viernes, 8 de enero de 2016

NO SÉ QUE DÍA ES HOY...


No sé que día es hoy, tampoco importa,
se mueve el calendario lentamente,
la lluvia nos saluda con sus gotas,
las nubes se disfrazan de corceles.

Por eso un laberinto trastornado
sacude los rincones de la mente,
se apoya en el olvido de los hombres,
también en la quietud de los claveles.

Eterna poesía el "sinsentido"
que abarca desde el mar a los cipreses,
las olas blanquecinas en silencio,
las hojas de los otros enmudecen.

Las horas van pasando sin descanso
y un halo de esperanza nace y muere,
el sol, tras los cristales, está huido
y el día no se altera, ni amanece.

No sé que día es hoy, tampoco importa,
quizás continuación de aquel de Reyes,
un día de ilusiones y esperanzas
un tanto marchitadas tras la fiebre.

Se bebe el consumismo gota a gota,
se vive sin saber lo que se quiere,
por eso decepciones y sorpresas
sacuden a las almas y a las mentes.

Los sueños han quedado abandonados,
la magia en un rincón con mil papeles,
y aquellas confituras infantiles
ancladas en rincones inocentes.

Un día volverán otras palomas
surgiendo de cabezas y de sienes,
y puede que con ellas, tantos niños,
recojan esos premios que merecen.

"...No sé que día es hoy, tampoco importa,
no busco la quietud de los laureles,
tampoco las migajas de una fiestas,
si acaso el beso fiel que tú me debes..."

Rafael Sánchez Ortega ©
07/01/16

0 comentarios: