sábado, 25 de noviembre de 2017

CANTAN LAS OLAS SOMBRÍAS...



Cantan las olas sombrías
al acercarse a la playa
tras navegar por los mares
entre el salitre y las algas.
Son las sirenas dormidas
que se despiertan y cantan,
porque adivinan la tierra
y su conjunto de magia.
Es ese verso incompleto
donde los sueños descansan,
donde las almas se abonan
para encontrar esperanzas.
Es el poema y la vida,
en otra página blanca,
donde renacen los sueños
y se abandonan las lágrimas.

Cantan las olas, repito,
con su ternura y nostalgia,
en el romance perfecto
que le han legado las aguas.
Hablan de barcos y puertos,
de corsarios y de piratas,
con grumetes y princesas
peleando por su causa.
También cuentan de marinos
de la pesca con las cañas,
del besugo y la merluza,
en palangres con carnada.
Y así se van serenando
estos cantos y algazaras,
como ese suave murmullo
que destilan las tonadas.

"...Pero el cantar de las olas
es melodía que atrapa,
es el latir de un poema
en esta vida que pasa..."

Rafael Sánchez Ortega ©
18/11/17

0 comentarios: