domingo, 2 de julio de 2017

ES MEDIA TARDE...



Es media tarde,
me invade la tristeza,
no sé qué hacer.
Si miro afuera
y busco en la distancia
no veo nada.
El sol me ciega,
deslumbra mis pupilas,
también mi alma.

Puertas adentro,
estancias solitarias
y soledad.
Cuartos vacíos,
suspiros en el aire
y algo de polvo.
Hay un susurro
del viento con la brisa
que ya se acercan.

Pero sus voces
aumentan mi tristeza
con su alegría.
Están de fiesta
ajenos a mi pena,
tampoco importa.
Pienso en la tarde,
tan bella y adorable
de aquel verano.

Porque el silencio
que había en nuestros labios
dejó un mensaje.
Y es el que ahora
de nuevo se encadena
a mis recuerdos.
Aquella tarde,
confuso y temeroso,
dije "te quiero".

Tú contestaste,
con voz alambicada,
"también te quiero".
Y hoy, otra tarde
con nieve por mis sienes
no sé qué quiero.
Quizás la mano,
el faro de tu puerto,
rozar tu pelo.

Quiero quererte,
princesa de mis sueños
y mis poemas.
No me abandones,
preciso tu mirada
para vivir.
Por eso lucho,
combato la tristeza
con la esperanza.

"...Es media tarde,
llegaron tus palabras
y soy feliz..."

Rafael Sánchez Ortega ©
27/06/17

0 comentarios: