sábado, 17 de junio de 2017

AUNQUE PASEN LOS AÑOS...



Aunque pasen los años
y se acerque el invierno,
es difícil que olvides
los susurros del viento.

Esa voz admirable
que llegó desde lejos,
y rozó las mejillas
y bajó por tus senos.

¡Qué suspiros sin nombre
arrancó de tu cuerpo
y también qué pasiones
con lujuria y deseo!

Porque puede que pasen
esos años inciertos,
de febril inocencia
y repletos de sueños.

Pero nada se acaba
a pesar del silencio,
ya que hay brisa marina
y salitre en el puerto.

Deja al viento que silbe
y acaricie tu pelo,
y que así te transmita
ese tinte moreno.

Es por eso que digo
que no olvides al cielo,
ese azul tan celeste
y que auyenta los miedos.

Esa luz que transmite
y nos manda en directo,
hasta el soplo divino
y el abrazo sincero.

Es la eterna esperanza
de encontrar a los versos,
y aspirar el perfume
de la tinta y los dedos.

"...Aunque pasen los años,
aquel roble tan viejo,
sentirá las caricias
que tatuaron tus besos..."

Rafael Sánchez Ortega ©
12/06/17

0 comentarios: