martes, 6 de febrero de 2018

TE ENCONTRÉ UN BUEN DÍA...



Te encontré un buen día
buscando el silencio,
llevando tus pasos
despacio al desierto,
seguí tus pisadas,
volé tras tu vuelo,
y pude alcanzarte,
seguir tu sendero
y así, paso a paso,
llegamos al cielo,
el sitio tan lindo
que habitan los buenos,
y tú bella rosa
temblaste un momento
sentiste el rocío,
la noche y el hielo...

Te encontré un buen día,
te dije "te quiero",
miraste mis ojos,
tocaste mi pelo,
y entonces, temblando,
buscaste mis dedos,
los tuyos, de plata,
se ataron en ellos,
y fuimos felices
sentimos el cierzo,
la brisa encantada
que dejan los vientos,
el soplo divino
del labio travieso
que llega y que abraza
que arranca el deseo...

"...Te encontré un buen día
y nos fuimos lejos,
quizás sin destino,
a vivir los sueños..."

Rafael Sánchez Ortega ©
03/02/18

0 comentarios: