sábado, 12 de agosto de 2017

ESPERO, COMO EN LOS CUENTOS...



Espero, como en los cuentos,
a que, en la vida, me hablen,
las rosas de los jardines
y las hojas de los árboles.

Estoy seguro que, entonces,
entenderé las verdades,
como también las mentiras
que la vida nos regale.

Quiero escuchar las palabras
para entender esas frases,
donde hablarán del otoño
con cuchicheos de amantes.

Aunque también, es posible,
que lo que digan me canse,
al recibir las noticias
en condensados mensajes.

Las rosas dirán que quieren
unos dedos que las guarden,
que las tomen y acaricien
con candor y con donaire.

Puede que pidan un beso,
un abrazo interminable,
porque sus pétalos finos
tiemblan de frío en la tarde.

Las hojas, por el contrario,
susurrarán que me pare,
y que pase por la alfombra
de este suelo que es su calle.

Luego dirán que me eleve
hasta el cielo interminable,
donde otras hojas divinas
dejan amor y cantares.

"...Espero, como en los cuentos,
el milagro de escucharte,
de interpretar tu silencio
y vivir esos instantes..."

Rafael Sánchez Ortega ©
05/08/17

0 comentarios: