentimientos con engaños,
primaveras de arrebol,
donde niños muy hambrientos
mendigaban su perdón.

La inocencia en las pupilas,
el temblor de aquella voz,
el suspiro en la garganta
suplicándole su amor.

Y entre sueños infantiles
una vida se pasó,
en los ojos la sonrisa
y en los labios el candor.

Y aquel niño que jugaba
en su abrazo cobijó,
a otro niño más pequeño
más huraño y tontorrón.

Hoy le sigue por las calles
sin vergüenza y sin rubor,
como muestra del cariño
y de un lazo entre los dos.

"...Era un niño que jugaba
sonriente y soñador,
y otro niño vino a verle
con Amor en su canción..."

Rafael Sánchez Ortega ©
16/07/16

sábado, 16 de julio de 2016

ES UNA TONTERÍA...



Es una tontería
buscar a las sirenas
por campos y senderos
que llevan a la gleba.

Los seres masoquistas
no paran y se empeñan
en ver en los trigales
pisadas con sus huellas.

Ignoran que las ninfas
no nadan en la arena,
si acaso las deslizan
las olas y mareas.

Por eso los tozudos
prosiguen y no cesan,
rumiando sus razones
como una cantinela.

Es una tontería
decir lo que se piensa,
te dicen los amigos
con cara más bien seria.

Algunos se lo callan
mordiéndose la lengua
y en otros se desliza
la fina sutileza.

Pensar es algo serio
que altera la  mollera,
pensemos como adultos
diciendo no a la guerra.

Pensemos en nosotros
y hagamos una trenza,
con versos y palomas
unidos a la tierra.

"...Es una tontería
sentir como un poeta,
los sueños son los sueños
y amarte es un poema..."

Rafael Sánchez Ortega ©
16/07/16

viernes, 15 de julio de 2016

EXISTEN EN VERANO MARIPOSAS...


Existen en verano mariposas
que vienen a rozarnos con sus alas,
caricias indulgentes de la vida
con rimas de princesas encantadas.

Es una sensación inenarrable
el ver con las pupilas tanta gracia,
el tierno colorido que nos muestra
plagado de utopía y filigranas.

Nos muestran los secretos más sinceros
del bosque y de los ríos sin palabras,
llevándonos a un mundo de ilusiones
sembrado de ilusiones y esperanzas.

Te pido que me prestes un momento
la tinta de tus alas y tu magia,
preciosa mariposa de los sueños
que surges y renuevas una infancia.

Por eso te suplico que regreses
y sigas cada día en nuestras alma,
nosotros precisamos de tus besos
y el roce de esa brisa que nos mandas.

En ella se concentran mil aromas
producto de las mezclas más variadas,
claveles con las rosas y violetas,
y el toque de la jara y la lavanda.

Persígueme, si quieres, te lo ruego
y deja entre mis versos una nana,
el canto que precisan unos ojos
sin música, ni voz, ni pentagrama.

La nota de tus alas tan preciosas
surgiendo con la vida tan soñada,
hermosa mariposa de colores
que vives y que anuncias las mañanas.

"...Existen en verano mariposas
que muestras esas rimas añoradas,
los versos que conmueven al silencio
y el beso que nos dejan con sus alas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
15/07/16

jueves, 14 de julio de 2016

EN EL JARDÍN DE LOS SUEÑOS...



En el jardín de los sueños
hacen guardia golondrinas,
que revuelan en las tardes
con sus notas de alegría.

Ellas vuelan y se acercan,
por los prados y campiñas,
y hasta llegan a la iglesia
a la hora de la misa.

Llevan gracia y con su encanto
nos renuevan energías,
consiguiendo que volemos
tras sus alas y la brisa.

Yo recuerdo muchas tardes
de la infancia, en compañía
de estas aves juguetonas
que lograban mi sonrisa.

Era el turno de la escuela,
la lección bien aprendida,
y aquel verso de Machado
junto al Bécquer de la rima.

Hay un halo de nostalgia
cuando vuelvo atrás la vista,
pero veo que el presente
es la esencia perseguida.

Porque fueron esos tiempos,
donde el fruto y la semilla,
de unos versos temblorosos
conquistaron mis pupilas.

Y es allí donde comienza
la incipiente poesía,
la que intentan estos dedos
cada día en la cuartilla.

"...Una clase en una escuela,
una tierna margarita,
y dos labios temblorosos
que a un poema le dan vida..."

Rafael Sánchez Ortega ©
14/07/16

HAY MUCHO MÁS OCULTO Y ESPERANDO...


Hay mucho más oculto y esperando
la mano temblorosa que le tiendas,
es algo que estremece los sentidos
y brilla como brillan las estrellas.

Es un latido y luz, parpadeante,
una utopía llena de quimeras,
un arcoíris lleno de esperanza
rompiendo por la noche las tinieblas.

Por eso, peregrino y caminante,
no dudes de la senda que te espera,
la sombra del futuro es alargada
y puedes, con esfuerzo, ver la meta.

Seguro que sonríes al pasado
y pasan por tu mente las escenas,
aquellas que enfrentándote, en batallas,
pudiste, con fortuna, ser gacela.

Corriste por los bosques y sembrados
dejando filigranas y piruetas,
así como suspiros de la vida
en bellas sinfonías y carreras.

No creas lo que dicen las palabras
del hombre que carece de respuesta,
si acaso la del pobre y el mendigo
que pide su migaja ante tu puerta.

Su mano sí se extiende a la esperanza,
en busca de la tuya que le tiendas,
por eso sé sensible y generoso
y atiende al que te pide como sea.

Un día entenderás las vibraciones
del alma singular en que se alberga,
el hombre soñador, en que tú vives,
y el niño que quisiera ser poeta.

"...Hay mucho más oculto y esperando
y puede que el ausente no lo sepa,
por eso mira bien lo que ahora tienes
y lucha por seguir en la pelea..."

Rafael Sánchez Ortega ©
13/07/16

UNA MIRADA INQUIETA...


Una mirada inquieta
recorre la llanura,
las nubes están bajas
y anuncian a la lluvia.

Las gotas insistentes
maltratan a la fruta,
también a los trigales
y al hombre que madruga.

Son lágrimas del cielo
que bajan disolutas,
recorren los rincones
del hombre con sus dudas.

También rozan los dedos
que extienden la batuta,
sacando dulces notas
de un aria muy profunda.

Así son estos días
de nieblas y de brumas,
con nubes persistentes
y agüilla muy menuda.

No tengo escapatoria
ni busco alguna excusa,
los días son tan grises
que no tienen la culpa.

Si acaso, quien la tiene,
es ese que se escuda,
aquel que marcha al monte
y luego ve a la luna.

Hay locos convencidos
y orates sin montura,
pequeños Don Quijotes
sin "manchas" en su alcurnia.

"...Una mirada inquieta
te dejo y ya te busca,
igual que en este beso
mi labio va a tu blusa..."

Rafael Sánchez Ortega ©
12/07/16

miércoles, 13 de julio de 2016

NO BUSQUES EN LOS LABIOS...



No busques en los labios la sonrisa
del pecho que solloza por la fiebre,
es fácil que la misma esté apagada
igual que las pupilas muy ardientes.

Recuerda que los niños que sonríen
lo hacen sin pensar y sin dobleces,
no esperan a que lleguen los aplausos,
si acaso los abrazos que les dejen.

Por eso compadece a la figura,
perlada de sudores en las sienes,
y busca entre sus ojos la alegría
velada por la niebla y los reveses.

Los hombres necesitan de sonrisas
y entonces las persiguen muy valientes,
no saben, ni calculan que sus fuerzas
se encuentran en el reino de los débiles.

Si piensas escalar una montaña
recuerda los senderos, en la nieve,
y busca los rodeos necesarios
a fin de coronar, bien, esos frentes.

Entiende las señales de las nubes,
no dudes de los cielos tan celestes,
repasa el material que necesitas
y escala, sin dudar, la roca agreste.

No olvides, por supuesto, los jardines,
las rosas de tu tierra y los claveles,
las ramas deliciosas de los sauces
las hayas y los robles sonrientes.

Recuerda que la vida es un suspiro,
que somos algo así como cipreses,
estamos y crecemos esperando
la mano que nos tome y que nos lleve.

"...Si quieres la sonrisa de unos labios
mitiga de los mismos lo que duele,
y llévales el labio deseado
y el beso presuroso que ellos quieren..."

Rafael Sánchez Ortega ©
11/07/16

martes, 12 de julio de 2016

HAY DOS BARCAS...


Hay dos barcas con sus remos esperando
en un lago cristalino y transparente.
Son hermosas sus figuras tan lozanas
sobre el agua, silenciosa, que las mece.

Pero el cuadro tan precioso que presentan
está lleno de partículas que tienen
los pigmentos sonrosados de la aurora
con la imagen invisible del nordeste.

Hay fragmentos que se posan en el aire
como notas discordantes y muy breves,
impacientes mariposas del verano
con sus alas extraídas de un sainete.

Unas nubes oscurecen la alborada
con el manto, un tanto gris y sugerente,
sobre el árbol que se asoma en la ribera
y perfila su floresta sobre el muelle.

Hay dos barcas esperando tu saludo
y también, en la mañana, que te acerques,
para ver el contenido de sus bancos
y esos remos que se cortejan al tolete.

Ellos forman la canción de los marinos,
impulsados por sus manos, y sin fuelle,
de un piano y una orquesta, que en silencio,
va dejando melodías en las frentes.

No se asustan las gaviotas y alcatraces
con el canto y el jolgorio que se ofrece
ya que son acompañantes de este cuadro
con los viejos capitanes y grumetes.

Unas olas les saludan a su paso
y atrás quedan las montañas y la nieve,
con los ojos familiares que les siguen
y el susurro, suplicando, que regresen.

"...Hay dos barcas amarradas a la orilla,
y con ellas hoy renace y permanece,
el cariño y pentagrama de dos almas
que se aman, que suspiran y se quieren..."

Rafael Sánchez Ortega ©
10/07/16

NO PIERDAS NI ABANDONES LA ESPERANZA...


No pierdas ni abandones la esperanza
y menos por zarpazos de la vida,
es fácil el dolor por una herida
que inclina toda fe de la balanza.

Se tiene o no se tiene confianza,
se vive sin vivir si es una huida,
entonces no abandones la partida
y sigue tu camino sin tardanza.

La vida es una senda misteriosa,
sembrada de ilusión y de utopía
que, a veces, se nos torna dolorosa.

Por eso la esperanza es alegría,
el leve parpadeo de una rosa
y el verso con amor del día a día.

Rafael Sánchez Ortega ©
09/07/16

lunes, 11 de julio de 2016

HOY LA PALABRA GRACIAS...


Hoy la palabra gracias va en mi pecho
y no de una manera alambicada,
es algo que ahora siento firmemente
y quiero transmitirlo con palabras.

Palabras egoístas, quizás torpes,
con mezcla de inquietud y apasionadas,
pero es lo que me sale de muy dentro
y trato con mis letras de expresarlas.

Doy gracias al amigo que, sincero,
me ayuda en el silencio y la distancia,
me dice que no tenga miedo al miedo
y reza por mi alma una plegaria.

Doy gracias a la eterna poesía,
la base de la vida y mi cruzada,
sin ella marcharía a la galerna
sin rosas y violetas en las alas.

Doy gracias a los niños que sonríen
y a tantas manecitas encantadas,
se mueven suplicando un "padrenuestro"
y luego recogiendo las migajas.

Doy gracias a la vida, en su conjunto,
y al Dios que nos la ofrece y la regala,
nosotros somos simples testaferros,
notarios de este tiempo que se pasa.

Doy gracias a mi eterna compañera
y al ángel tan bendito que me alcanza,
me cuidan en sus brazos, con caricias,
dejándome la fe con la esperanza.

Por eso en estas gracias tan sinceras
no olvido a quién me amó y quién me ama,
a Dios, por su paciencia, sobre todo,
y amigos, familiares de mi casa.

"...Hoy la palabra gracias va en mi pecho,
y quiero a todo el mundo así gritarla,
doy gracias a la vida y a los hombres
y al cielo, en especial, por su importancia..."

Rafael Sánchez Ortega ©
08/07/16

LA VIDA ES UN REGALO QUE TENEMOS...



La vida es un regalo que tenemos,
un tiempo de ilusión y de utopías,
empieza, sin saber, cuando nacemos,
con llantos, pataletas y alegrías.

La vida tiene un fin, y nos perdemos,
tratando de pulir viejas manías,
respuestas a preguntas que, sabemos,
no tienen solución en nuestros días.

Por eso hay que vivir profundamente
amando al ser humano en su locura,
y a Dios, en tu razón, tener presente.

No olvides que, en Belén, nos dio ternura,
un Niño, singular y omnipotente
que luego le vendimos con usura.

Rafael Sánchez Ortega ©
07/07/16

domingo, 10 de julio de 2016

Y SI LLORAN ESOS OJOS...


Y si lloran esos ojos
¿porqué llueve en las pupilas,
y diluvia en las pestañas
tantas gotas hoy furtivas?

...Nadie tiene la respuesta
a esta ausencia de alegría,
en los ojos tan hermosos
con miradas ya marchitas.

Hay tristeza subyacente
que se palpa y cobra vida
y esto es triste de admitirlo
en las almas que mendigan.

Porque, luego, por las calles,
se ven pasos que vacilan
y miradas temblorosas
que se pierden en esquinas.

Yo quisiera ser un ángel
y ofrecerles mi sonrisa,
a los hombres y a los niños
que carecen de la misma.

Yo quisiera ser el viento
y llevarles la caricia,
ese beso que los dioses
han dejado con la brisa.

Y secarles, con mis dedos,
las pupilas intranquilas,
y cambiarles esas gotas
por dos tiernas margaritas.

Ojos dulces e inocentes
que vivís las poesía
en un mundo borrascoso
y cubierto de la arcilla.

"...No penséis que os ignoran
otros ojos con sus rimas,
ya que viven vuestras penas
y también las utopías.

Porque lloran esos ojos,
es verdad y no es mentira,
y es por falta del cariño
que precisan cada día..."

Rafael Sánchez Ortega ©
06/07/16

SÉ QUE UN DÍA DORMIRÉ...



Sé que un día dormiré y me sumiré, sin más,
en un gran sueño.

Es por eso que ahora velo en mi vigilia
y hasta escribo de la luna y las estrellas.
Ellas fueron compañeras de este viaje,
las amigas silenciosas de la noche,
que dejaban su cariño entre mis letras,
acercándome a su luz y su silencio.
Hoy repaso brevemente mi pasado
y hasta escucho los reflejos que me envían.
Hay en ellos multitud de pentagramas
con sus notas apagadas y dormidas,
hay esquirlas con figuras indiscretas
que provienen de personas muy cercanas
que no están a nuestro lado porque hicieron
su camino.

Y es aquí donde me paro mientras pienso
y reflexiono en ese tiempo ya pasado.
Analizo los instantes y minutos,
aquel bar y aquella pista para el baile,
una mesa y unas copas esperando,
un cigarro que vacila entre los dedos,
unos ojos que me miran y que buscan
a los míos,
una mano que se mesa los cabellos
y unos labios que murmuran, en silencio,
unas palabras.

Hay trambién otros instantes que me vienen
a la mente y la retina,
como aquel, alrededor de una capilla.
Fue una tarde, como tantas, en que hicimos
el paseo hasta la barra.
Nos paramos en la puerta y rezamos una Salve.
Aún recuerdo aquel momento, como ahora,
ya que unimos nuestros dedos en el acto,
y después nuestras miradas se cruzaron
y allí mismo, ante la Virgen,
nuestros labios se besaron
en un acto de cariño muy sencillo.
¡Es difícil olvidar algo tan noble
y tan hermoso, y por eso lo recuerdo!

Eran días de una eterna y principiante primavera
y se oían y escuchaban las cigarras, en la noche,
en un coro indescriptible y sin orquesta.
Yo escuchaba los latidos de otro pecho enamorado
que temblaba de emoción ante los míos,
(principiantes revoltosos e incipientes juveniles,
mis latidos),
que pugnaban ver la vida y conquistar el universo.

Es por eso que ese tiempo lo recuerdo con nostalgia,
aunque sea ya pasado, porque es parte de la vida
y un retal, entre retales, con su luz parpadeante
y sus gotas de rocío.

...Hoy estamos en otoño y se acerca ya el invierno.
Es por eso que recojo los aperos de los campos
y la siembra que ha quedado ya muy lejos
y me vuelvo hacia la tierra, con mis manos;
la acaricio con mis dedos
y la esparzo suavemente entre los surcos
invisibles de otros campos y otros sueños.

Sé que un día dormiré y me sumiré, sin más,
en un gran sueño
pero, al fin, despertaré en otro mundo y otras tierras
sin saber quién soy y quién he sido
ya que el sueño del pasado está pasado
y allí empieza, y da comienzo, otro sueño:
El gran sueño, del presente y del futuro
tan ansiado.

Rafael Sánchez Ortega ©
05/07/16

sábado, 9 de julio de 2016

EN TU PUERTA ME DETENGO...


En tu puerta me detengo
a tomar una sonrisa,
un suspiro bajo el fresno
y una tierna margarita.

Y con ellos el mensaje
que dejaste con sus líneas,
unas letras invisibles
con mil besos y caricias.

Es por ello que prosigo
el paseo de la ermita,
con el rezo de una salve
a la Virgen que nos cuida.

Ya se ciernen nubarrones
por el cielo de la villa,
y hasta el viento del oeste
sustituye a nuestra brisa.

Está cerca la galerna
y las olas ya se agitan,
se levantan y despeñan
en la costa, antes tranquila.

Se apresuran los marinos,
con sus botes y barquías,
a remar con todas fuerzas
y lograr así, su huida.

La sonrisa que me diste
se me torna en agonía,
mientras veo alzar los remos
poco a poco más cerquita.

Es la eterna paradoja
del marino y la alegría,
la bonanza y la galerna
como signo de la vida.

"...En tu puerta me detengo,
a rezarte "Ave María",
La Barquera de los mares
y en mi Villa tan querida..."

Rafael Sánchez Ortega ©
05/07/16

RECONOCE...


Reconoce tus culpas y pecados
y tendrás el perdón y la sonrisa,
del amigo con ojos muy cansados
que de ti aguardaba esta premisa.

Reconoce momentos silenciados
y el poder curador de la artemisa,
para ver esos labios tan ansiados
y robar unos besos a la brisa.

Reconoce que tú eres diferente
porque tienes grabado en la cadera
un tatuaje que es tuyo, simplemente.

Reconoce el orgullo y la ceguera
por no ver a la mano, tan valiente,
que ofrecía a la tuya su bandera.

Rafael Sánchez Ortega ©
04/07/16

viernes, 8 de julio de 2016

QUE DESCANSEN...


Que descansen y duerman los flamencos
tras nadar por las aguas en el lago
y que lleguen las sombras de la noche,
con dulzura, a cubrirnos con su manto.

Que se cierren balcones y ventanas
y las hojas, también, de los geranios,
murmurando, en las almas, el silencio
con la paz de la acera y del asfalto.

Que pululen, de nuevo, las estrellas
en el cielo y su brillo, destacando,
sobre el bello escenario de la noche,
como puertos traviesos con sus faros.

Que se quede en suspiros la palabra
que salía temblando de los labios,
y que sea por ella, la sonrisa,
el mensaje y la voz en su legado.

Que renueven los hombres las promesas
y que ofrezcan verdades sin recato,
para ser generosos en la vida
y, además, un poquito más humanos.

Que los niños se sientan protegidos
y que sueñen con elfos y pegasos,
en un mundo en que exista la esperanza
y también el cariño deseado.

Que se tiñan los mares de reflejos
y las olas se estiren, al descanso,
por la playa infinita del Olimpo
donde el tiempo y los dioses han varado.

Que no juzguen los hombres a los hombres
y perdonen vilezas y otros actos,
aunque sean culpables, muchas veces,
con sus almas cargadas de pecados.

"...Que tus dedos se juntos con mis dedos
y también a tus manos con mis manos,
para ser y sentir nuestros latidos
galopar por la vida desbocados..."

Rafael Sánchez Ortega ©
03/07/16

UN PASEO ENTRE LAS NUBES...


Un paseo entre las nubes
con un traje de princesa,
rodeada de gaviotas
y montada en bicicleta.

Así fue como te vieron
y así cuenta la leyenda,
y los niños de sus padres
con cariño lo recuerdan.

Una humilde princesita
subió al cielo muy coqueta,
para andar sobre las nubes
y acercarse a las estrellas,

Encontró, sin proponérselo,
un sillín con unas ruedas,
dos pedales caprichosos
y en sus manos unas trenzas.

Manillar de manillares
de una bici pizpireta,
muy acorde con la imagen
de la niña tan traviesa.

Yo recuerdo su figura,
juvenil y siempre inquieta,
rodeada de mil sueños
y también de algún poema.

Era un ángel con sus faldas,
golondrina en su belleza,
visionaria de otros mundos
y cautiva de la tierra.

Pero hay algo que me callo
y que solo sabe ella,
era hermosa entre las rosas
como un verso por su esencia.

"...Un paseo entre las nubes
hoy te ofrezco, Cenicienta,
como aquel de aquella niña
que quería ser maestra..."

Rafael Sánchez Ortega ©
02/07/16

jueves, 7 de julio de 2016

TE CONOCÍ...


Te conocí una noche como tantas,
eterna mariposa en el silencio,
tenías una voz inconfundible
con tu sonrisa joven y sin miedo.

Y sí, me enamoré, se enamoró
el poeta soñador sin saberlo,
quedando subyugado en tu palabra
y luego en la silueta de tus versos.

Recuerdo que charlamos muchas veces,
que incluso compartimos los recreos,
que hicimos confidencias infinitas
para vencer las nieblas de los cielos.

Pero llegaron nubes agridulces
con ese tono, ardiente, como el fuego,
y destruyeron todo lo creado
hasta asolar el mundo de los sueños.

Y ahora que recuerdo tu figura
me digo dónde estás que no te veo,
no escucho la palabra de tus labios,
ni al tierno corazón que iba sediento.

No fue por nuestra culpa separarnos,
quizás solo el destino estuvo en ello,
y tú te arrinconaste con tu prosa
rompiendo mil cadenas y deseos.

Te veo con las lágrimas furtivas
bajando por la cara hasta tu pecho,
resbalan como gotas de rocío
que esparcen sus aromas por el suelo.

Entonces me pregunto dónde has ido,
preciosa Campanilla sin tus elfos,
el bosque está precioso en primavera
y cantan los gorriones y jilgueros.

"...Hay versos que palpitan en el alma
y rimas que se expresan con los besos,
los labios los recogen uno a uno
quizás como recuerdos tan eternos..."

Rafael Sánchez Ortega ©
01/07/16

CONTADOR DE PALABRAS...


Contador de palabras
y de sílabas neutras,
mira bien estas rimas
y no falles en ellas.

Que los signos impresos
lleguen bien, en sus letras,
y también los mensajes
de las nieves eternas.

Porque todo es ternura,
sensación y belleza,
cuando el alma suspira
y las voces se expresan.

Unas veces son versos,
otras veces violetas,
que susurran y dicen
lo que el cielo las deja.

Contador de palabras
que musitas apenas,
esa cuenta invisible
de medir un poema.

No vaciles entonces
si la suma no llega
ni recortes tampoco
una esdrújula nueva.

Hay palabras agudas
cual rebeldes cometas
que nos mandan mensajes
sin medir consecuencias.

Pero busca la vida
y en la misma la tierra,
esa sangre que grita
y ese mar que se altera.

"...Contador de palabras
no me dejes a medias,
yo preciso tus versos
y tus labios de fresa.

Y entre beso y palabras
robaré tu inocencia,
y tú a mí la cordura
por lograr que te quiera..."

Rafael Sánchez Ortega ©
30/06/16

miércoles, 6 de julio de 2016

DEJEMOS POR EL MUNDO LAS SONRISAS...


Dejemos por el mundo las sonrisas,
tracemos mil caminos singulares,
busquemos por el cielo las figuras
que llegan con las nubes a raudales.

Bajemos, con paciencia hasta los suelos,
abramos los candados con la llave,
igual que cerraduras oxidadas
que dejan sus chirridos en la tarde.

Seamos como niños, simplemente,
tengamos inquietudes como tales,
soñemos con pegasos y veleros
y luego disfrutemos en sus parques.

Es fácil que este mundo de utopías
contenga multitud de realidades,
y un poco de locura entre las mentes
de niños consentidos por sus padres.

Dejemos que disfruten las palomas,
que vuelen los gorriones con alardes,
que salgan a cantar en la praderas
los grillos y cigarras con sus trajes.

Dejemos que se fundan en un trino,
la sed y la pasión de los amantes,
y luego, que se miren a los ojos,
dejemos, dulcemente, que se amen.

No sé si dejaremos muchas cosas
prendidas de alfileres y saudades,
mas sé que temblarán las golondrinas
posadas en aleros y nidales.

Quizás un corazón enamorado
se deje su tic-tac en un alarde
posado en una flecha de Cupido
y listo para ir a atravesarle.

"...Dejemos, si tú quieres y te importa,
que vibre el corazón en cada instante,
seamos como niños que, en los sueños,
reciben ese beso inalcanzable..."

Rafael Sánchez Ortega ©
29/06/16

YO PIENSO QUE ESCRIBIR...


Yo pienso que escribir es importante,
lo mismo que sentir y que te sientan.
Se escribe en el sentir, en un instante,
se siente al escribir lo que argumentan.

Entonces no te pares, y adelante,
recoge los susurros que comentan
la voz encariñada del amante
que intenta transmitir lo que le cuentan.

Por eso, pienso yo, que es necesario,
el arte de escribir, aunque le duela,
al tierno corazón tan solitario.

Escribe aquel que siente, sin escuela,
carente de recurso y diccionario,
y escribe para ti, niña locuela.

Rafael Sánchez Ortega ©
28/06/16

SUENAN PASOS...


Suenan pasos, sin duda, en la escalera
que descienden pausada y lentamente.
Yo no sé de quien son ni tan, siquiera,
si serán un producto de la mente.

...Porque existe un rosal que, en primavera,
nos ofrece sus rosas dulcemente,
es un canto al amor y una manera
de invitar a vivir más tiernamente...

Esos pasos que avanzan, muy despacio,
a la rosa desean con premura
como parte valiosa de un topacio.

Es por ello que aflora la ternura,
la inocencia y el sueño del palacio
y también, si me apuras, la cordura.

Rafael Sánchez Ortega ©
27/06/16

martes, 5 de julio de 2016

TIENES TU MESA...


Tienes tu mesa llena de papeles
y no sabes, siquiera, de que son,
papeles y papeles con recuerdos
marchitos por el tiempo y por el sol.

Es cierto que carecen de importancia
y por eso tú omites la atención,
aunque algunos te acechen con sus dudas
y provoquen la sed del leedor.

Unas veces, la mesa tiene libros,
otras veces la sombra de un reloj,
y también mariposas con mil sueños
y una eterna escalera de color.

Porque sueños cargados de esperanza
es robar un latido al corazón,
es sentir esa esencia de la mesa
donde duermen la letra y el farol.

Me pregunto si existe todavía
aquel sueño del niño encantador,
quien buscaba, en la noche, a las estrellas,
y a través de las mismas al buen dios.

Pero sé que estará sobre la mesa
la respuesta sencilla y sin rubor,
ya que el niño se expresa sin palabras
sonriendo sus ojos a mi voz.

No hacen falta los versos y poemas
intentando dormir a la razón,
ya que aquella los vive día a día
con sus ojos vendados de pasión.

En la mesa no existen pentagramas
y una música surge de un crisol,
es el canto dorado del verano
y un clavel que nos deja el diapasón.

"...Te aseguro que tienes a tu mesa
cenicienta y cubierta de candor,
y aunque vuelen papeles y recuerdos
nadie habrá que la vea como yo..."

Rafael Sánchez Ortega ©
25/06/16

SE ROMPE EL CORAZÓN...


Se rompe el corazón y sus latidos,
navegan por el cielo, eternamente,
es culpa de unos labios malnacidos
besando en otros labios dulcemente.

¡Qué duro es repasar a los tejidos
rasgados con premura, sutilmente!,
y es duro conseguir que los sentidos
acepten los dictados de la mente.

¡Ay tierno corazón, dime si es cierto!,
no creo que renuncies sin batalla,
ni creo, de verdad, que ya estés muerto.

Te espera, un vez más, en esa playa,
arenas que recuerdan un desierto,
y un niño que no tira la toalla.

Rafael Sánchez Ortega ©
24/06/16

lunes, 4 de julio de 2016

POR AQUELLA CALLE...


Por aquella calle,
de grato recuerdo,
vinieron tus pasos
un día de invierno.

Y luego otro día,
verano, yo creo,
volvieron los pasos,
alegres, contentos.

La luna de plata
brillaba en el cielo,
la plaza sombría
pedía sus besos.

Yo atento a los pasos
no vi su reflejo,
ni vi las caricias
del hombre indiscreto.

Los pasos seguían
sonando muy dentro
y yo los buscaba
arriba, en mis sueños.

¡Oh sueños dorados,
benditos silencios,
placeres ocultos
de niños inquietos!

No sé si quedaron
algunos en versos,
o están marchitados
sin voz y lamento.

Mas sé que la luna
hoy busca el secreto
del paso y suspiro
de un labio y un beso.

"...¡Ay luna de plata,
no sigas leyendo!,
los pasos hoy vibran,
quizás por el viento.

Los niños sonríen
y Dios está en ellos,
serenos, tranquilos,
con sueños eternos..."

Rafael Sánchez Ortega ©
23/06/16

HOY PUEDE QUE COMIENCE...


Hoy puede que comience un nuevo ciclo
y cambien las batallas y las guerras,
la paz, que se adivina, está lejana
y vibren los timbales y banderas.

La vida continúa día a día,
te dicen y me dicen las violetas,
las rosas nos ofrecen sus aromas
y somos prisioneros de su esencia.

No debes renunciar a la batalla,
mi tierno corazón que estás en vela,
ni debes apurarte del futuro,
si acaso del presente que te besa.

Vivimos en el día cada instante,
sentimos sensaciones muy diversas,
y puede que pensemos y creamos
que somos inmortales en la tierra.

Quizás, como los niños, ignoramos
que existen las verdades indiscretas,
nacemos y vivimos, solamente,
de modo singular y sin respuesta.

La vida es un paseo en una barca
que marcha paralela a la ribera
y un día se despierta estremecida
sabiendo que su viaje ya es leyenda.

Por eso considero, que la vida,
es algo que hay que hacer, hasta que muera
el alma y la razón de cada hombre
dejándose la piel en sus problemas.

No dudes, corazón, en tus latidos
hay algo muy sublime que nos dejas:
las ganas de vivir y de ser libre
y el verso inacabado de un poema.

"...Hoy puede que comience un nuevo día
y cambien los relojes sus esquemas,
las horas se conviertan en segundos,
los días y los meses en estrellas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
22/06/16

domingo, 3 de julio de 2016

NO PIENSES EN PALABRAS...


No pienses en palabras muy bonitas
y trata de vivir a tu manera,
que nadie te cuestione ni confunda
y sepas encontrar a tus respuestas.

La vida es un rosario de emociones,
con días en que surge la sorpresa,
y puede que a sonrisas y alegrías,
sucedan las llantinas y las penas.

Por eso te aconsejo que no sufras,
que tomes de la vida lo que lleva,
que vibres con la brisa y con sus besos
y sepas encontrar a tu poema.

La gente te dirá que has fracasado,
que vives, sin vivir, a tu manera,
y que eres un juguete de los dioses
que dictan, cada día, lo que piensas.

Te pido y te sugiero que no sigas
detrás de las palabras lisonjeras,
y sigue el balbuceo de tus labios
que llevan un mensaje entre sus letras.

Seguro que verás lo que te digo
y acaso encontrarás esas estrellas,
las rimas vacilantes y los versos,.
aquellos que escribieron los poetas.

Si encuentras todo este que reseño,
prosigue tu camino y no te mientas,
recuerda que la vida es un instante
que surge de la nada y vuelve a ella.

No temas, corazón, y no vaciles,
persigue la verdad, aunque te duela,
a veces tras los lloros hay sonrisas
y algunas alegrías encubiertas.

"...No pienses en palabras seductoras
la vida y el amor que tú deseas,
acaso va contigo y en tu sangre
y corre desbocada por tus venas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
21/06/16

sábado, 2 de julio de 2016

ME GUSTA MIRAR AL CIELO...


Me gusta mirar al cielo
para contar las estrellas,
y luego cerrar los ojos
para escuchar sus poemas.

Es algo que siento dentro
y que la noche me deja,
ese canto y el susurro
de los versos y las letras.

Porque los cielos nos hablan
y nos cuentan mil leyendas,
en invierno y en verano
y también en primavera.

Ahora que crecen los días
las estrellas son coquetas,
pequeñitas, temblorosas,
diminutas y traviesas.

Por eso salgo en la noche
para ver entre la niebla,
las estrellas y la luna
y, tal vez, algún cometa.

Pero si salgo es por algo
que me dijo una sirena,
musitando en un suspiro:
"poeta de las estrellas".

Y desde entonces, amigos,
busco la huella en la senda,
la linterna parpadeante
con el verso que la mueva.

Es un reflejo divino,
como una estrella señera,
que se estira por los mares
al vaivén de las mareas.

"...Me gusta mirar al cielo
y restañar sus ojeras,
recogiendo así sus rimas
con sus legañas traviesas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
20/06/16

viernes, 1 de julio de 2016

YA SALE LA LUNA...


Ya sale la luna, tuna
luciendo su bata blanca,
se asoma, quizás despacio,
dejando primor y gracia.

Es luna de primavera
con cara de tul y nácar,
nos deja también su encanto
reflejos y mar de plata.

No olvida esta vez la luna
saciarnos de luz y magia,
ni olvida a la tierra hermosa
que pide su beso y gracia.

De nuevo se marcha mayo
llegando el estío al agua,
la luna besa a la arena
y así renacen las playas.

Ya sale la luna entonces
y lo hace en primera instancia,
atrás deja primaveras
e instantes con mil nostalgias.

La luna tiene su encanto
y esencias de mieles mágicas,
suspiros, besos y risas,
y un manto con elegancia.

La luna quiere respuestas,
cariño y susurros manda,
nosotros, pobres mortales,
queremos salud diaria.

Por eso sale de noche
la luna tan encantada,
y sale también de día
durmiendo en la nube clara.

"...Ya sale la luna llena
y el beso surge con ansia,
sus labios son dos luceros
que cambian besos por lágrimas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
19/06/16