jueves, 26 de marzo de 2015

¡QUÉ SILENCIO TAN PROFUNDO...!


¡Qué silencio tan profundo
en la noche que se acaba!,
los minutos van pasando
y se anuncia pronto el alba.

Hay ausencia de sonidos
y también de las campanas,
todo duerme, bajo el lecho,
de los cielos y las almas.

Hay silencio por las calles,
en jardines y en las plazas,
hay silencio entre los cuerpos
que ahora duermen en sus camas.

Pentagrama de ilusiones
que ya esperan el mañana,
con las notas discordantes
de pupilas encantadas.

Sin embargo, los silencios,
tienen formas escarlatas,
caprichosas fantasías
de mil tiempos de la infancia.

Carruseles de colores
con pegasos en sus tablas,
que dan vueltas y más vueltas
entre risas y algazaras.

Yo los veo en mi cabeza
y el silencio se me escapa,
entre notas de azahares
y perfumes de lavanda.

Es un canto tan profundo
que conduce hasta la nada,
y responde con silencios
a quien mira y a quien habla.

"...¡Qué silencio tan profundo
llega hoy de las montañas!,
en la noche que camina
con los sueños y las hadas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
21/03/15

0 comentarios: