sábado, 30 de julio de 2016

ATRAPADA EN LOS SUEÑOS...



Atrapada en los sueños
caminaba y dormía,
una linda tortuga
por demás muy bonita.

Ella iba despacio,
poco a poco, sin prisa,
caminando adelante
por la arena amarilla.

Una ufana gaviota
la miró confundida,
y pensó que una roca
de las olas huía.

Aguzando los ojos
y afinando la vista,
comprendió que la piedra
era un ser que vivía.

Con su paso indolente
la tortuga era vida,
un caudal de emociones
y un nordeste con brisa.

Lo entendió la gaviota,
de las alas cenizas,
y moviendo su pico
le ofreció una caricia.

Un suspiro inaudible,
un latido y sonrisa,
con sabor a salitre
y las algas marinas.

Y allí van, paso a paso,
compartiendo sus cuitas,
la tortuga y gaviota,
compañeras y amigas.

"...Yo no sé si los hombres
buscarán día a día,
el valor de las horas
que se pasan olvidan.

Porque todo es ternura
y la vida distinta
si al Amor aceptamos
con sus rosas y espinas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
29/07/16

0 comentarios: