miércoles, 28 de febrero de 2018

YO QUIERO ESCUCHAR AL MAR...



Yo quiero escuchar al mar,
retener su sinfonía,
ese abrazo de las olas
y el candor de sus caricias,
porque el salitre que llega
es aroma que cautiva
con pasión de las galernas
y leyendas escondidas,
y es también esa gaviota
que pasea por la ría,
que se eleva sobre el agua
y que busca una barquilla,
porque luego, por la tarde,
sesteará mientras vigila,
con los ojos bien atentos
al marino por la orilla.

Yo quiero sentirte, Mar,
compartir las margaritas
una tarde, y otra tarde,
mientras miro tus pupilas,
y la luna seductora
llegará con su sonrisa,
a dar cuenta del momento
y a brillar en esta cita,
donde sobran los relojes
y se paran los tranvías,
porque el centro de la imagen
son las olas tan tranquilas,
es el mar que se adormece
al impulso de la brisa,
con los besos de mis labios
que tu nombre aquí musitan.

"...Yo quiero decirte, Mar,
que a mi alma estás unida,
y no quiero que me dejes
ni perder tu fantasía..."

Rafael Sánchez Ortega ©
24/02/18

0 comentarios: