miércoles, 3 de enero de 2018

UNA CUARTILLA...



Una cuartilla espera que la escriba,
(yo pienso en la persona que me amaba),
que plasme la palabra decisiva
y deje suspirando a quien rezaba.

Ignoro si será muy objetiva,
(buscando aquel momento en que gritaba),
tratando de expresarse tan cautiva,
del verso adulador de quien soñaba.

Ya nace, sin querer, y va saliendo,
(el nombre de un instante tan ansiado),
el verso y el latido que voy viendo.

Y así se finaliza lo empezado,
(quizás sin entender, estar mintiendo),
al lápiz y al cuaderno tan callado.

Rafael Sánchez Ortega ©
03/01/18

0 comentarios: