martes, 24 de marzo de 2015

CUANDO SIENTO EL SUSURRO DE LAS ROSAS...



Cuando siento el susurro de las rosas
me estremezco de gozo y alegría,
hoy anuncian la nueva primavera
y también el mensaje de la vida.

Es difícil pasar inadvertido
y no ver y gozar tal maravilla,
porque el cuerpo, de pronto, se transforma
y hasta el alma parece que suspira.

Tantas plumas recuerdan estas fechas,
(y lo plasman muy bien en las cuartillas),
que es absurdo insistir en esta imagen
que se queda impaciente en las pupilas.

Solo quiero incidir en esas rosas,
esas flores que anuncian nuevos días,
ese tiempo cargado de esperanzas
que las rosas, temblando, simbolizan.

Cuando siento el susurro de las rosas
una brisa, sin pausa, me acaricia,
es un beso que viene de unos labios
y que el cielo celeste nos envía.

Yo contemplo las calles tan inquietas,
los hoteles cubiertos de cortinas,
las palomas buscando las migajas
y aquel hombre llevando su mochila.

Ya es el tiempo en que asomen los claveles
y también las hermosas margaritas,
en los campos verdean las praderas
y hasta asoman preciosas campanillas.

Es la magia que da la primavera,
el encanto de luz y fantasía,
con la nota del roble soñoliento
y del lirio y del río, en sus orillas.

"...Cuando siento el susurro de las rosas
me detengo a escuchar su letanía,
es tu mano quien roza mis cabellos
primavera, del alma, tan querida..."

Rafael Sánchez Ortega ©
19/03/15

0 comentarios: