domingo, 8 de marzo de 2015

DÉJAME...


Déjame que escoja las palabras,
déjate llevar por mis suspiros,
piensa que la vida es un momento,
algo que al mirarlo ya se ha ido.

Déjame sentir las sensaciones,
deja de temblar y no de frío,
busca en tus pupilas el secreto
ese que esta cerca y va contigo.

Déjame mirar el horizonte,
deja que naveguen los navíos,
trata de escuchar a las sirenas
esas que en el alma dan cariño.

Déjame buscar las caracolas,
deja que se pliegue tu vestido,
quiero que la brisa te acaricie
con un beso ardiente y muy preciso.

Déjame seguir a las palomas,
deja que se arrullen en sus nidos,
vamos a tratar que las promesas
lleguen a las almas de los niños.

Déjame escribir, aunque no quiera,
deja que mis dedos tracen signos,
he de conseguir que las palabras
digan lo que quiero sin remilgos.

Déjame volar junto a la fuente,
deja que retenga lo que he visto,
tengo que lograr que tantos sueños
sean realidad en estos signos.

Déjame escuchar los corazones,
deja que yo aprecie sus latidos,
debo procurar que los silencios
sigan los dictados más sencillos.

Déjame mi Amor, entre la gente,
deja que camine sin permiso,
tengo que llegar hasta tu lado
quiero demostrarte que estoy vivo.

Rafael Sánchez Ortega ©
03/03/15

0 comentarios: