domingo, 15 de marzo de 2015

UN COMETA ABANDONADO...


Un cometa abandonado
ha caído entre las zarzas,
ilusiones de los niños
que se rompen y se acaban.

Son las bellas fantasías,
desgajadas de unas ramas,
con las notas tan excelsas
de aquel viejo pentagrama.

Es la historia de la vida,
es el mar y las resacas,
pensamientos fugitivos
que se ven y no se alcanzan.

Un cometa abandonado
hoy he visto y no descansa,
porque está roto y deshecho
entre escajos y entre bardas.

Al mirarlo yo he sentido
un gran peso sobre el alma,
los suspiros y recuerdos
de algún vuelo con sus alas.

Eran tiempos muy felices
con los niños en la playa,
y castillos en la arena
al compás de las resacas.

Un cometa abandonado,
ha quedado entre las garras,
del olvido más profundo
con su tela destrozada.

Hay quien llora por recuerdos
y otros gimen de nostalgias,
más las lágrimas del niño
son la sal que tanto falta.

Son las bellas mariposas,
los susurros con el alba,
el tic-tac de los relojes
y la risa tan sagrada.

"...Un cometa abandonado
hoy remueve mis entrañas,
y me lleva a aquellos años
tan felices de la infancia..."

Rafael Sánchez Ortega ©
10/03/15

0 comentarios: