martes, 5 de febrero de 2013

ACUDO CON EL ALMA DESTROZADA...


Acudo con el alma destrozada
en busca de la paz y del sosiego,
allí, donde se juntan los caminos
y enlazan los suspiros y los sueños.

Ignoro que me aguarda en el futuro,
no sé si las tormentas y los vientos,
quizás los temporales y galernas
o puede que al final, sea el silencio.

Más llego con la herida en el costado
temblando y dolorido todo el cuerpo,
me sudan los espinos por la cara
con sangre derramada sin saberlo.

Me duele el corazón y no lo noto
y es algo tan terrible lo que siento,
que busco en el vacío y en la nada
el bálsamo y alivio de este fuego.

Ya sé que las palabras y las letras
se escriben y se dicen en el tiempo,
algunas se evaporan con el aire
y en otras se confirman los recuerdos.

Así, mientras razono, entre suspiros,
observo la ceguera de los cuerdos,
que intentan conseguir en sus locuras
aquello que es visible en los infiernos.

Se muere en la mitad de la tragedia,
se vive en la novela y en el cuento,
se sufre cuando miras a unos labios
y ríes cuando sientes a su beso.

Renuevan las celliscas el rocío,
las lágrimas que surgen van al suelo,
y un ángel reluciente con sus alas
recoge los diamantes con sus dedos.

Me queda retornar a los caminos,
volver a las cañadas y senderos,
en busca de la nube que furtiva
me marca mi destino entre los hielos.

Y grita el corazón, porque no quiere,
seguir este camino que es eterno,
en medio de mentiras y cloacas
de voces que confunden y dan miedo.

No quiere proseguir en esta vida
carente de ilusión y de deseo,
aspira a que la muerte le arrebate
y esparza sus cenizas por el suelo.

Pero algo le detiene, en un instante,
y un soplo del nordeste da un aliento,
se trata de una estrella que susurra
y deja en sus oídos un "te quiero..."

"...Acudo con el alma destrozada
en busca del amor, en el desierto,
más nada me recibe a mi llegada,
tan solo soledad, y más silencio..."

Rafael Sánchez Ortega ©
05/02/13

0 comentarios: