jueves, 7 de enero de 2016

UN LIBRO...


Un libro precisaba urgentemente
para dejar volar la fantasía,
para vivir la vida lentamente
y para sentir así  el día a día.

Un libro deslenguado, irreverente,
que lleve entre sus letras la alegría,
un libro solapado, solamente,
con algo de emoción y picardía.

Pero encontrar las letras precisadas,
la frase y la oración, en este enero,
es algo que recuerda marejadas.

Galernas de unas obras que venero,
eternas mariposas tan amadas
y letras rescatadas de un tintero.

Rafael Sánchez Ortega ©
06/01/16

0 comentarios: