sábado, 31 de diciembre de 2016

LOS BESOS SE HAN QUEDADO CONGELADOS...


Los besos se han quedado congelados
en medio del murmullo y de la gente,
parecen pensamientos musitados,
capullos de un rosal irreverente.

Abrazos, prometidos, perfumados,
un poso de emoción está latente;
recuerdos que se dejan olvidados
por causa y por excusa del relente.

Pero otros se rescatan con premura
y son como una nueva sementera,
caricias y pasión, nueva aventura,
en busca de la eterna primavera.

"...Bendita la ilusión que así conjura,
el beso congelado y la quimera..."

Rafael Sánchez Ortega ©
31/12/16

YA SE ASOMA LA LUNA DE PLATA...



Ya se asoma la luna de plata
con sus puntas en cuarto creciente,
una dulce silueta la adorna
y en la noche se acuna y se mece.

Bella estampa que emerge en el cielo
cuando el año despide diciembre,
y es anuncio febril de otro año
que a la puerta nos llama muy fuerte.

Carantoñas de niños pequeños
y también de chavales imberbes
que han crecido siguiendo a la luna
y la ven, en el cielo, latente.

Es preciso mirar en la noche
ese blanco vestido de nieve,
y también a los ojos divinos
con mensaje de miel, impaciente.

Ya se asoma la luna de plata
en los días del año que vence,
y nos dice que sí, que ha venido
a mostrarnos Belén y a los Reyes.

Porque quiere que todos los niños
puedan ver el humilde pesebre,
donde un Niño con rizos de oro
ha venido a dejarles juguetes.

Muchos niños se muestran contentos
al pensar conseguir lo que quieren,
y otros miran la luna de plata
con su cara bonita y celeste.

Chirimías y risas sinceras,
festival de pupilas alegres,
eso es lo que quiero estos días
para un mundo de prisas y gentes.

"...Ya se asoma la luna de plata
y en la noche se marcha el nordeste,
es la magia que llena los ojos
la que cubre de besos la frente..."

Rafael Sánchez Ortega ©
30/12/16

viernes, 30 de diciembre de 2016

UN AÑO...


Un año más ha pasado,
un año menos que queda,
es el refrán de la vida
en estas sumas y restas.

Porque la suma es sencilla
aunque la resta es incierta,
y eso lo viven los hombres
con alegrías y penas.

Es la constante que existe
y es el resumen que dejan,
días y meses vividos
con el rodar de la tierra.

Dicen que el alma del hombre
es invencible y eterna,
y que aunque nace no muere
ya que pervive la esencia.

Pero su cuerpo soporta
luchas de viento y galernas,
mientras el pecho cansado
lleva la sangre a las venas.

Es el teatro del mundo
el que se plasma en la escena,
ya que la vida es un soplo
del tiempo fiel a las velas.

Pero conscientes los hombres
luchan, amando sin tregua,
por retener de ese instante
todo el licor de su néctar.

Hay que dejar a las almas,
con su infinita pureza,
llenas de amor y suspiros
para que siempre estén bellas.

"...Un año más se nos marcha
otro año menos a cuenta,
pero al final lo que importa
es que te quiero y me quieras..."

Rafael Sánchez Ortega ©
29/12/16

jueves, 29 de diciembre de 2016

NO TE PIERDAS EN LAS CALLES...

.
No te pierdas en las calles
seguidor de las estrellas,
ya que esperan, en la noche,
tu sonrisa y tu presencia.

Son muy sabias las guirnaldas
que con gracia parpadean,
y nos dejan melodías
con mil notas plañideras.

Y aunque sea en el silencio
son sus voces las que llegan,
las que agradan los sentidos
para hacerlos que se duerman.

Hay un punto de hermosura
que recogen las sirenas,
aunque sea en esos sueños
del durmiente que las crea.

No te pierdas en las calles
zurcidor de mil poemas,
ya que tienes en tus versos
una magia siempre fresca.

Porque abundan los juglares
que no aportan más que penas,
y tú tienes la elegancia
que te ofrecen las mareas.

Con la pluma entre los dedos
vas sacando, letra a letra,
la leyenda alborotada
que imaginas con paciencia.

No hay en ello mal alguno,
al contrario, tú te prestas
para ser como el suspiro
de ese labio al que ahora besan.

"...No te pierdas por las calles,
y si acaso no me pierdas,
voy contigo y no te olvido,
soy tu sombra, aunque no quieras..."

Rafael Sánchez Ortega ©
28/12/16

miércoles, 28 de diciembre de 2016

ESTÁ ABIERTA LA PUERTA...


Está abierta la puerta
y tú puedes entrar,
¡adelante, sin miedo!,
es tu casa y será.

Porque en estas paredes,
hoy escasas de cal,
se acumulan recuerdos
de un pasado feraz.

Tu viviste aquí, adentro,
no lo puedes negar,
y por eso ahora buscas
una marca y señal.

La del cuarto de enmedio
con olor de azafrán,
y los libros de antaño
con dibujos dispar.

Porque en ellos había
ese trazo final,
con la imagen celeste
que te hacía volar.

Y volabas, entonces,
como nunca jamás,
has volado ni vuelas
por encima del mar.

Arrullabas las olas
con caricia otoñal,
y llenabas tu pecho
de salitre y de paz.

Es por eso que vuelves
y que quieres pasar,
a la casa que un día
te acogió con su pan.

"...Mariposa celeste,
Campanilla especial,
hoy mi puerta está abierta
para ti y nadie más..."

Rafael Sánchez Ortega ©
27/12/16

PERDONA SI TE PREGUNTO...



Perdona si te pregunto
¿dónde vas tan decidida?,
nube blanca que amaneces
por el cielo muy tranquila.

¿Vas en busca de los campos
con la lluvia entretenida
en las gasas y algodones
de esa imagen tan bonita?

¿O si acaso vas buscando
otros rostros que suspiran,
el del niño y el del hombre
que te piden la caricia?

...En verdad no te pregunto
y te dejo bien tranquila,
ya que espero que tu llegues
a las almas y pupilas.

A las almas solitarias
y que esperan compañía,
estos días y estas fechas
navideñas y sencillas.

Y también quiero que entres
en los seres que vacilan,
a través de la mirada
y les dejes tu semilla.

Bella nube sin respuesta
que te muestras a mi vista,
ten un poco de consuelo
y repárteme tu brisa.

Aunque ignores las respuestas,
(no hay asomo de malicia),
dame aquello que te pido
y serás mi nube amiga.

"...Perdóname si pregunto,
nube blanca tan bonita,
¿dónde vas hoy, de mañana
con rocío en tus esquinas?..."

Rafael Sánchez Ortega ©
26/12/16

martes, 27 de diciembre de 2016

RECUÉRDAME...


Recuérdame el regalo que me hiciste
en forma de caricia, con un beso,
la cara que te puse, sorprendido
y luego proseguimos el paseo.

Estábamos entonces en la cima
y el mundo, a nuestros pies, estaba lejos,
teníamos un tiempo por delante:
"la eterna juventud con tantos sueños..."

Entonces no mirábamos las calles
con tanta muchedumbre de paseo,
si acaso en las gaviotas que pasaban
y puede que en las nubes de los cielos.

Queríamos ser libres, sin amarras,
volar con el nordeste e ir muy lejos,
allá donde la brisa se estirase
llegando con el fleco de los vientos.

Recuérdame, también, de tu mirada,
y la mía, buceando en los cuadernos,
buscábamos allí los Peter Panes,
también las Campanillas de los cuentos.

Tratábamos de ser muy diferentes,
que otros ocuparan nuestros puestos,
por eso perseguíamos quimeras
andando por sabanas y desiertos.

Dejábamos que el sol nos alumbrase,
de día, por los campos y senderos,
y luego por la noche era la luna
el faro que guiaba a tantos versos.

Por eso la razón no funcionaba
trazando. "sin palabras", con los dedos
extraños garabatos, sin sentido,
que el otro corazón tomó en silencio.

"...Recuérdame el regalo tan hermoso
que un día y otro día fue a mi pecho,
tus manos entregaron esa rosa
y el beso de tus labios sigue fresco..."

Rafael Sánchez Ortega ©
25/12/16

CAMPANILLAS DE LAS VACAS...


Campanillas de las vacas,
melodías de mi tierra,
que con tiernas sensaciones
de mañana nos despiertan.

Es el verde de los prados
quien perfila las siluetas,
de figuras entrañables
mientras pacen y alimentan.

Bella estampa la que ofrecen
las vaquitas de mi aldea,
porque pastan con gran celo
aunque sea en estas fechas.

Hace años, yo recuerdo,
los ganados y reserva,
con la leche y los manzanos
se exportaban a mil leguas.

Eran tiempos de abundancia
con las cuadras más bien llenas,
y los árboles frutales
con manzanas y con peras.

El trabajo en cada casa
se sudaba hasta la cena,
pero el mismo te ofrecía
el salir de la pobreza.

Pasó el tiempo, inexorable,
borrón hizo y cuenta nueva,
de aquel cuadro tan austero
y tan lleno de belleza.

Hoy nos quedan los campanos
de las vacas mañaneras,
melodía de otros tiempos
con un aria de leyenda.

"...Campanillas agridulces
que sonais en la pradera,
¿dónde está vuestra arrogancia
y los versos del poeta?..."

Rafael Sánchez Ortega ©
24/12/16

lunes, 26 de diciembre de 2016

NO DEJES...


No dejes la ilusión en la ventana
que puede que se escape y que no vuelva,
consérvala muy bien y tan cercana
que nunca se te vaya ni disuelva.

No dejes, corazón, para mañana,
la dulce confesión que te devuelva,
al árbol del que pende la manzana
haciendo que tu alma se revuelva.

No dejes que se pasen los veranos
y lleguen los inviernos tan eternos,
procura controlar bien a tus manos
so pena de bajar a los infiernos.

"...No dejes que ahora lloren los ancianos,
por culpa de los yerros sempiternos..."

Rafael Sánchez Ortega ©
23/12/16

EXTRAÑO...


Extraño la canción que, en la mañana,
abría las ventanas de mi casa,
un ave, prisionera, entre barrotes
dejaba en mis oídos esos sones.

Extraño la mirada de la estrella,
aquella tan lejana y pizpireta,
eterna compañera de la luna
en noches silenciosas y de bruma.

Extraño la canción de los piratas,
la dulce sensación de la pizarra,
la tinta y el cuaderno con borrones
y el rato de lectura del Quijote.

Extraño la mirada siempre inquieta,
del niño y compañero de la escuela,
la sombra del ciprés, un tanto oscura,
y el barco navegando en la laguna.

Extraño la canción que me enviaban
los ojos, inocentes, sin legañas,
quizás con los profundos goterones
de lágrimas corriendo sin un orden.

Extraño la mirada de inocencia
dejada por las olas en la arena,
y luego me recreo en su bravura,
resaca deslizante y bien desnuda.

Extraño la canción de la sabana
y el cruce repentino de las garzas,
espero contener las tentaciones
y así sorber el beso de sus bordes.

Extraño la mirada tan alerta
de viejos alcatraces que se secan,
no sé si buscarán otra ventura
o sueños con los nidos de tortuga.

"...Extraño la canción y tu mirada,
y extraño la pupila de tu infancia,
aquella que excitó mis tentaciones
haciendo de aquel niño hoy, ya, un hombre..."

Rafael Sánchez Ortega ©
22/12/16

domingo, 25 de diciembre de 2016

ESPEREMOS QUE NUNCA...


Esperemos que nunca
se te olviden mis versos,
y con ellos la magia
de sus letras adentro.

Porque aquellos poemas,
que escribían mis dedos,
pronunciaban tu nombre
y llevaban mis besos.

Eran letras nacidas
al socaire del viento,
del nordeste y amigo
en las tardes de invierno.

Y buscaban tu cara
y también a tu cuerpo,
como así la figura
emanada de un cuento.

¡Qué bonita es la infancia
y en la misma los sueños!,
¡qué bonitos los días
con sus ratos eternos!

Cuando pienso, sonrío,
y al final me estremezco,
en los días con nieve
y en los charcos de hielo.

Con los dedos trazaba
multitud de deseos,
y escribía en los mares
y también en los cielos.

Campanilla que suenas
y que alteras mi pecho,
deja en mí tu sonido
que lo escucho y me duermo.

"...Esperemos que nunca
me reproches que tengo,
un poema pendiente
que escribí y que te debo..."

Rafael Sánchez Ortega ©
21/12/16

OIGO UNOS PASOS QUE LLEGAN...


Oigo unos pasos que llegan
y otros cansados que marchan,
mientras las nubes y el cielo
dejan prendida su estampa.

Esos que llegan con furia
son del invierno y su arpa,
que en este mes de diciembre
viene a dejarnos su nana.

Y los que marchan despacio
son del otoño que avanza,
para otras tierras sin nombre
donde un verano se acaba.

Pero me importa el invierno,
ya que mi puerta reclama,
la Navidad está en puertas
y hay que mirarle a la cara.

Mientras lo hago, la vida,
cruza cruel otra raya,
una estación que se acerca
y otra cumplida que escapa.

Pienso en las hojas caídas,
en los hayedos y acacias,
con sus mensajes dorados
que me brindaron palabras.

Sueños, sin par, repetidos
que como tales rebasan
la candidez de los hombres
y de los niños sin patria.

Ahora me llama el invierno
con sus barbudas nevadas,
y esas jornadas tan grises
con las crecientes legañas.

"...Oigo los pasos que llegan
y otros que dudan y paran,
quiero pensar que el invierno
es un jardín de la infancia..."

Rafael Sánchez Ortega ©
20/12/16

sábado, 24 de diciembre de 2016

ES UNA PENA...


Es una pena, supongo,
olvidar las tradiciones,
y ahora que llegan las fiestas
en la ausencia de canciones.

Hay silencio de zambombas,
villancicos y otras voces,
anunciando navidades
y también a los pastores.

Eso es cosa del pasado,
las carrozas y tambores,
de unos niños inocentes
que rumiaban los turrones.

Pero el tiempo que recuerdo,
era duro y para hombres,
que sacaban el trabajo
con nostalgia e ilusiones.

Y los seres pequeñitos,
esos niños, hoy mayores
conservaban la esperanza
y también las tradiciones.

Influencia de familias,
de costumbres y de roles,
con la página dorada
de poetas y escritores.

Yo no sé que habrá de cierto,
pero siento vibraciones,
de aquel tiempo ya pasado
que dejó, bien, sus acordes.

Chirimías de diciembre,
Navidad es a las doce,
tras pasar la Nochebuena
y comer los polvorones.

"...Es una pena, supongo,
ver pasar noche tras noche,
sin los sueños de la infancia
que animaban corazones..."

Rafael Sánchez Ortega ©
19/12/16

ENVIDIO LA LIBERTAD...


Envidio la libertad
de la tierna mariposa
que vuela a temprana edad
y va buscando la rosa.

Tiene porte y humildad
y en cada labio se posa,
dejando allí, sin maldad
su caricia sinuosa.

Eres libre y cantarina,
mariposa tempranera,
y con gracia sibilina
hoy procuras que te quiera.

"...Hay un ángel que ilumina,
mariposa, mi escalera..."

Rafael Sánchez Ortega ©
19/12/1
6

viernes, 23 de diciembre de 2016

PREGÚNTAME...


Pregúntame si soy un insensato
bebiendo de unos labios la cicuta,
quizás es un asomo de arrebato,
que trata de probar esa minuta.

Pregúntame si es fácil y barato
robar la quintaesencia, diminuta,
del beso que llegó, tan insensato,
dejándome la huella de su fruta.

Pregúntame si he sido detenido
por culpa de ese beso irreverente,
y puede que te diga quien ha sido
el verso y la pasión de ese relente.

"...Se debe preguntar a un malherido
qué parte del dolor está latente..."

Rafael Sánchez Ortega ©
18/12/16

jueves, 22 de diciembre de 2016

AVÍSAME...


Avísame si partes para siempre
y tratas de olvidar nuestros pecados,
no sé si llevarás en tu equipaje
las huellas que dejaron unos labios.

Si marchas sentiré como un vacío
del beso fugitivo y nunca dado,
la lava incandescente de las venas
corriendo sin parar hasta la mano.

Tus dedos trazarán unos dibujos,
quizás con unos versos hilvanados,
en ellos plasmarás lo que ahora sientes
y puede que, a la vez, tu desencanto.

La vida se compone de partidas,
momentos que se pasan en un rato,
llegadas de ilusión y fantasía
que luego se evaporan en un acto.

No hay frase que defina la derrota,
si acaso el corazón de los soldados,
aquellos que lucharon en trincheras
y luego se quedaron en el barro.

Espero que reencuentres la sonrisa
y luego la regales, sin dudarlo,
confío en la nobleza de tu alma
y sé que el vendabal lanza su daño.

Tú tienes un destino por delante
y debes intentar allí encontrarlo,
yo sé de las ausencias y las noches,
la eterna soledad de tantos años.

Por eso no te pido que renuncies,
si acaso que me avises con cuidado,
emprende tu camino hacia la vida
y trata de escapar de mis abrazos.

"...Avísame si partes para siempre
hermoso corazón, al que yo amo,
no importa si unas lágrimas furtivas
resbalan, con dolor, mientras te extraño..."

Rafael Sánchez Ortega ©
18/12/16

miércoles, 21 de diciembre de 2016

SE ACERCA LA NAVIDAD...



Se acerca la Navidad
y se nos marcha el otoño,
es algo que siempre pasa
y un año da paso al otro.

Pero paremos los pasos
mientras pensamos un poco,
para decirnos que sí,
que es realidad nuestro gozo.

La Navidad está aquí
para creyentes y golfos,
aunque también esta fiesta
es para ateos y sordos.

Creo que importa la gente,
desde los niños hermosos
a los abuelos y ancianos
que nos acercan su rostro.

Son unas fechas precisas,
un vendabal de retoños,
con sentimientos cruzados
y hasta un pelín religiosos.

Porque la historia y leyenda
cruzan sus guiños y ojos,
para sacar de los labios
tantos recuerdos y lloros...

...Tantas sonrisas pedidas,
en que se mezclan antojos,
con sempiternos suspiros
donde se cambian los cromos.

Hay las ovejas preciosas
a las que esperan los lobos,
y los rebecos por riscos
con su mirar tan nervioso.

"...Se acerca la Navidad
que es un momento de todos,
chicos, mayores, sin duda,
aunque el belén esté roto..."

Rafael Sánchez Ortega ©
17/12/16

martes, 20 de diciembre de 2016

QUIERO IMPACIENTE...



Quiero impaciente tocarte,
aunque te abrace en mi sueño,
porque soñar para amarte
es en mi pecho su leño.

Hay una llama que imparte
ese candor halagüeño,
esa pasión para darte
y que se cumpla mi empeño.

Quiero sentir tus latidos
y retener tu mirada,
para que así mis sentidos
calmen la sed silenciada.

"...Porque en los pechos queridos
hay una luna soñada..."

Rafael Sánchez Ortega ©
17/12/16

lunes, 19 de diciembre de 2016

LLEVA MI VERSO...



Lleva mi verso a tus labios
para obtener la victoria,
así tendrás en tus manos
lo que desea tu boca.

Dicen los libros muy raros
que amanecer no da sombra,
que son los árboles altos
los que dibujan su forma.

Pero mi verso preciado
tiene su letra redonda,
ya que rocé con mi brazo
a la libreta captora.

Era un batel en verano,
un cascabel en la ronda,
un perro gris y agraciado
para mi musa traidora.

Pero el batel del que hablo
tiene la quilla ya rota,
y el cascabel, sin el lazo,
anda esperando la hora.

El perro gris, sin embargo,
mueve curioso la cola,
sigue y persigue mis pasos
con su mirada llorona.

Dejo a la musa de largo,
toda vestida y preciosa,
porque es coqueta, lo hago,
aunque el poema le sobra.

Pero en conjunto, el relato,
va conformando la estrofa,
con unos versos salados
para escanciar la derrota.

"...Lleva mi verso despacio
a tu corpiño y tu ropa,
serán un beso soñado
y sentirás que eres otra..."

Rafael Sánchez Ortega ©
15/12/16

domingo, 18 de diciembre de 2016

RECUÉRDAME...


Recuérdame el poema de tu vida,
ahora, cuando busco la verdad,
permite que te alivie de esa herida
y puedas disfrutar la Navidad.

Sé bien que la galerna, no querida,
hirió tu corazón de gravedad,
por eso, con el alma compungida,
quisiera compartir tu soledad.

Quizás en esos versos que te pido
esté la solución a tu dolor,
tú guardas en el pecho, malherido,
la rosa y el clavel del desamor.

"...Qué fácil es sentirse agradecido
si entregas a quien amas nueva flor..."

Rafael Sánchez Ortega ©
14/12/16

sábado, 17 de diciembre de 2016

EL SONIDO DE UNOS PASOS...


El sonido de unos pasos
me conduce a tu palabra,
es la voz tan melodiosa
que cautiva así mi alma.

Es fontana cantarina
en precioso pentagrama,
y susurro que provoca
sensaciones muy variadas.

Yo te escucho en el silencio
de la calle y de la plaza,
mientras pasa tu figura
con su sombra que ya es larga.

Poesía irreverente
en la brisa que desplazas
y que llega hasta mi cuerpo
y estremece las entrañas.

Cae la tarde, mientras tanto,
y su estela que es dorada,
se entremezcla con la noche
entregándonos su magia.

Mientras tanto yo seguía
escuchando tus pisadas,
y tras ellas a tus labios
y el mensaje que enviaban.

Era un canto del otoño,
un concierto de las hadas,
un adagio de los bosques
a los elfos y montañas.

En los cuentos y en los niños
hay rocío que se palpa,
son suspiros y emociones
portadores de mil lágrimas.

"...El sonido de unos pasos
me sacó de aquella infancia,
envolviéndome los besos
que dejabas con tu gracia..."

Rafael Sánchez Ortega ©
13/12/16

viernes, 16 de diciembre de 2016

HE MIRADO LAS MANOS...



He mirado las manos manchadas
del obrero que vuelve del campo,
y he notado sus ojos serenos
admirando camino y sembrados.

Yo quisiera ser hoja liviana
y hasta brisa que roce sus manos,
y ser fuente, con voz cantarina
para dar y ofrecerle un buen trago.

Pero debo mirar en silencio
a ese hombre que pasa despacio,
que susurra, quizás, unas letras
de un bolero de tiempos pasados.

Ya se marchan al nido las aves
y se vuelve a su risco el milano,
con la luna que sale en el cielo
para el sol que despide sus rayos.

Y es el hombre, sutil paradoja,
el que surge del lodo y el barro,
el esclavo del mar y la tierra
y tomar ese pan tan ansiado.

Porque todo el que nace se muere,
aunque deba vivir muchos años,
con la cruz e ilusión en su frente
de vivir con sudor el trabajo.

Mas no debe perder la sonrisa,
aunque líe con prisa el tabaco,
y se fume el cigarro maligno
que le anuncian también los ancianos.

Es la vida, tal vez, lo que importa,
un suspiro y un grito a lo alto,
es la eterna canción del olvido
mientras vas al trabajo cantando.

"...He mirado las manos manchadas
y en las mismas he visto un retrato:
era Dios caminando sin prisa,
por oscuras veredas y atajos..."

Rafael Sánchez Ortega ©
12/12/16

jueves, 15 de diciembre de 2016

ESTÁS...


Estás en la locura de mis versos,
en ese carrusel de fantasía,
estás en los segundos de ese tiempo
que rozo con mis dedos tu barbilla.

Estás en la frescura de este cielo
que deja en el azul la propia vida,
estás en los latidos, que venero,
del tierno corazón que, en mí, palpita.

Estás en el jardín de la ignorancia
siguiendo mis pisada por la arena,
estás detrás de mí, por la mañana,
y sigues, sin parar, tras de mis huellas.

"...Estás con el amor que brota y llama
y quieres compartir con mi ceguera..."

Rarfael Sánchez Ortega ©
12/12/16

miércoles, 14 de diciembre de 2016

UNA VEZ SOÑÉ...


Una vez soñé que estaba
por la playa, en bicicleta,
¡vaya susto el de aquel sueño
aunque fuera sobre ruedas!

Porque sueños y pedales
son mal vistos en la arena,
y hasta ponen una multa
los polillas si te observan.

Es que perros y sillines
siempre alteran las mareas
produciendo mil resacas
en las olas altaneras.

Una vez soñé contigo
barcarola de novela,
y lo hice mucho tiempo,
siendo joven, sin cartera.

Eran años de pasiones,
de lujuria y de tormentas,
con cilicios tropicales
y cadenas y promesas.

Pero el tiempo no perdona
y se hicieron incompletas,
las misiones imposibles
de salir por peteneras.

Una vez soñé despierto
que tenía una trompeta,
y tocaba por las calles
pasodobles y saetas.

Sin embargo, de ese tiempo,
hoy recuerdo la escalera,
y el trompazo recibido
al caerme por su cuesta.

Fueron pasos y suspiros
tras la falda y unas piernas,
que nublaron mis sentidos
y me hicieron ir tras ellas.

Una vez soñé, soñando,
que era un pez en la pecera,
y nadaba y daba brincos
porque el agua no era buena.

Es que el cloro que tenía
daba un poco de candela
y hasta hacia que yo ansiase
el salitre y la sal muera.

Sin embargo en aquel sueño
tuve un ripio de tristeza,
unos dedos, sin caricias,
que me echaron a una espuerta.

Una vez soñé, dudando,
si podía ser poeta,
y escribí cientos de versos
a la luna y las estrellas.

Pero el cielo, que en silencio,
se reía de mis letras,
bostezaba y se dormía
al oír mis entelequias.

Eran versos malsonantes
con estrofas dormideras,
que arrancaban las sonrisas
sin picante y sin canela.

"...Una vez soñé... ¡qué extraño!,
(si es soñar, enhorabuena),
que vagaba por un bosque
y era el verso de un poema..."

Rafael Sánchez Ortega ©
11/12/16

martes, 13 de diciembre de 2016

SI PUDIERA...


Si pudiera robar un solo instante
de ese rostro feliz y su alegría,
sentiría el placer del caminante
al saciar a la sed del día a día.

Porque quiero tu risa tan constante
y también tu alegría hacerla mía,
para así dedicarte otro semblante
y decirte, a mi vez, que te seguía.

Es por eso que salgo en la mañana
a buscar el lucero tan querido,
y hasta espero que suene la campana
del reloj de la escuela, conocido.

"...A la vez, a esa hora tan temprana,
te daría ese beso prometido..."

Rafael Sánchez Ortega ©
11/12/16

lunes, 12 de diciembre de 2016

SOPLA EL AIRE CON LUJURIA...


Sopla el aire con lujuria
y me acerca así sus besos,
son suspiros de la brisa
y el nordeste tan inquieto.

Carantoñas otoñales,
arrumacos y deseos,
con salitre que se pega
cual perfume por el cuerpo.

Es la dulce fantasía
de los hombres y los sueños,
que se extiende por las almas
y que oprime nuestros pechos.

Es muy fácil ser gaviota,
con el aire que reflejo,
y también cerrar los ojos
como el niño de los cuentos.

Retornemos a la brisa
y a ese aire con sus dedos,
que son finos, como seda,
y se enredan en el pelo.

Tiene magia y tiene encanto
y hasta un poco de misterio,
ese beso que nos deja
el nordeste tan coqueto.

Nos desnuda lentamente,
acaricia seno a seno,
luego llega a las espaldas
que estremece con sus versos.

Y así llega en este día
la pasión y el embeleso,
a los niños y a los hombres
que un abrazo le pidieron.

"...Sopla el aire con lujuria
en la tierra y en el cielo
y yo soplo entre tus labios
mientras siento que te quiero..."

Rafael Sánchez Ortega ©
10/12/16

domingo, 11 de diciembre de 2016

SI ME FALLAN LOS AÑOS...


Si me fallan los años
buscaré tu sonrisa,
si los ojos se cansan
tú serás mi pupila.

Porque tienes paciencia
para ser ese guía,
la linterna que alumbra
mi camino y la vida.

Lazarillo uniforme
que caminas sin prisa,
y me vas animando
a seguir día a día.

A pisar lentamente
esquivando la esquina,
y la charca invisible
que tus manos evitan.

Tienes gracia y encanto
y te abraza la brisa,
que repartes conmigo,
mariposa querida.

Si te llamo sirena
quedarás sorprendida,
porque vas a la playa
y por ella caminas.

Si princesa te digo
me dirás que es mentira,
que no llevas diadema
ni tampoco precisas.

Es por eso que, entonces,
te diré que eres mía,
Cenicienta del bosque
con tu magia infinita.

"...Si me fallan los años
buscaré mi cuartilla,
porque en ella tú vives
mi feliz poesía..."

Rafael Sánchez Ortega ©
09/12/16

sábado, 10 de diciembre de 2016

PARECE QUE YA TAÑE UNA CAMPANA...



Parece que ya tañe una campana
mandando su sonido por los valles;
es fácil que la brisa nos confunda
y sean fantasías de la tarde.

Ya pasan los ganados a la cuadra
y dejan que la luz los acompañe,
se vuelven al techado y al pesebre
en busca de la noche interminable.

Los prados se quedaron en silencio,
inquietos por el paso de las aves,
arriba se despiertan las estrellas
y cruzan los aviones regulares.

Se posan los milanos en los riscos
y cruzan las urracas los maizales,
los cuervos montan guardia en los vallados
y el hombre se protege cuanto sabe.

Es fácil que sus piernas delicadas
aguanten malamente, y hasta fallen,
los pasos que debiera dar despacio
tratando de llegar hasta el garage.

Allí le aguarda limpio un cochecito,
cargado de ilusiones y de viajes,
regalos inocentes de una infancia
que trata de evocar en este instante.

La vida se despide con el día
y alcanza con la noche su viraje,
la eterna dualidad de luz y sombras
marcando la antesala del que parte.

No obstante no olvidemos la esperanza,
aquella que nos dieron nuestros padres,
la misma que llevamos con nosotros
haciendo compañía a nuestros males.

"...Parece que ya suena una campana
aunque es un diapasón el que ahora late,
la tierna campanilla de la vida
y el alma y corazón que tú soñaste..."

Rafael Sánchez Ortega ©
08/12/16

viernes, 9 de diciembre de 2016

CONFÍO...


Confío en las palabras seductoras,
también en las sonrisas muy sinceras;
confío en las pupilas soñadoras
que buscan por el mar a las sirenas.

Confío en el reloj que da las horas,
con finas manecillas muy ligeras
confío en que prosigan las auroras
velando mi querer y el que me quieras.

Por eso confiar es siempre hermoso
sintiendo el corazón latir con furia,
sacando de ese pecho tan furioso
el hambre y el deseo de lujuria.

"...Confío en que tu beso, silencioso,
alivie de mi alma su penuria..."

Rafael Sánchez Ortega ©
08/12/16

jueves, 8 de diciembre de 2016

VEREMOS COMO VUELAN LAS GAVIOTAS...


Veremos como vuelan las gaviotas
y luego corretean por la arena,
seguro que persiguen nuestros pasos
y buscan las figuras de las huellas.

Seremos como oscuros cormoranes,
pequeños alcatraces de mareas,
el flujo y el reflujo de las olas
y el manto inmaculado de unas velas.

Si acaso, con la eterna fantasía,
iremos de paseo en la trainera,
aquella que crearon nuestros sueños
hablando de marinos y sirenas.

Es fácil que lleguemos a una isla,
preciosa, solitaria y con palmeras,
entonces cerraremos bien los ojos
y luego dormiremos con presteza.

Quizás nos despertemos en la noche
por culpa de la luna y las estrellas,
que brillan y acarician sin descanso
los seres que dormitan en la tierra.

Entonces tomaremos con los dedos
el beso que la brisa nos entrega,
la dulce carantoña de la luna
y el halo inconfundible del cometa.

No importa si el invierno está cercano
y el frío se acumula por las venas,
estamos caminando sin sandalias
en medio de claveles y violetas.

Un mundo de ilusión el de la infancia,
el mundo de la tierna primavera,
aquel que no comienza ni termina,
haciendo que los niños se diviertan.

"...Veremos como vuelan las gaviotas
y dejan que se animen los poetas;
nosotros las veremos abrazados
y luego escribiremos un poema..."

Rafael Sánchez Ortega ©
07/12/16

miércoles, 7 de diciembre de 2016

POR UNA CARRETERA...


Por una carretera,
estrecha y de montaña,
marchaban dos amigos
a ver lo que encontraban.

Tras vueltas y revueltas
llegaron a una braña,
envuelta de misterio
por culpa de su fama.

Había en ese sitio
ganados y cabañas,
con árboles frutales
de peras y manzanas.

Decían los nativos
que allí no había nada,
tan solo fantasía
de lenguas y palabras.

Abejas y colmenas
arriba se estiraban,
y ovejas y carneros
lucían con las vacas.

Un fino interrogante
rompía tanta magia,
la pérdida de un niño
tras una caminata.

Algunos sostenían
que es cosa de las hadas,
de brujas de los montes,
de cuentos de zagalas.

Pero otros, en silencio,
al cielo le rezaban,
pensando en tantas simas
y ovejas descarriadas.

No sé si los amigos
todo esto lo aceptaban,
haciendo caso omiso
negando tal patraña.

Pero era algo evidente
la pérdida citada,
decían otras voces
bajando las palabras.

La prensa, aquellos días,
un tiempo dedicara,
hablando del suceso
y el niño que faltaba.

Pasaron muchas fechas,
con meses y semanas,
llegaron los inviernos
perdiendo la esperanza.

Un día, como tantos,
un niño abrió su alma,
y lo hizo a dos amigos
que allí vieron sus lágrimas.

Corría entre las nubes,
jugaba con las charcas,
y hablaba con los ciervos
de gnomos y batallas.

Entonces, sorprendidos,
al niño preguntaban
si no era fantasía
la escena presenciada.

Mas este, con la brisa,
al cielo se marchaba,
dejándoles mil dudas
y escenas no contadas.

"Por una carretera
se llega a la posada
y allí, los dos amigos,
cerraron sus pestañas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
06/12/16

martes, 6 de diciembre de 2016

HAS VUELTO...


Has vuelto, compañera de mis sueños,
volviste con la cara arrebolada,
traías en los labios la sonrisa
que habías conseguido con el alba.

Entonces me ofreciste tu silencio,
y yo lo recogí con una lágrima,
la perla que unos ojos de sirena
dejaron dulcemente por la playa.

Recuerdo tantos ratos del pasado
jugando por la arena tan dorada,
entonces susurraban nuestros nombres
los barcos que cruzaban la bocana.

Creíamos tener el universo
cosido en un pañuelo junto al agua,
pero algo se interpuso en el camino
del sueño y el sendero de la infancia.

Estábamos repletos de ilusiones,
de versos y de letras, "sin palabras",
eterna melodía de aquel tiempo
tan bello y fastuoso con su calma.

Jugábamos en parques y jardines,
en bosques correteando con las hadas,
subíamos colinas imposibles
a ver a las montañas con su falda.

Nos daba una emoción esa blancura,
de nieve transformando con su magia,
el traje inaccesible de las cimas
cubierto con un néctar de hojalata.

No sé como ocurrió, pero te fuiste,
volaste en una tarde hacia la nada,
dejándote los sueños y los juegos
anclados y guardados en un arca.

"...Has vuelto, Cenicienta de mis sueños,
la musa que animaba mis andanzas,
el faro que alumbraba los claveles
del verso y el candor que te extrañaba..."

Rafael Sánchez Ortega ©
05/12/16

lunes, 5 de diciembre de 2016

RUMOR DE HOJAS...



¡Qué bonito es el rumor de las hojas, al caer,
impulsadas por el viento!

Sinfonía indescriptible de una música sublime
que nos deja la surada.

Cuchicheos y suspiros que se quedan en el aire
y que vuelan al oído.

Una tierna melodía cuyo nombre no me importa.

Se relajan las neuronas y hasta el alma
se me ensancha, lentamente.

Llueven hojas de los árboles y parece que es la nieve,
quien anuncia su llegada, en los copos tan dorados.

Te recuerdo Cenicienta, en este instante,
y hasta pienso si estarás escuchando estos acordes.

Es el viento y es el árbol. Son los plátanos altivos
que dan sombra a la calzada.

Por su lado transitaron nuestros sueños muchas veces
y hasta fuimos a su lado, tras las nubes
que escapaban de las ramas.

Quizás oigas los rumores y susurros de mis pasos
que se mezclan con la lluvia y esa nieve que te cuento
tan dorada y tan hermosa.

Fue algo tierno que creamos "sin palabras"
y que luego compartimos en silencio.

Yo era un pobre Peter Pan caminando por los bosques
y añorando mil caricias de la vida.

Y te vi en aquella tarde tan callada y silenciosa
que venías a mi encuentro.

Me miraste, y nos miramos, con los labios
esbozando una sonrisa.

Nuestras manos se enlazaron y sintieron
el calor con que la sangre bombeaba
nuestros pechos.

Yo te dije, en mi silencio, "si era un sueño"
y tú, también, con tu sonrisa seductora
respondiste "sin palabras".

...¡Qué bonito es el rumor de los recuerdos
como hojas desprendidas que regresan
y acarician nuestras almas!

Es otoño y tú no estás, aunque pervives
y te quedas, para siempre, entre mis sueños.

Rafael Sánchez Ortega ©
04/12/16

domingo, 4 de diciembre de 2016

MARIPOSA DE DICIEMBRE...


Mariposa de diciembre
que me alegras el camino,
con tus alas agridulces
de ternura y colorido.

Voy siguiéndote en el vuelo
y recojo tus suspiros;
son mensajes que me dejas
y me dicen de ir contigo.

Yo te sigo, sin pensarlo,
reprimiendo los latidos
de este pecho que, en otoño,
se acelera como un niño.

Vas sin rumbo, alegremente,
entre zarzas y entre espinos,
a otros sitios y lugares
con tu vuelo indefinido.

Pero sé que tras las alas
hay un mundo que imagino,
y es el mundo de los sueños
con jardines infinitos.

En los parques y en las plazas
jugaremos muy unidos,
yo mirándote en el vuelo
tú invitándome a un castillo.

En el sueño dormiremos
y lo harán nuestros sentidos,
recobrando la cordura,
la ternura y el destino.

Y tus alas, tan cansadas,
malheridas y con frío,
pedirán que yo las bese
y las cubra de cariño.

"...Mariposa de diciembre,
con tu vuelo tan sencillo,
¿dónde vas?, no me abandones,
pues yo quiero estar contigo..."

Rafael Sánchez Ortega ©
03/12/16

sábado, 3 de diciembre de 2016

ACÉRCATE GATITO...



Acércate gatito de la infancia,
no temas aquel tiempo ya pasado,
recuerdo tu figura y elegancia
y el salto en la casita a su tejado.

Buscabas una mano en la distancia
y el roce de la misma en tu costado,
llevabas el bigote con jactancia
sabiéndote feliz y entusiasmado.

Los dedos de la mano que querías,
tenían perlesía del otoño,
y tú, entre esos dedos, te mecías,
haciendo con los mismos un coloño.

"...Eterna juventud, de tantos días,
que evoca un querubín, que no es bisoño..."

Rafael Sánchez Ortega ©
02/12/16

viernes, 2 de diciembre de 2016

PLANEABAS...


Planeabas, sin miedo, por la vida,
bajo un cielo de sueños y añoranzas,
eras libre, cual ave bien nacida
y tus alas trazaban esperanzas.

Yo veía la imagen preferida
y olvidaba murmullos y alabanzas,
era a ti, mi gaviota, tan querida
a quien iban mis versos y romanzas.

Porque tienes aquello que venero,
sencillez y ternura extraordinaria,
y es tu sueño ese sueño tan sincero
que persigue mi amor y mi plegaria.

"...Con tus alas escribes un te quiero,
corazón de gaviota legendaria..."

Rafael Sánchez Ortega ©
01/12/16

jueves, 1 de diciembre de 2016

ES...



Es, quizás, una extraña paradoja
releer esos versos, tan sagrados,
que tus dedos, del alma, los despoja
y en un cáliz coloca desnudados.

Es el pecho del hombre que se enoja
recorriendo con hambre los sembrados,
aunque luego una imagen infrarroja
le transmita tus besos tan ansiados.

Porque es la visión del caminante,
esa luz con que llega el nuevo día,
la pasión y el amor en cada instante
con que logra crear la poesía.

"...Y por eso el poema es tan brillante
porque tú le has sembrado de alegría..."

Rafael Sánchez Ortega ©
30/11/16

miércoles, 30 de noviembre de 2016

ATRÁPAME LA FLOR DE LA ESPERANZA...



Atrápame la flor de la esperanza
y ponla en tu cabello bajo el sol,
serás el diapasón y adivinanza,
la meta que persigue el caracol.

Si empleas esa flor, como alianza,
verás al caballero en un guiñol,
no temas de sus labios la romanza,
la eterna poesía y girasol.

Serás la damisela de unos sueños,
la dulce princesita, con candor,
aquella que leían los pequeños
del cuento de un humilde trovador.

"...A veces nos creemos, como dueños,
y somos marionetas de esa flor..."

Rafael Sánchez Ortega ©
29/11/16

martes, 29 de noviembre de 2016

DESCANSA TU CABEZA...



Descansa tu cabeza en la almohada
y rozo tu cabello de cristal,
lo beso con la lengua enamorada
que ansía tu caricia celestial.

Te veo tan desnuda y relajada,
cual tierna mariposa en un fanal,
tu cara, que es preciosa, sonrojada,
me ofrece una sonrisa original.

Te miro y te desnudo con mis ojos
y avanzo con mis dedos por tu piel,
tersura inigualable y sin cerrojos,
tus senos hoy me ofreces de papel.

"...Escribo entre los mismos mis antojos
que dejo con los tuyos y un clavel..."

Rafael Sánchez Ortega ©
28/11/16

lunes, 28 de noviembre de 2016

TE BUSCO...


Te busco, mi cuaderno, en la mañana
y veo tu ventana tan vacía,
que pienso que estarás como soñando,
vagando entre las sombras infinitas.

No sé porque tu ausencia me estremece,
y pienso en muchas cosas muy distintas,
en unas te imagino en la distancia
buscando por los campos margaritas.

En otras dormidito sobre el lecho
sacando de tus labios la sonrisa,
abriendo esos ojitos tan azules
con mezcla de azafrán y manzanilla.

Sonrío, en estos versos que he escrito
y pienso en el siroco y en la brisa,
es fácil que me afecten, de mañana,
y tome un parasol por campanillas.

Te busco, campeón de campeones,
cuaderno singular para mi tinta,
con hojas virginales que ya esperan
mis dedos, con que rocen tu cuartilla.

La seda singular de tu vestido,
el néctar donde surge la alegría,
allí donde se duermen tantas letras
y surgen rebosantes a la vida.

Me apeno por tu página, que en blanco,
espera la inocencia que transmitas,
el "hola", presuroso, en la mañana,
y el beso tan fugaz del medio día.

Respeto las razones que tú tengas
de estar hoy en silencio en tu buhardilla,
seguro que tu alma está en la calle,
jugando con el polvo y la arenisca.

"...Te busco, mi cuaderno, sin palabras,
y sabes tú muy bien lo que eso indica,
que te amo con pasión irreverente
y quiero tu latido y poesía..."

Rafael Sánchez Ortega ©
28/11/16

domingo, 27 de noviembre de 2016

SI BUSCAS LO IMPOSIBLE, EN LO POSIBLE...



Si buscas lo imposible, en lo posible,
serás un soñador a la ventura,
un alma para el bien, y tan sensible,
que el frío no respete tu armadura.

El mundo se convierte en invisible,
la vida un recorrido que tortura;
del día se ha fundido su fusible
y acaba en una noche muy oscura.

El alma se debate con los sueños
buscando entre los mismos la añoranza,
quizás como motivos navideños
que anuncien un invierno de bonanza.

"...Pero es el corazón de los pequeños
un Arca de Noé en su esperanza..."

Rafael Sánchez Ortega ©
26/11/16

sábado, 26 de noviembre de 2016

UN HOMBRE DISFRAZADO DE PAYASO...


Un hombre disfrazado de payaso
buscaba por la tierra su cordura,
quizás con el preludio del ocaso
que lleva sin remedio a la locura.

Dejemos al mendigo en el fracaso,
volvamos a la vida y su ternura,
sabemos que la misma es bien escaso
por eso la batalla siempre es dura.

Hagamos que este hombre en su demencia
no sufra los rigores del mañana,
ni tenga que pagar por la indecencia
del cuerdo con su alma tan humana.

"...Veamos en el hombre su carencia
y hagamos su batalla más liviana..."

Rafael Sánchez Ortega ©
25/11/16

viernes, 25 de noviembre de 2016

NO QUIERO SOMETER A TU VENTANA...



No quiero someter a tu ventana
al flujo y al reflujo de mis ojos,
ni quiero que entre el sol por tu solana
a dar vitalidad a los matojos.

Es fácil predicar en la desgana
hablando de personas y de piojos,
lo duro es pelear, a ver quien gana,
con vara de laurel y sin anteojos.

Volvamos a tus ojos soñolientos,
veamos con paciencia la ternura,
tratemos de captar los sentimientos
de un tierno corazón con su hermosura.

Es fácil que al final, con estos cuentos,
los locos recuperen la cordura.

Rafael Sánchez Ortega ©
24/11/16

jueves, 24 de noviembre de 2016

UN DÍA DE NOVIEMBRE...



Un día de noviembre,
aún en pleno otoño,
temblaban las palomas
y no por los palomos.

Llovía dulcemente
mojándonos los hombros,
y el cielo gris dejaba
noticias en los ojos.

La nieve estaba cerca,
quizás en los madroños,
puede que en las montañas
la vieran ya los potros.

Aviso del invierno
llegando presuroso,
sin nadie que le llame
ni quiera en su recodo.

Un día de noviembre,
quizás igual que otros,
buscaba tu pupila
y el labio en que me asomo.

El labio en el que beso
un ósculo de loto,
cargado de ternura
y néctar delicioso.

La lluvia, en los cristales,
venía por nosotros,
con ganas de mojarnos
haciéndonos más locos.

Afuera, en la campiña,
las aves, que yo adoro,
jugaban en los charcos
volando poco a poco.

"...Un día de noviembre
te vi con gran asombro,
dijiste que me amabas
y a mí me dio el siroco..."

Rafael Sánchez Ortega ©
23/11/16

miércoles, 23 de noviembre de 2016

ADMIRO DE TU CALLE...



Admiro de tu calle las aceras,
su capa siempre gris, el fino asfalto,
los árboles, amigos de los perros,
el tierno festival del bocinazo.

Admiro, como tú, los excrementos,
del can polifacético y el gato,
la mano que nos pide la limosna
atento a la guiñada del semáforo.

Pero es en las aceras de tu calle
que veo un cascabel en un caballo,
un niño va subido a la montura
y un padre le conduce paso a paso.

También hay canalones que destilan
el agua de la lluvia del tejado,
mojando, sin querer, a las farolas
que duermen bajo el paso de los años.

Balcones con macetas incrustadas,
tendales con ropajes y pingajos,
en unos los pañuelos y camisas,
y en otros camisones recatados.

Seguro que tras estas menudencias
había calzoncillos a destajo,
también sujetadores y bikinis
de hermosas mujercitas con sus lazos.

Volvamos a tu calle, nuevamente,
no quiero separar a tu retrato,
de aquellas jardineras tan bonitas
pegadas al jardín del boticario.

Había una cochera con solana,
un taxi que llegaba protestando,
un tigre en la pared de tu garaje
quizás como el anuncio de un reclamo.

"...Admiro de tu calle las aceras
y en ellas a tus ojos siempre claros,
los siento y los recibo en las pupilas
y luego me relamo con mis labios..."

Rafael Sánchez Ortega ©
22/11/16

martes, 22 de noviembre de 2016

NO SÉ SI LOS MAIZALES...



No sé si los maizales
esconden golondrinas,
me extraña que alli busquen
semillas y comida.

Si acaso sean sombras,
de hojas siempre vivas,
al menos en verano,
y alivio de la brisa.

Pero es que los maizales
son símbolos de vida,
de extrañas coincidencias
que van por siempre unidas.

Ocultan mariposas,
también a margaritas,
y a veces las alubias
que surgen de puntillas.

Por eso en esta tarde,
de otoño, que declina,
me quedo pensativo
pensando en esa rima.

La misma que hace tiempo
a Bécquer complacía,
llenándole de orgullo
plasmándola en su tinta.

Hermosas veleidades
dejó en su poesía,
con cuentos y leyendas
de mano de un artista.

Yo sigo mariposas,
alondras y abubillas,
persigo viejos versos
y duermo en sus pupilas.

"...No sé si los maizales
envuelven a los días,
y en ellos a los hombres
que sueñan y suspiran..."

Rafael Sánchez Ortega ©
21/11/16

lunes, 21 de noviembre de 2016

PASA LA VIDA...



Pasa la vida y se estremece el cielo
y ya repica, en el tambor, la guerra.
No veo signos, sobre el amplio suelo,
que estimulen para sentir la tierra,
solo penumbra, soledad y duelo
cuyo tormento, sin cesar, aterra.
¿Qué te puedo decir, me importas tanto,
que quisiera besar tu rostro santo?

Yo me consumo y fundo en el deseo
y siento en el reloj, que no es medalla,
ese tic-tac cruel que, cual correo,
me dice que comienza la batalla,
que siga al corazón, en el que creo,
y acabe con el odio y la metralla.
¡Pero sé que ese puñal cubre la herida
y arrebata, sin mas, la propia vida!

¡Si pudiera pasar el firmamento,
y alcanzar con mis dedos su ribera,
como hoja llevada por el viento
en un noviembre de ventisca fiera,
tendría, en mi poder, este momento,
consiguiendo su luz y adormidera
o esa señal del cielo con la uve
como broche de azul, sin una nube!

Marchar contigo y compartir reflejos,
unir a continentes tan distantes,
seguir a las alondras y vencejos
igual que a golondrinas, como errantes
compañeros que buscan, muy perplejos,
a las aguas del mar de la alegría
queriendo renovarlas cada día...

...Hace una noche ideal, brilla la luna,
siento el corazón latir ya preso,
evoco al Peter Pan que, con fortuna,
robó otro corazón con embeleso,
dejándole dormido en una cuna
para ir a despertarlo con un beso.
...Pero quiero escuchar, hablan  las flores,
quizás solo son eso más rumores.

Abandonemos el papel, la pluma,
el mar furioso que doliente ruge,
la quilla que se adorna con la espuma,
el palo del bauprés que firme cruje,
la triste soledad del hombre, en suma,
que aumenta el vendaval, y en él, su empuje...
"...Abajo dos amantes extasiados
se besan porque están enamorados..."

Rafael Sánchez Ortega ©
20/11/16

domingo, 20 de noviembre de 2016

SE ABRIGARON, DE PRISA, LAS PALOMAS...


Se abrigaron, de prisa, las palomas,
y también se amarraron las traineras,
por el fuerte preludio que anunciaba
que llegaba, con fuerza, la galerna.

Unos cielos cubiertos de negrura,
unas nubes con plomo entre sus cejas,
unas olas rompiendo muy furiosas
y en la playa dejando su violencia.

Se retiran las mesas y las sillas
del lugar que ocupaban en la acera,
y también se recogen los tendales
de la ropa secando y que flamea.

Son momentos de prisas y de nervios,
nadie quiere perderse unas monedas,
por dejar, confiado, sus haberes
al albur de los vientos que nos llegan.

Pero vuelvo, de nuevo, a las palomas
y hasta admiro su vida tan casera,
ya que van mendigando unas migajas
tras la sombra del hombre y de sus huellas.

Ahora buscan aleros y tejados,
ventanales que aguanten las tormentas,
ya que el viento que sopla va en aumento
y la lluvia que llora está muy cerca.

Con la proa y la popa bien ceñidas
la trainera descansa en las arenas,
a pesar de la música sin nombre
de ese viento que impulsa las mareas.

Ella está bien curtida por los años,
ya ha sufrido otras veces la violencia
de aguantar los furiosos temporales
y de ser redentora de mil penas.

"...Se abrigaron, de prisa, las palomas
y quedé admirando como vuelan,
hasta ver la trainera, que amarrada
suplicaba a los cielos su clemencia..."

Rafael Sánchez Ortega ©
19/11/16

sábado, 19 de noviembre de 2016

ENCERRADO EN EL MUNDO DE LOS SUEÑOS...



Encerrado en el mundo de los sueños
permanecen, gozosos, los poetas,
para aquellos su cárcel es preciosa
rodeada de versos y de estrellas.

Es, por eso, que siguen en su mundo,
en la bella locura de sus letras,
y responden con ecos y suspiros
a las frases, lejanas, que les llegan.

En su alma, que acosan nigromantes,
no hay cabida de cuerdos y quimeras
y si acaso se quejan los cipreses
es por falta de luces y linternas.

Pero sabe el poeta, que en el cielo,
hay arpegios y notas que le esperan,
y también en los ojos de los niños
y en los hombres que vagan por la tierra.

Es consciente del miedo y la locura
y también del amor y las fronteras,
y por eso recibe los mensajes
que la sangre transmite en nuestras venas.

Soñador de misiones imposibles,
corazón que rebosa sutileza,
así es el poeta que imagino
y dibuja su mano en un poema.

Porque hay soñadores que reciben
el mensaje que emite la prudencia,
y es la vida, tal vez, con sus pupilas,
la dadora y la sangre que se entrega.

Es la esencia que llega hasta el cuaderno
y el poeta recoge con su néctar.
para luego entregar a los lectores
ese caldo y cultivo que embelesa.

"...Encerrado en el mundo de los sueños,
él no es prisionero de cualquiera,
y lo saben sus ojos soñadores
y también, el poeta  en su inocencia..."

18/11/16