sábado, 19 de agosto de 2017

PRONUNCIASTE MI NOMBRE...



Pronunciaste mi nombre
con candor y dulzura,
y no pude evitarlo
me llevaste a la cuna.

A la infancia lejana
con tu voz y ternura,
y a las nanas aquellas
espantando a las brujas.

Tú me hablabas de hadas
que miraban la luna,
paseando en los bosques
entre nieblas y brumas.

Me contabas historias
de zagales sin blusas,
trabajando en la tierra
y sacando su fruta.

Pronunciaste mi nombre
con tu voz tan segura,
y sentí tus palabras
otra vez como nunca.

Me llevaste a la vida
por senderos y rutas,
me enfrentaste al destino
con paciencia y sin lucha.

Hoy recuerdo ese tiempo
que no hace preguntas,
y me envía tus labios
y la voz vagabunda.

Esa voz que me envuelve
y me trae tu figura,
y los besos aquellos
de una infancia sin culpa.

"...Pronunciaste mi nombre
al pasar por la curva,
te miré y me miraste
y perdí la cordura..."

Rafael Sánchez Ortega ©
13/08/17

0 comentarios: