miércoles, 6 de enero de 2016

YA SÉ QUE ES UN POCO TARDE...


Ya sé que es un poco tarde
para escribir una carta,
para pedir lo que quiero
en unas pocas palabras.

Pero soñar con los Magos
y evitar sus calabazas,
el carbón como castigo
y esa caricia que falta...

...Es algo que me estremece
y que me deja sin habla;
por eso busco el cuaderno
y una cuartilla muy blanca.

Escribo lo que me viene
a mi cabeza ya cana
para pedir imposibles
y ese juguete con magia.

Esa palabra y silencio
que llegue pronto hasta el alma,
con la sonrisa sincera
de la sutil esperanza.

Porque pedir por pedir,
pido la voz y mirada
de tantos ojos azules
que limpiarán sus legañas.

Ellos irán a sus ropas,
a sus zapatos y camas,
para mirar si entre ellos
hay ilusiones colmadas.

Unos juguetes tan solo,
unas ropitas, sin alas,
pero también unos libros
con sus hojitas doradas.

Quiero canciones que rimen
en sentimientos y entrañas,
y hasta esa voz y caricia
en las paredes y casas.

Quiero que rían los niños
y que sus padres aplaudan,
para vivir en un mundo
donde las guerras acaban.

Quiero pedir a los Magos
una poquita de gracia,
para sentir esos dedos
con su batuta encantada.

Quiero tan solo respeto
para el que sueña y trabaja,
para el que estudia y se esfuerza
por alcanzar su mañana.

"...Ya sé que es un poco tarde
y que el portal está en calma,
pero así y todo yo escribo
para los Magos mi carta..."

Rafael Sánchez Ortega ©
05/01/16

0 comentarios: