miércoles, 7 de marzo de 2018

ERES AGUA...



Eres agua que baja de los cielos,
te conviertes en nieve 
que cubre las montañas; 
luego el sol te deshiela
y tus lágrimas se transforman en gotas 
que buscan el arroyo y el torrente
para llegar a los ríos que surgen 
entre riscos, y rompen las montañas,
te deslizan por valles 
y, sin prisa, te acercas al santuario de plata
donde te difuminas y te duermes, embriagada,
con salitre del mar
que allí te espera.

No te puedo retener
aunque, luego,
seas agua entre mis manos,
y un agua que se escurre y que se escapa
de mis labios sedientos,
pero eres libre y debo dejarte marchar,
perderte entre la bruma
y ver como te desvaneces, oh lluvia,
en el recuerdo.

Rafael Sánchez Ortega ©
02/03/18

0 comentarios: