martes, 2 de febrero de 2016

QUIZÁS ME SURJA UN POEMA...


Quizás me surja un poema
entre las sombras oscuras,
en la quietud y el silencio
de este hospital en penumbras.

Pero si nacen los versos
será cantando a la luna,
a esa carita de plata
con su brillante figura.

Será su luz y misterio
los que mis sueños dibujan
cuando la miro y le hablo
mientras con gracia me acuna.

Se está acabando el camino
y el más allá no se oculta,
pasan las almas rezando
y el temporal deja furia.

Cuánta quietud en la noche
y en las entrañas las dudas,
por resolver los secretos
de la verdad tan profunda.

¡Amor, amor, sin palabras...!
pide el poeta y su pluma,
como el infante en la iglesia
clama ante Dios su aleluya.

Pero los cuervos tan negros
grajan de noche con bula,
para aumentar los temores
y recordarnos las tumbas.

Por eso yo me estremezco
y siento sed y lujuria,
por alcanzar esa cima
llena de paz y dulzura.

"...Quizás me surja un poema
con estas rimas menudas,
aunque la noche me abrace
con su pasión y locura..."

Rafael Sánchez Ortega ©
Sierrallana, 28/01/16

0 comentarios: