sábado, 2 de septiembre de 2017

LA SOLEDAD Y EL SILENCIO...



La soledad y el silencio
no son buena compañía,
aunque a veces se agradecen
sus miradas y caricias.

Hay un hombre solitario
y carente de sonrisa,
el silencio lo acompaña
cada noche y cada día.

Es un hombre, como tantos,
de paseo en la campiña,
que contempla los albores
y silencios de la vida.

Lleva el alma atormentada
y cubierta de neblina,
esos ojos soñadores
que han cortado margaritas.

Yo quisiera preguntarle
por el viento y por la brisa,
en los mares tan lejanos
con traineras y barquías.

Pero quiero respetarle
en la tarde que termina,
y escuchar a las cigarras
que persigue con su vista.

Suenan ángeles del cielo
y parece fantasía,
el preludio de emociones
y resacas contenidas.

Unas nubes perezosas
por el cielo van sin prisa,
y nos dejan los caprichos
de la mano tan divina.

"...La soledad y el silencio
por el alma se deslizan,
como gotas de la lluvia
que estremecen las pupilas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
26/08/17

0 comentarios: