sábado, 22 de julio de 2017

ESCRIBIRÉ UNAS LETRAS...



Escribiré unas letras,
mientras camino por la playa 
y pensaré en ti, 
en la persona real y de ficción 
que se ha creado en mi cabeza 
y corazón, 
y añadiré unas gotas especiales 
de imaginación para soñar contigo 
y verte aquí y allí, 
en tantos sitios donde la poesía 
y las palabras enmudecen 
y dejan paso a la luz 
y al brillo de las perlas que se engarzan 
en tu cuerpo y tus sentidos. 

Seguiré imaginando y buscaré esa piel 
visible y sensible que se altera 
con el roce de la brisa de la tarde, 
ya que piensa en las caricias de unos dedos 
que caminan, y descubren, lentamente, 
los senderos de tu alma, 
esos puntos tan sensibles que allí existen 
y esa lava de pasión que allí se oculta 
muy celosa. 
También contemplaré, extasiado, 
esos hombros y ese cuello sugerente 
que se ofrece a la mirada 
y que rubrican unos labios temblorosos 
que suplican y suspiran mil caricias. 

Quizás siga recreando esta imagen 
con tu pelo alborotado por el viento 
y por mis dedos, muy nerviosos, 
mientras busco con mis labios a tus labios 
y los beso con pasión incontrolada.

A lo lejos nos contemplan las gaviotas de la costa 
y te saludan y te dicen que adelante, 
que no temas a la vida ni a sus gentes. 
Que eres libre y que es tu día. 
Es el día de romper tantas amarras 
y seguir hacia delante, 
sin mirar lo que atrás dejas 
y llevando solamente la maleta 
y el cariño que precisas, 
porque tú eres lo importante de la vida, 
y eres tú la "Campanilla" de los sueños, 
la que tiene que lograr al Peter Pan que te merezca,
ya que muchos solo buscan otra cosa 
y no a la niña que se esconde tras tu alma
de mujer.

Rafael Sánchez Ortega ©
15/07/17

0 comentarios: